NFL

article title

NFL: ‘Pescar en río revuelto’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Si por algo se caracteriza la NFL es por ser una liga muy igualada en la que un equipo puede pasar de ser malo a bueno o viceversa en muy poco tiempo. Tanto es así que, antes de empezar la temporada, todo el mundo se aventura a hacer pronósticos partiendo de lo visto el año anterior y pocos aciertan. Y si hay una división que puede romper esos pronósticos, e incluso los que hiciésemos ahora, es la NFC Este.

Los grandes favoritos después de ver lo que su ataque hacía en pretemporada eran los Philadelphia Eagles. Chip Kelly había montado un equipo a su antojo cambiando a Foles por Bradford y montando un backfield diabólico con Demarco Murray, Darren Sproles y Ryan Matthews. Además, prescindió de sus dos guards titulares y su mejor receptor. A los Eagles les faltó darle las llaves de la ciudad a Kelly pensando en los éxitos que iba a darles. Dos meses después ya muchos dudan si llegará a final de temporada .

El juego de carrera está tardando en aparecer y el rendimiento de Demarco Murray en la primera parte de la temporada ha estado muy por debajo de lo que nadie podía pensar.  Aunque tiene bastante que ver que la línea ofensiva tampoco ayuda demasiado en este aspecto, lo que debía ser el principal arma del ataque de los de Kelly, puede acabar siendo su tumba.
 

 

Los Dallas Cowboys venían de hacer una gran temporada y habían conseguido mantener a Dez Bryant pero no pudieron hacer lo mismo con el nuevo RB de los Eagles. Además en defensa recuperaban a un jugadorazo como Sean Lee y parecían ser la gran alternativa a los de Philadelphia y un serio aspirante a los playoffs si no echaban demasiado de menos a Murray.

El problema llegó en forma de lesiones, de golpe se quedaron sin sus dos estrellas. Romo y Dez Bryant se perderían bastantes partidos y eso es un golpe muy duro para cualquier equipo. Más aun cuando tu QB suplente es del nivel de Brandon Weeden y te das cuenta que McFadden y Randle no se parecen a lo del año pasado. Cada semana sin Romo es una tragedia en Dallas.

Como cada año los New York Giants estaban ahí en medio sin contar para casi nadie. Pese a contar con receptores de la talla de Odell Beckham Jr y Víctor Cruz, no sabíamos a qué Eli Manning nos encontraríamos, si al que gana partidos o al que los pierde. Además, el backfield no daba mucha confianza y Spagnuolo parecía tener bastante trabajo con la defensa.

La cosa es que, exceptuando algún partido, los Giants están manteniendo un gran nivel en ataque. El juego de pase está siendo muy bueno, y eso que aún están sin Cruz. Hay que añadir que la defensa, pese a permitir muchas yardas, no es de las que más puntos reciben. En parte parecen los nuevos favoritos para la división, pero son un equipo de rachas y en un mes podemos estar hablando de una temporada desastrosa.
 

 
Y si la división os parece poco competitiva aparecen en escena los Washington Redskins. Un equipo que parecía estar destinado a tener el pick 1 del próximo draft después de otro verano pendientes de qué pasaría con RGIII y ver que el titular sería Kirk Cousins. No pintaba nada bien un equipo con una defensa a priori desastrosa y un QB mediocre dirigidos por un Jay Gruden que parecía estar en su última temporada en Washington.

Pero lo cierto es que están siendo una de las sorpresas agradables de este año. En ataque, la línea ofensiva está protegiendo muy bien a Cousins (que da para lo que da) y abriendo huecos para dos buenos RBs como son Matt Jones y Alfred Morris. Pero lo que más está sorprendiendo es la defensa. Joe Barry ha conseguido montar una unidad mucho más difícil de superar de lo que cabía esperar hace pocas semanas. Los Redskins seguirán últimos en las quinielas, pero van a vender caras cada una de sus derrotas.

Unos Eagles que no dan lo que se esperaba de ellos, unos Cowboys que se caen por las lesiones, unos Giants que dan una de cal y otra de arena, y unos Redskins que no estaban tan muertos como se pensaba. En la NFC no parece haber nada escrito y todos intentarán pescar en río revuelto.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados