Celta

article title

Nolito, un revolucionario gaditano

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Toda revolución empieza desde dentro…Dolores y Manuel tuvieron 11 hijos y una treintena de sobrinos. Con una de las hijas en prisión, el sobrino fue hijo y el hijo, revolución. No habían regalos, ni balón, ni zapatos y faltaba comida. Había alegría y les sobraba. Así creció Manuel Agudo Durán, “Nolito” entre primos y abuelos. “Nos conformábamos con poco porque lo primero era comer y vestirse. Estoy contento de la familia que me ha tocado”  comenta el jugador en una entrevista publicada en el ABC.

Algaida de Sanlúcar, Atlético Sanluqueño, Écija Balompié, Valencia B, Barcelona B, Benfica, Granada y Celta. Aunque fue de todos, nunca fue de nadie, nunca tuvo dueño que condicionara su razón de ser. Libre como el viento, con identidad propia como la calle que le vio nacer. Nolito ha crecido con los años y acompañado de los suyos. El Celta de Berizzo se aúpa en los puestos de Copa de Europa y sobrevive de momento al ataque de los grandes con un Nolito audaz. Siete goles y cuatro asistencias en las primeras 12 jornadas de campeonato.

Datos de @OptaJoe el pasado 27 de Octubre. Agresivo

Datos de @OptaJose el pasado 27 de Octubre. Agresivo

Puedes sacar a un hombre de la calle pero nunca podrás sacar la calle de un hombre. Nolito es de esos. No es moldeable, acepta consejos pero no cambios. Entre tanto foco y estrella mediática, el jugador se sorprende. “No sé, yo no me veo jugando, es la gente la que me puede percibir distinto. Es un orgullo que se digan tantas cosas buenas de mí, pero tengo que seguir centrado”

El próximo miércoles se cumplirá un año de su estreno con La Roja, en Vigo frente a Alemania. Del Bosque quedabien, o al menos, eso parecía ser. El tiempo le ha dado la razón, no a Del Bosque, sino a Manuel, fallecido en 2008. Nolito podía vivir de esto.

 

Ayer en Alicante, fue suplente. En el descanso entró en detrimento de Andrés Iniesta y España ganó en alegría, identidad y verticalidad. Ha dado tres asistencias en sus primeros cuatro partidos con España. Cada vez más, ayuda al lateral. En ataque, nadie le ha cambiado, nadie le controla. Rompe, avanza y combina. A sus 29 años, no es ni el que viene ni el que está -de titular- y eso es un fallo. Ante Luxemburgo, Ucrania y este último, Inglaterra se ha demostrado de la valía del jugador y Del Bosque deberá arriesgar. España ansía la banda. Mario Gaspar, ayer nos hizo olvidar y Alba siempre cumple pero arriba ni el regate aparece y el gol se desvanece. Una cosa lleva a la otra, el regate te genera superioridad y desequilibrio y este, ocasión y gol. Nolito desde izquierda, no necesita mucho, solo tiempo. Un hombre pasivo y activo a la vez, conoce la calle, maneja los tiempos y siempre sorprende.   España necesita una revolución y qué mejor que empezarla desde Cádiz.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados