Villarreal

article title

Nicola Sansone, talento para el Villarreal

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El mercado del Villarreal este verano tiene un ligero aroma italiano. El fichaje de Nicola Sansone, extremo del Sassuolo, ha sido una fuerte apuesta del conjunto de Castellón, cuyo traspaso ha cerrado en 13 millones de euros más variables dos temporadas y media después de su fichaje por los neroverdi.

Con este fichaje, el jugador nacido en Alemania e internacional con la azzurra por sus orígenes italianos da un gran salto en su carrera. Uno en el que el Submarino Amarillo y su consolidado proyecto le darán la oportunidad de jugar la Champions League hasta 2021, año hasta el que ambas partes han sellado su vinculación.

Los 35 millones de euros ingresados por el Villarreal con la venta de Eric Baily al Manchester United, han permitido al club de Castellón contar con la solvencia económica necesaria para afrontar el regreso a la Champions. Y es que con la llegada de jugadores de la talla de Pato, Cheryshev o Roberto Soriano –entre otros– y ahora la de Sansone, el Villarreal ha querido elevar el nivel de la plantilla para darle a Marcelino más y mejores opciones para encarar La Liga y la competición europea sin que el esfuerzo sea una excusa.

Con sólo 24 años, Nicola Sansone acumula ya un lustro en la élite. Su aprendizaje en el mundo del fútbol tuvo lugar en la cantera del Bayern de Múnich, pero fue lejos de tierras bávaras dónde el jugador explotó. Con Parma como puente aéreo para llegar al Sassuolo, en el conjunto neroverdi demostró ser un jugador excepcional, aunque siempre ensombrecido por Zaza y Berardi, jugadores con mucha mejor prensa que el muniqués.

Bajo las órdenes de Eusebio Di Francesco estás últimas dos temporadas y media, se ha visto la mejor versión del futbolista italo-alemán desde que es profesional. En parte, gracias a la propuesta de fútbol ofensivo y de control que el entrenador pescaresi profesa –algo similar a la de Marcelino–, que ha sacado a relucir todas las virtudes de un extremo cuya aportación en forma goleadora ha sido notable, con 20 goles y 15 asistencias repartidas entre la Serie A, la Coppa Italia y los dos partidos disputados de la Clasificación de la Europa League.

Es Nicola Sansone un jugador plurifuncional. Su posición natural, y habitual a las órdenes de Di Francesco en el 4-3-3, es la de extremo, más cómodo en la izquierda que en la derecha, desde dónde su capacidad de desborde se acentúa gracias a su magnífica habilidad para el regate y a su velocidad impulsada por su tren inferior. Y es partiendo desde el costado zurdo dónde la producción goleadora de Sansone adquiere un plus, que no es otro que el poder finalizar las jugadas con su pierna buena, la derecha, en las diagonales hacia dentro al palo largo o corto, o en su defecto con la zurda de disparo cruzado.

Pero no es el disparo en conducción una de sus mejores armas, sino su capacidad para asistir a sus compañeros. Sabe leer el juego entre líneas a las mil maravillas y su último pase en muy bueno. Un guante en la bota que también aprovecha a balón parado, tanto en lanzamientos de falta como en saques de esquina. Una dosis de talento en los metros finales de un jugador cuyo centro de gravedad bajo le hace esconder bien la pelota, dificultando el robo a los defensas contrarios.

El hándicap para Sansone es que en el Villarreal tendrá que trabajar más defensivamente de lo que hacía en el Sassuolo. Y es que a diferencia del 4-3-3 de Di Francesco –en el que los tres centrocampistas ayudan muchísimo, por no tanto de los extremos–, en el 4-4-2 de Marcelino deberá ayudar a su lateral para mantener la solidez defensiva en las acciones ofensivas rivales en las que lateral y hombre de banda ataquen el costado. Eso siempre y cuando Marcelino tenga guardada una de las bandas de su sistema para el jugador italo-alemán, dónde pelearía por un puesto con Samu Castillejo, Cheryshev y Espinoza. Y es que como mencionamos con anterioridad, Sansone es un jugador plurifuncional, pues puede actuar en ambas posiciones de banda, como delantero centro y, como parche, de interior en un 4-3-3.

Por ello, si la idea del técnico del Submarino es la de utilizarlo como delantero, en principio sería más de segunda punta que como ‘9’ puro. Más que nada por su baja estatura (1,73 metros) y poco físico para pelearse con los centrales. Y es que por detrás de jugadores como Soldado y Bakambu, veremos si también Pato, el ya ex del Sassuolo se sentiría más cómodo, con más movilidad y sin ser un jugador ofensivo posicional y estático. Así las cosas, formaría una dupla complementaria con cualquiera de sus compañeros, muy similar a la que lo son –salvando las distancias– pareja como la de Dybala y Mandzukic.

Con ello, Sansone ha supuesto ser, a falta de completarse la cifra en variables, el cuarto fichaje más caro de la historia del Villarreal, tan sólo por detrás de los 16 kilos de Nilmar y Soldado y los 14 de Roberto Soriano. Un desembolso importante para el club presidido por Roig, que ha permitido al muniqués dar el salto a la mejor liga del mundo en un equipo consolidado, ordenado y ambicioso. Un equipo cuyo objetivo con Nicola ha quedado claro por la cifra pagada, debe ser una pieza importante en este proyecto.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados