Fútbol inglés

article title

Newcastle 2-1 Chelsea, fin a la imbatibilidad de los blues

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

José Manuel Delgado | @ToonSphera | El Chelsea llegaba invicto a St James’ Park en el partido que abría la decimoquinta jornada de la Premier League. En una semana en la que mucho se había hablado sobre las posibilidades de acabar la Premier League sin perder un solo partido emulando al Arsenal de Los Invencibles, el equipo londinense llegaba a un campo maldito para Mourinho: en 4 visitas había cosechado 2 empates y dos derrotas.

El Chelsea se presentaba en el partido con la vuelta de Diego Costa y la única ausencia notable de la roca serbia Nemanja Matic al que sustituía John Obi Mikel. Desde muy pronto el equipo de Mourinho se hizo con el dominio del partido frente a un Newcastle muy replegado que cuando robaba el balón apenas tenía efectivos en ataque para poner en apuros a la defensa blue. El dominio del Chelsea se tradujo en peligro cuando empezaron a entrar en acción sus jugadores más desequilibrantes en la línea de tres cuartos y le dieron velocidad a los ataques. Hazard y William protagonizaron las ocasiones más claras y sobretodo el brasileño en un par de ellas estuvo a escasos centímetros de inaugurar el marcador.

La tendencia cambió pasada la media hora de partido. El Newcastle empezó a tener un poco más de posesión y consiguió estirarse y llegar con cierto peligro al área del Chelsea aunque generó pocas ocasiones. La más importante un mano a mano de Colback tras una gran asistencia de Ayoze que sacó Courtois con un pie milagroso.  Todavía habría tiempo para una ocasión más del Chelsea que casi acabó con el gol de la jornada en una chilena de Oscar. Con empate a cero se llegaba al descanso y con la sensación de que habría partido y el Newcastle plantaría cara.

La segunda parte vería el debut del portero Jak Alnwick en partido oficial con el Newcastle por lesión de Elliot y acabaría siendo decisivo en el tramo final de partido. El Chelsea volvió a empezar mandando en la segunda mitad pero fue el Newcastle quien logro adelantarse. Pardew introdujo a Papiss Cissé en el campo por Cabella mandando a Ayoze a la banda derecha y la sustitución tuvo efecto inmediato porque a los pocos minutos fue el delantero senegalés quien abrió el marcador aprovechándose de un error en el despeje de Cahill tras una internada de Ameobi  por la banda izquierda.

A partir de aquí Mourinho decidió poner toda la carne en el asador e introdujo a Schürrle, Drogba  y Filipe Luis para intentar dar la vuelta al marcador. Comenzó entonces una resistencia casi heroica del Newcastle metido en su propio área y con el capitán Coloccini como gran estandarte de la defensa magpie frenando a Diego Costa. En esos momentos de total dominio del Chelsea llegaría el segundo gol de los locales. Ayoze y Sissoko llevaron magistralmente una contra que tras un semifallo del francés acabó por mandar a gol otra vez Papiss Demba Cissé en el minuto 78.

Los 18 minutos restantes, incluidos los 6 de añadido, se jugarían íntegramente en las inmediaciones del área defendida por Jak Alnwick, situación que se volvió más peligrosa tras la merecida expulsión de Steven Taylor en el minuto 81. El portero debutante se mostró muy seguro en todo momento excepto en la acción del gol de Drogba que pondría aún más emoción al final del partido. Llegó tras una falta botada por Cesc Fábregas que sumó así una nueva asistencia.  Hasta el pitido final  el Chelsea dispuso de muchas llegadas y centros al área y de una gran ocasión de Diego Costa que también dejó en nada el joven portero.

Así pues el Chelsea de Mourinho ya no puede soñar con repetir la hazaña del Arsenal del 2004. Tuvo que ser en Newcastle, campo maldito para el técnico portugués, frente al ciclotímico equipo de Pardew donde se sellara la primera derrota del cuadro blue.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados