Se habla de:

NFL

article title

NFL – La tendencia es la defensa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La NFL es una competición de modas, y estas modas las suelen imponer los equipos que ganan, como es evidente. Cuando algo funciona lo normal es copiarlo, y es lo que ha ocurrido históricamente en cualquier deporte: el “tiki-taka” en el fútbol (sacrificando jugadores físicos por otros más técnicos para un mayor control) o el “small ball” en el baloncesto (jugando con quintetos pequeños y prescindiendo de pívots para jugar más rápido y con más tiro exterior) son algunos de los ejemplos más recientes.

Si repasamos los últimos equipos que han llegado a la Super Bowl, nos encontramos con Broncos y Panthers en 2015, siendo muy probablemente las dos mejores defensas del campeonato y, en el caso de Denver, la “gran culpable” del anillo. En 2014, los Patriots (pese a ser muy buenos en ataque) contaron con una secundaria fundamental para el título. Los Seahawks fueron los finalistas ese año, y venían de ganar el año anterior gracias a la espectacular temporada de “The Legion of Boom”, que hacía casi imposible batir a los de Seattle.

Esto no ha pasado desapercibido para las franquicias, que se han puesto a reforzar sus defensas como locos en las últimas temporadas. Y es que parece que un buen ataque te vale para temporada regular, pero sin una defensa en condiciones es muy complicado avanzar en playoffs. Ya los últimos años, hemos visto como jugadores de la talla de J.J. Watt o Ndamukong Suh firmaban contratos que superaban los 100 millones de dólares, algo impensable para todo jugador que no fuese quarterback hace 3-4 temporadas.

En la agencia libre de este año no hay grandes estrellas, pero sí muchos jugadores defensivos de buen nivel que pueden ayudar a reconstruir o mejorar defensas. Pese a esto, los contratos que han firmado algunos jugadores son mucho más altos de lo que se esperaba (pese al aumento 10-12 millones anual del tope salarial): Malik Jackson ha dejado Denver para firmar por 85.5 millones y 6 años con Jacksonville, Janoris Jenkins y Olivier Vernom han llegado a los Giants por 62.5 y 85 millones respectivamente (ambos por 5 temporadas), y también destacan las incorporaciones de los Raiders con Sean Smith y Bruce Irvin, ambos rozando los 40 millones en 4 años. Lo que deja una idea clara de que la parte defensiva es la gran prioridad para la mayoría de las franquicias hoy en día.

Pero no sólo es lo que nos deja la agencia libre, sino que el Draft 2016 parece venir repleto de jugadores defensivos. Pese a no haber muchos jugadores que lleguen con vitola de estrella en esta parcela, sí que hay mucha profundidad de jugadores que pueden ser titulares entre las rondas 1 y 3, así que seguro que veremos a muchos equipos eligiendo defensa en sus picks más altos. Aunque hemos visto que algunos como Jaguars, Giants o Raiders han apostado fuerte en la agencia libre, seguro que aprovecharán esta clase para seguir reforzándose en defensa, por no hablar de equipos como Saints, Browns, Buccaneers o Colts, que siguen necesitando un cambio radical en esa parcela si no quieren volver a elegir muy arriba en 2017.

Lo que está claro es que las prioridades han cambiado y, aunque seguimos estando en la “pass-happy league”, parece que la tendencia de moda es la defensa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados