Argentina

article title

Ni Leo Messi es capaz de ganar para Argentina

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Argentina enfrenta un momento crucial en las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial de Rusia 2018 y solo su principal figura, Lionel Messi, parece ser capaz de revertir la situación del equipo.

El seleccionado argentino conducido por Jorge Sampaoli tuvo este martes una actuación decepcionante frente a Venezuela, el último en las posiciones de la competencia sudamericana, y apenas alcanzó un empate 1-1 gracias a un gol en contra.

Tras un buen primer tiempo, en el que Messi tuvo movimientos interesantes y protagonizó acciones de peligro, el equipo y el astro del Barcelona bajaron notablemente su nivel y encendieron las alarmas ante el riesgo de no alcanzar la clasificación mundialista. A falta de dos jornadas, Argentina está quinta, en posición de repesca.

“Messi se hizo cargo del partido en varios momentos. Tenemos que cambiar de aquí en adelante y saber capitalizar todo lo que él nos brinda”, comentó Sampaoli tras el duelo. El técnico admitió que le preocupa que Argentina “no haya podido aprovechar” a Messi, quien, a su criterio, estuvo en un nivel “por encima del resto”.

¿A quién le rezamos?“, preguntó hoy en su portada el diario deportivo “Olé” con una imagen, justamente, de Messi con las manos juntas a modo de plegaria.

Si Argentina se encuentra en riesgo aun con Messi en la cancha, el peligro de asistir al Mundial de Rusia se acrecienta cuando “La Pulga” no forma parte del equipo.

Messi disputó ocho de los 16 partidos de las actuales eliminatorias. De ellos, Argentina ganó cinco, igualó dos y perdió uno. Sin el astro nacido en Rosario, el seleccionado albiceleste apenas triunfo en uno, empató cuatro y cayó en tres ocasiones.

Además, con Messi en cancha, Argentina marcó diez de los 16 goles anotados en igual cantidad de partidos. Cuatro de esos tantos fueron obra del número 10.

Frente a Venezuela, sin embargo, Messi apenas tuvo dos opciones para convertir, ambas en un lapso de cinco minutos en el primer tiempo y ni siquiera tan claras: a los 41′ ejecutó desviado un tiro libre desde la puerta del área y segundos antes del descanso el arquero juvenil Wuilker Fariñez despejó al córner un remate de zurda arrojándose hacia la derecha.

En cuanto al juego, Messi intentó asociarse con Paulo Dybala, Mauro Icardi y Éver Banega, el socio principal que Sampaoli intentó encontrarle pero que muy pocas veces se pudo concretar.

En los primeros minutos se lo vio en una posición más de cercana al área rival que al centro del campo, por donde deambuló en el segundo tiempo.

Cuando por fin consiguió acelerar y llevarse rivales a su paso, no encontró con quién descargar el balón y terminó chocando con la defensa.

Sólo Ángel Di María pareció comprenderlo, pero el extremo del Paris Saint-Germain estuvo en el campo de juego 24 minutos porque se retiró, una vez más, lesionado.

Para llegar al Mundial de Rusia, un destino que todavía no aparece claro, Argentina necesita de Messi como un comandante en alta mar, pero “La Pulga” también precisa de un seleccionado con una tripulación ordenada y dispuesta a navegar.

Perú, el 5 de octubre, y Ecuador, cinco días después, serán los próximos dos puertos que deberá tocar Argentina, los últimos antes de saber si la expedición a Rusia es posible.e

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados