Fútbol inglés

article title

Noche épica en Old Trafford para acceder al G8

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

REDACCIÓN – Las circunstancias clamaban al cielo noche épica, noche grande de fútbol europeo en un Teatro de los Sueños que había vivido más pesadillas que sueños precisamente. El 2-0 de la Ida a favor de Olympiakos presentaba una situación nada cómoda, a la vez que épica, en Old Trafford. El Manchester United debía marcar un mínimo de dos goles para empatar la eliminatoria, y a partir de ahí soñar con una eliminatoria nueva.

Los griegos salieron más cómodos de lo esperado, debido a un dubitativo Manchester United que no acabó de asentarse sobre el césped en los primeros minutos. Quizás el guión del primer tiempo fue así. No dominaban los locales, pero el resultado al descanso era el perfecto, el que todo aficionado Red Devil había soñado. Dos errores defensivos de Olympiakos permitieron a los ingleses igualar la eliminatoria antes del descanso, gracias a un penalti (discutible) sobre van Persie que el mismo se encargaría de marcar, y posteriormente dejar rematar al delantero holandés dentro del área pequeña para colocar el esperado y ansiado 2-0 en el luminoso.

El reto estaba conseguido antes del descanso. La eliminatoria estaba igualada, y a partir de ahí, calma, esperar la reacción de un rival que había perdido el privilegio de la ventaja y que, entonces, debía modificar su planteamiento para intentar conseguir el pase.

Pronto dejarían claro los Red Devils que su glorioso historial no es fruto de la casualidad. Casi tras saltar al césped para la disputa del segundo tiempo llegaría el tercero. Van Persie, de falta desde la frontal, lograba el 3-0 y, entonces, cambio de guión, cambio de partido, y en la eliminatoria.

Ya no habría prórroga. El 3-0 deshabilitaba la clasificación griega, lo que les obligaba sí o sí a marcar un gol si no querían quedarse fuera. El paso de los minutos hizo que el conjunto de Míchel fuera ganando peso. Sin embargo, nada cambiaría, no llegaría el ansiado gol para los helenos, y la clasificación se quedaría en Inglaterra.

Quizás no haya sido el mejor encuentro del Manchester United, pero tres errores de Olympiakos (hay que sumar la posición de la barrera en el 3-0) permitieron a los de David Moyes lograr la épica, lograr una trabajada victoria que les permitirá estar en el próximo sorteo de 1/4 de Final.

Pese a la irregularidad de la temporada, pese a la mala imagen de la Ida, los Red Devils remontaron. Su gloriosa historia volvió a escribir una noche mágica, de las que se recuerdan, de las que se disfrutan desde horas previas. Nada que ver el Olympiakos de la Ida con el de la Vuelta, que pecó de inocente desde el primer tiempo y, evidentemente, acabaron pagándolo. Clasificación trabajada del Manchester United.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados