NFL

article title

NFL – Las historias del Draft 2016

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras más de dos intensos meses viendo vídeos de jugadores, escuchando análisis y leyendo decenas de mocks, llegó el fin de semana del draft. Es increíble como una competición que dura 5 meses pueda tener a sus aficionados enganchados durante todo el año. La NFL ha convertido días como los de la Combine (donde los jugadores universitarios que se declaran elegibles realizan una serie de pruebas físicas y entrevistas con las franquicias) o los del draft en fechas para marcar en rojo en el calendario. La cantidad de información, publicidad y un número, cada vez mayor, de medios oficiales e independientes que se dedican en exclusiva a estos eventos, han provocado que la audiencia del draft tuviese, por ejemplo, el doble de audiencia en USA que todo un San Antonio – Oklahoma de playoffs de la NBA.

Más allá de analizar si los equipos eligieron bien o mal, algo que ahora mismo sólo podría hacerse valorando lo que los jugadores han sido en la universidad y analizando las necesidades que tenía cada franquicia (el análisis objetivo no podrá hacerse hasta dentro de2-3 temporadas), voy a hablar de lo que para mí fueron las tres grandes historias del draft:

Laremy Tunsil

El ofensive tackle de Ole Miss había copado el lugar más alto en la mayoría de los mocks, al menos hasta que Rams y Eagles decidieron apostarlo todo para subir a los picks 1 y 2 para escoger a sus quarterbacks. Se daba por descontado que sería el primer línea de ataque en salir, y no más allá del puesto 6, perteneciente a Baltimore. Pero 5 minutos antes del inicio del draft saltaron todas las alarmas, alguien hackeó su cuenta de Twitter y publicó un vídeo donde se le veía fumando marihuana con una máscara de gas. Esto hizo que muchos equipos decidiesen borrarlo de sus prioridades, entre ellos los mismos Ravens, que eligieron a Stanley, el supuesto número dos de la posición. Cuando los Titans subieron al 8, todos pensamos que era el momento Tunsil, pero la sorpresa fue que eligieron a Conklin, el tercero en discordia. Pasaban las elecciones y se comenzaba a temer lo peor, casi no podía aguantar las lágrimas mientras veía cómo las franquicias seguían pasando de él, seguramente fueron los minutos más duros de su vida. Finalmente, con el pick 13, los Dolphins escogieron al, para muchos, mejor jugador ofensivo del draft. Tunsil debe haber aprendido más durante esa hora que a lo largo de sus 21 años, y si es así, en Miami no tendrán que buscar un sustituto durante muchos años.

Jaylon Smith

En el mes de Enero, durante la celebración del último partido de la temporada de Notre Dame y último de su carrera universitaria, Jaylon se lesionaba la rodilla en una desafortunadísima jugada. El alcance de la lesión parecía más grave cada día que se acercaba el draft, y las filtraciones llegaron a decir que podía tener afectados los nervios de la rodilla, lo que hacía pensar que podría no volver a jugar nunca. En los mocks se veía caer del top5, del top15, a segunda ronda…y así hasta el punto de que parecía que ningún equipo tiraría un pick eligiendo a un jugador en esas condiciones. El segundo día del draft, los Dallas Cowboys lo seleccionaban con su segunda elección, la número 34 global. Las imágenes de Jaylon Smith recibiendo la llamada totalmente emocionado, rodeado por familiares y amigos, fueron las más emocionantes de la noche. Un dato a destacar es que fue, precisamente, el médico de los Cowboys quien diagnosticó la lesión, por lo que si lo han elegido tan arriba es que tan mal no estaba. Eso sería una de las noticias del año, y no sólo para Dallas, sino para cualquier aficionado al football.

Moritz Boheringer

moritzboehringer

A los que no hayáis estado metidos muy de lleno en esto del draft puede que ese nombre no os diga nada, es más, hasta hace unas semanas tampoco en la NFL lo conocían. La historia de este alemán es de lo más curioso. En 2010, “Mo Bo” descubrió el futbol americano viendo vídeos de Adrian Peterson, el jugador estrella de los Vikings, y se interesó por aprender a jugar. Ya en 2015, y tras formarse en el club de su ciudad, fichó por los Schwäbisch Hall Unicorns de la German Football League (competición de más nivel en Europa), uno de los equipos punteros de Alemania. Hasta aquí todo normal. La historia se pone interesante cuando, tras su buena temporada, recibe la invitación para acudir al Pro Day de la Universidad Florida Atlantic (cada universidad tiene los suyos y es donde entrenadores de NFL pueden ver a jugadores que no participaron en la Combine). Su impresionante exhibición física hizo que muchos equipos mostrasen interés en él y comenzase a sonar de cara al draft. Pero no termina aquí la cosa. Durante el último día, cuando se eligen a los jugadores de entre 4ª y 7ª ronda, Moritz fue entrevistado por Mike Mayock durante la retransmisión de la ESPN y reconoció ser fan acérrimo de los Vikings. Sólo 40 minutos después, Mike Zimmer (head coach de Vikings), llamaba en directo al comentarista de la cadena americana para anunciar que con la elección 180 (6ª ronda) los de Minnesota seleccionaban a Moritz Boehringer, receptor de la universidad de… Ah ¿que no os lo había dicho? Es el primer jugador en la historia que llega a la NFL directamente desde Europa y sin pasar por la universidad. Una historia de película…

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados