EURO 2016

article title

No gana quien más la tiene

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Óscar Sánchez | Lo sucedido desde 2008 hasta 2012 tuvo un fortísimo impacto en el mundo futbolístico. Hubo un antes y un después. Los locos bajitos, escogidos por Luis Aragonés, mostraron a Europa un estilo de juego muy vistoso, con muchísima personalidad, marcado por el fútbol de posesión y por la excelsa calidad técnica. La puesta en escena fue exitosa. España, 44 años después, consiguió de nuevo algo: la Eurocopa.

Guardiola llegó a Barcelona y se convirtió en uno de los entrenadores más laureados de la historia siguiendo la misma idea. Tenía las mejores herramientas para hacerlo y las conocía a la perfección. Dos Mundiales de Clubes, dos Ligas de Campeones, dos Supercopas de Europa, tres Ligas, dos Copas del Rey y tres Supercopas de España. Catorce títulos en cuatro temporadas. Casi nadie dudaba de la seguridad y la fiabilidad del estilo. Y entretanto, el Mundial de la Selección en 2010 y otra Eurocopa en 2012. La fórmula era clara: jugadores técnicos + posesión = éxito.JT + P = E.

Pero la fórmula no siempre se cumple, y es que se puede ganar sin ser el protagonista y dominador absoluto con el balón. Parece obvio, pero hay mucha gente que no lo acepta. Gente que considerará una victoria justa siempre y cuando el equipo vencedor lo haya hecho imponiéndose al adversario mediante el dominio de posesión. Como la España de los locos bajitos o el Barça de Guardiola.

El último precedente ha ocurrido en la Eurocopa de Francia con Portugal como selección campeona. Su manera de hacerse con el trofeo ha sido cuestionada. Porque sólo ganó un partido de siete a 90 minutos y porque su juego no encandiló a una amplia mayoría. Su posesión del esférico fue inferior a la del rival en octavos contra Croacia, en cuartos contra Polonia, en semifinales frente a Gales y en la final ante Francia. Pero ganó. Porque si el reglamento aún no ha cambiado, no gana quien más la tiene, sino quien más veces la mete. Y en ese sentido los de Fernando Santos estuvieron acertados.

Dos frases leídas en Twitter para la reflexión:
– “El único rato de la final donde se ha visto fútbol. Y hasta de la Eurocopa entera”, refiriéndose a Xavi Hernández en la entrega de la copa de la final de París.

– “Es casi sectario: o enamoras con un fútbol ofensivo y vistoso o tu triunfo no tiene valor. Una superioridad moral difícil de digerir”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados