Se habla de:

Miscelánea

article title

NFL, análisis de la Ronda Divisional

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Segunda semana de post temporada en la NFL, y ahora sí, ya están todos los que son y llegamos a la que suele ser la mejor semana del año. Tras una primera ronda con pocas sorpresas entran en escena los gallos de la competición. Patriots, Seahawks, Packers y Broncos recibían respectivamente a Ravens, Panthers, Cowboys y Colts.

A priori, teníamos un partido casi sin historia en Seattle, unos Patriots y unos Broncos que eran favoritos en sus estadios y, por último, un Packers – Cowboys que prometía ser un espectáculo ofensivo con pronóstico incierto. Aun así, en las casas de apuestas la balanza se inclinaba siempre hacia los locales.

Especialistas a uno y otro lado del charco analizaban las claves de cada partido, cada estadística, cada jugador…pero esto, amigos, es football, son los playoffs de la NFL, y a un partido cualquier cosa es posible.

New England Patriots 35 – 31 Baltimore Ravens

Los Ravens pusieron en serios problemas hasta el final a unos Patriots que tardaron en entrar en el partido. Sobre todo su defensa, muy perdida en el primer cuarto, que veía como Forsett corría a sus anchas mientras Gilmore y Aikens adelantaban al equipo visitante. Reaccionaron bien los de New England que, con un TD de carrera y otro tras recepción de Amendola, empataban el encuentro.

Los de Baltimore conseguirían abrir una nueva brecha de 14 puntos en el marcador. Un Flacco en estado de gracias conectaba primero con el eternamente joven Steve Smith, y más tarde con el RB Forset. Pero los de Belichick igualarían por segunda vez el partido con un TD de Gronkowski y el segundo en la cuenta de Amendola.

Los Ravens se adelantarían una última vez con un FG pero Brady encontraría a Lafell para establecer el marcador definitivo. Flacco tuvo hasta dos oportunidades para obrar el milagro, en la primera lanzó una intercepción en un pase que no venía a cuento y, con el reloj a cero, lanzaría un Hail Mary a la desesperada que acabaría despejando la defensa de Patriots. No hubo milagro para los de Harbaugh.

LAS CLAVES:

1. El mal inicio de la defensa de los Patriots, que no conseguía parar la sangría que le estaban haciendo los Ravens con la misma jugada. Formación de carrera que se repetía y play action que ejecutaba Flacco para ganar yardas con suma facilidad.

2. La capacidad de los Patriots de sobreponerse a situaciones adversas remontando 14 puntos por dos veces. Cuando peor lo tenían, realizaron unos drives muy sólidos de la mano de Brady, ya que la carrera brillaba por su ausencia. 14 yardas en todo el partido. Desde la banda se las ingeniaron para dar la vuelta al partido.

3. La mala decisión de Flacco en los minutos finales. Tras un encuentro a un nivel excepcional, con menos de dos minutos en el reloj, en medio campo y en un segundo

down, decide lanzar una bomba a Torrey Smith con un CB pegado y un safety esperando el balón. Jugada que pudo haber cambiado el signo del partido.

LA JUGADA DEL PARTIDO:

Tercer cuarto, los Patriots pierden 21-28 y Brady tiene el balón en su yarda 48.

Pase lateral de Brady a Edelman, la secundaria de los Ravens se adelanta para cubrir una carrera de éste y el receptor multiusos de los Patriots lanza un sensacional pase a Amendola. Jugada fantástica de los de Belichick para empatar de nuevo el partido. Hay que tenerlos cuadrados para cantar esa jugada en esa situación. Chapeau!

Seattle Seahawks 31 – 17 Carolina Panthers

Partido en el infierno de Seattle donde los Seahawks partían como los grandes favoritos en el partido más desigualado de lo que llevamos de playoffs.

Defensas rocosas y muchos punts podría ser el resumen del primer cuarto, pero dentro de eso hay que destacar los dos turnovers de Cam Newton ante una gran defensa local. No perdonaron los Seahawks y Baldwin los ponía por delante.

Los Panthers comprendieron que su fuerte era el juego de carrera. Stewart, Williams, Tolbert y Newton castigaban por tierra hasta que este último conseguía encontrar a Benjamin en la End Zone. Poco duraría el empate, ya que en una espectacular recepción en una jugada de más de 60 yardas Kearse ponía el 14-7 en el marcador.

Aún habría tiempo para que los de Carolina acortaran distancias con un FG. Una gran acción de Lynch y un posterior FG de los locales fueron lo más destacable del tercer cuarto.

Los Seahawks aumentarían la ventaja gracias a Luke Willson, que entraba con facilidad en la End Zone ante la incapacidad de un Harper que no está para estos trotes. Un pick-six lanzado por Cam Newton acababa con el partido. Los Panthers maquillarían el marcador con el segundo TD de Benjamin.

LAS CLAVES:

1. La defensa de los Seahawks. Muy agresiva durante todo el partido forzando a Newton a cometer dos intercepciones (Sherman y Chancellor), que a punto estuvieron de ser tres si Thomas controla ese balón. Además forzaron dos fumbles, de los que consiguieron recuperar uno por medio de McDaniel.

2. Las lecturas de Russell Wilson, que acabó con 15/22 para 3 TD además de correr 7 veces para 22 yardas. Pocos pases y pocos riesgos, sólo pasaba si lo veía muy claro y sólo corría si lo veía muy negro. Uno de esos partidos donde lo hace todo fácil.

3. La gran diferencia entre los dos equipos. Si jugasen 10 veces, Seattle ganaría 9 y media. Los Panthers llegaron hasta aquí por demérito de los demás, el bajo nivel de sus receptores(salvamos a K.Benjamin) unido a la baja de Hardy en defensa los hace aún más inferiores si cabe a estos Seahawks

LA JUGADA DEL PARTIDO:

6 minutos para el final. Seattle acababa de anotar un TD y el partido estaba 24-10. Carolina tenía la posesión dentro de la Red Zone para recortar distancias. Cam Newton lanzaba buscando un primer down cuando se cruzó un espectacular Kam Chancellor interceptando el pase y corriendo 89 yardas para anotar el 31-10 y finiquitar el encuentro.

Green Bay Packers 26 – 21 Dallas Cowboys

El Domingo en Lambeu Field, los Packers que comenzaban el partido sólidos en defensa y con un buen Lacy en ataque. No tardarían en adelantarse tras un pase de Rodgers a Quarless. Los Cowboys no fueron menos y conseguían igualar a 7.

Volverían a anotar los de Dallas en una gran jugada de Williams tras pase de Romo, aprovechando así un fumble perdido por los Packers en un mal snap de Linsley. Con medio minuto para llegar al descanso Bailey fallaba un FG para los tejanos. Y tras una gran recepción de Cobb, Crosby ponía el 10-14.

Tras la reanudación, un fumble provocado extraordinariamente por Peppers, permitía a los Packers recuperar el balón y dejar la diferencia en un solo punto. Los Cowboys estiraban de nuevo el marcador con dos buenas acciones consecutivas de Murray.

Llegaríamos al último periodo con el partido muy ajustado tras un TD de Adams a pase de Rodgers, que lanzaría su tercero poco después para el definitivo 26-21.

LAS CLAVES:

1. Aaron Rodgers. Con un gemelo que sigue sin estar bien y cojeando ostensiblemente todo el encuentro, fue capaz de hacer un auténtico partidazo. 24/35 para 316 yardas y 3 TD. Casi se podría decir que ganó el partido él solito. Ese gemelo puede valer un campeonato.

2. La DL de los Packers. Ganaron la batalla a una OL que parecía intratable. Romo tuvo menos tiempo de lo habitual para lanzar, y lo más importante, mantuvieron a raya a Murray la mayor parte del tiempo. Cosa que no se antojaba fácil viendo su gran temporada.

3. La jugada de la discrodia. Con 26-21 en el marcador y los Cowboys en 4th&2, Dez Bryant hacía una espectacular recepción en la yarda 1 y McCarthy lanzaba el pañuelo.

Tras la revisión los árbitros daban balón a los Packers argumentando que Bryant perdía la posesión al caer. El jugador había dado hasta tres pasos antes de hacerlo. Incomprensible lo de esa regla.

LA JUGADA DEL PARTIDO:

Final de tercer cuarto. 13-21 en el electrónico y los Packers tienen el balón en la 46 de Dallas. Un Rodgers medio cojo ante un 3rd&15 para mantener a su equipo con vida. Recibe el snap, lanza, y encuentra a un Davante Adams en su mejor partido. El rookie gana la separación suficiente con el CB y, con un excelente quiebro, rompe a Wilcox para acabar anotando el TD.

Denver Broncos 13 – 24 Indianapolis Colts

Muy felices se las prometían en Denver viendo el inicio de partido de su equipo. Los Colts no conseguían ganar yardas y D.Thomas anotaba el primer TD del encuentro a pase de Manning, quien había llevado a su equipo hasta la 1 con un gran lanzamiento de 30 yardas. Fue la excepción en sus lanzamientos.

Herron empataba el partido iniciado el segundo cuarto y Freeman, en un jugadón defensivo de Newsome, recuperaba un fumble en campo de los Broncos. Los Colts aprovecharon la posesión para anotar su segundo TD por medio de Allen. Colquitt acortaba distancias antes del descanso con un FG, aprovechando una intercepción a Luck.

Comenzaba el tercer cuarto con un Colts enchufados que conseguían anotar de nuevo mediante un pase que Hackeem Nicks atrapaba en la End Zone. Luck volvía a ser interceptado en un pase largo, pero los de John Fox sólo conseguirían anotar 3 puntos. Manning ni estaba si se le esperaba.

Vinatieri, que anteriomente había fallado un FG, anotaba 3 nuevos puntos para los Colts con menos de 4 minutos para el final. No se movería ya el marcador y los Colts daban la sorpresa en Mile High.

LAS CLAVES:

1. El mal partido de Payton Manning. 26/46 para 211 yardas y 1 TD. Pero lo peor fueron las sensaciones, parecía jugar resignado, sabiéndose incapaz de poder hacer más. Demasiados pases largos, cuando sabemos que no está para eso, y una pobre conversión en terceros downs ¿Será su último partido?

2. Las dos caras de Andrew Luck. 27/43 para 265 yardas, 2 TD, 2 INT. Un QB capaz de hacer drives sólidos, pases increíbles, salir corriendo cuando es necesario y remontar partidos. Pero también capaz de jugarse pases sin sentido y no controlar el reloj, una necesidad de dar espectáculo que le puede costar partidos. Aun así, buena actuación.

3. Vontae Davis. El CB de los Colts defendió cada pase que iba a su zona o a su receptor. En un partido con muchos pases largos estuvo muy consistente y con algunas acciones muy destacables.

LA JUGADA DEL PARTIDO:

Final del tercer cuarto. Denver pierde por 11 y necesita convertir un cuarto down para recortar distancias. Manning le entrega el balón a C.J.Anderson que, con un gran movimiento, evita ser capturado por dos defensores. Comienza a correr y consigue aguantar un tercer placaje sin ir al suelo. Hasta 5 jugadores necesitaron los Colts para pararlo. Los Broncos no aprovecharon ese gran primer down, pero la jugada fue digna de esta sección.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados