NFL

article title

NFL – Justo a tiempo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Una de las cosas por las que está destacando este año la NFL es por su igualdad. Algo que, para muchos, se debe al bajo nivel de la gran mayoría de los equipos en ambas conferencias. Que cualquiera puede ganarle a cualquiera no es ninguna sorpresa, como tampoco lo es que un equipo pueda ganar a uno de los favoritos una semana y perder con uno de los peores la siguiente. Pero lo que sí es para mí una sorpresa es que equipos que hace un mes parecían un desastre total y estaban casi desahuciados,  comiencen a jugar bien y ganar partidos de forma sistemática.

Vale que los Seahawks parecen haber despertado y comenzado a sumar victorias, pero es algo con lo que casi todos contábamos. También que los Lions, después de dar la sorpresa de la temporada en Lambeau, han mejorado considerablemente, pero demasiado tarde. Incluso que a los Colts les ha venido hasta bien la lesión de Luck para coger una buena racha de la mano del veteranísimo Matt Hasselbeck. Pero no me refiero a ninguno de ellos.

Y es que hay dos equipos que, tras un comienzo de temporada horrible, están como un tiro. Hablo de los Kansas City Chiefs y los Houston Texans. Hace poco más de un mes, tras 6 partidos disputados, tan sólo sumaban 3 victorias entre ambos, siendo 1-5 y 2-4 sus balances a esas alturas. Y, aunque faltaba mucho por jugarse, las sensaciones que transmitían ambas franquicias de cara a acabar el año eran realmente malas. Desde entonces, los balances de Chiefs y Texans son de 5-0 y 4-1 respectivamente, dando un giro radical a sus temporadas.

Kansas City no es el equipo más divertido de ver, por no decir que sus partidos son soporíferos. Ver a Alex Smith pasando lanzando pases de 5 yardas a ese cuerpo de receptores donde sólo se salva Maclin no es que sea la repera. Aunque al menos tienen a Kelce, un TE estilo Gronkowski que merece la pena ver jugar. Además, perdieron a Jamaal Charles, el gran atractivo de ese equipo, para todo el año. Pues con todo esto, el ataque de los Chiefs es efectivo. Alex Smith no lanza una intercepción desde la semana 3, y es que, su misión no es ganar partidos sino no perderlos.

 

Porque con una defensa como la que tienen no necesitan meter más de 20-25 puntos para llevarse la victoria. Tamba Hali y, sobre todo, Justin Houston son dos especialistas en el arte del sack. Mientras que en la secundaria cuentan con Eric Berry que, poco a poco, vuelve al nivel al que nos tenía acostumbrados antes de su enfermedad. Además de tener a uno de los mejores FS de la competición, han acertado de lleno con el rookie Marcus Peters, que está demostrando ser el mejor CB de la promoción y tener condiciones para llegar muy alto.

El caso de los Texans es incluso más extraño. Porque aunque todo el mundo contaba con que el ataque no iba a ser gran cosa (menos aún tras la lesión de Arian Foster), nadie pensaba que la defensa fuese a estar tan mal como lo estuvo en las primeras semanas. Los problemas comenzaron muy pronto en Houston, ya que O´Brien nunca tuvo claro quién sería su QB titular y estuvo alternando a Hoyer y Mallet. Algo que no suele salir nada bien. Lo que lleva funcionando todo el año es Deande Hopkins, que se colado en la élite de los receptores con una temporada espectacular. Lo atrapa todo este tío.

Pero el cambio más bestia que se ha visto este año en la liga ha sido el de esta defensa. Una defensa que tocó fondo encajando 41 puntos en dos cuartos contra los Dolphins y que, a partir de ahí, se ha transformado en poco menos que un muro que encaja menos de 9 por partido. Y, pese a que pueda parecer que es culpa del amigo JJ Watt (del que hablaremos otro día porque no es normal lo que hace), lo cierto es que el de Wisconsin lleva todo el año a un nivel altísimo. Pero es que toda la defensa de Houston parece haberse puesto las pilas y es impresionante ver el nivel de agresividad con el que juegan. Ahora mismo dudo que haya muchos equipos que quieran encontrárselos en playoffs.

Cuando más decidida parecía la AFC salen de la nada estos dos equipos. Mientras los Texans están peleando con los Colts por llevarse la AFC Sur, los Chiefs llegan tarde para quitarle la división a los Broncos, aunque ambos están metidos de lleno en la pelea por la wildcard. Es un buen momento para entrar en buena dinámica y estos dos parecen haber llegado justo a tiempo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados