Se habla de:

Champions League

article title

Neuer y Özil: del colegio a la mina y la búsqueda del oro

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El enfrentamiento de octavos de final de la Champions League trae un duelo muy especial. Esta eliminatoria enfrentará a dos ciudadanos ilustres de la ciudad minera de Gelsenkirchen, en el estado de Renania del Norte-Westfalia. No son otros que Manuel Neuer y Mesut Özil, compañeros en el equipo del colegio y componentes de la cantera del Schalke 04, el club más importante de la ciudad donde nacieron.

Tras el colegio, mientras el portero entraba a los cinco años en la cantera del conjunto del Veltins-Arena, el mediapunta pasó por varios equipos pequeños de la ciudad para acabar en el Rot-Weiss Essen, club del mismo estado en el que permaneció durante cinco temporadas. De allí, al equipo minero. La primera temporada de los dos amigos en el primer equipo fue con Mirko Slomka en el banquillo. A pesar de que en el inicio no fueron titulares, el portero tardó muy poco en hacerse con la titularidad. Frank Rost se veía relegado a un segundo plano tras las buenas actuaciones del joven guardameta, que hizo su debut en la liga en la segunda fecha de la competición. Özil, que es dos años más joven, sí debutó en la jornada inicial, en la que tuvo diez minutos, tras sustituir a Hamit Altintop.

Neuer y Özil, juntos en un once del primer equipo del Schalke 04

El conjunto minero acabaría perdiendo aquella Bundesliga en la penúltima jornada, tras caer en el derbi ante el Borussia Dortmund por 2-0, con ambos futbolistas en el once titular. El equipo se había colocado como líder en la jornada 20ª y se mantuvo ahí hasta la penúltima fecha, en la que la victoria del Stuttgart en Bochum le relevó al segundo lugar. Mientras Neuer se hacía definitivamente con el puesto de portero titular, Özil nunca llegó a entrar en los planes de manera fija, sino que jugaba algunos de los partidos como titular. Sus caminos se separaron con la llegada del año 2008. En el mercado invernal, el Werder Bremen pagó poco más de cuatro millones de euros por una de las jóvenes promesas del fútbol alemán y decidió marcharse. En la segunda vuelta, en la visita del Schalke 04 al Weserstadion, Thomas Schaaf dio a Özil cuatro minutos, sustituyendo al brasileño Diego, en un encuentro que los locales vencieron por 5-1, en el que Manuel Neuer recibió la mayor cantidad de goles en contra desde su debut.

Después de Özil haber cambiado de equipo, los compañeros de clase se juntaron, de nuevo, en un gran torneo, en la Eurocopa sub-21 de 2009, torneo en el que salieron campeones tras encajar solo un gol en cinco partidos, goleando a Inglaterra en la final por 4-0, con el actual jugador gunner como autor de uno de los goles. Ese título continental fue el primero que ambos jugadores celebraron juntos. Ese fue también el primer gran título conquistado por la generación de oro alemana del siglo XXI.

El equipo sub-21 alemán recogiendo el trofeo de campeones en 2009

Afrontaban una nueva temporada tras aquella conquista y los números de ambos habían mejorado. Özil era titular en Bremen, en el año que más goles ha marcado (10) y en el que más asistencias ha repartido en su carrera (30), sumando todas las competiciones. Llegaba la 33ª fecha del campeonato y el Schalke 04 había asegurado la segunda plaza del campeonato, sacando siete puntos al Werder Bremen, a falta de seis por disputar. Özil visitaba el Veltins-Arena una vez más, Los dos amigos fueron titulares y, en esta ocasión, Mesut pudo marcarle a Neuer. Fue el gol que abrió el marcador. Venció el equipo visitante, que se acercó a su rival en la clasificación.

Leer más: Así fichó Metzelder a Raúl para el Schalke 04

De allí a Sudáfrica. En el Mundial de 2010, gran parte de la generación que fue campeona de Europa Sub-21 en 2009 fue convocada por Joachim Löw para disputar el primer mundial disputado en el continente africano. Acabaron en tercer lugar, tras vencer a Uruguay en la final de consolación. Ese verano, el mediapunta volvería a cambiar de equipo y Neuer comenzaría su última temporada como futbolista minero. Özil recalaría en el Real Madrid. Aquel año estuvieron cerca de enfrentarse en una final europea. Tanto Schalke 04 como Real Madrid llegaron a semifinales de la Champions League, pero cayeron eliminados ante FC Barcelona y Manchester United. Una pena.

Tardarían un año en volver a verse las caras. En la siguiente edición de la Champions, también en semifinales, los destinos de los dos chavales de Gelsenkirchen se volvieron a juntar. El sorteo deparó un enfrentamiento entre el Bayern München (el nuevo equipo de Manuel Neuer desde esa temporada) y el Real Madrid, con la ida en el Allianz Arena. Ese día la victoria sería para el portero, ya que los bávaros vencieron por 2-1. Sin embargo, el único gol del equipo español lo marcó Mesut, a placer, tras una contra y una parada de Neuer. En la vuelta el Real Madrid acabaría forzando la prórroga y jugándose el pase a la final en los penaltis. A Özil lo habían sustituido en la segunda parte del tiempo extra y Neuer participó en la tanda en la que el conjunto alemán venció por 1-3. Ese mismo año, la final la acabaría perdiendo el Bayern, también desde los once metros, con Manuel Neuer como uno de los lanzadores. Marcó el tercero y ponía la ventaja de 3-1 a favor de los suyos, pero acabaría venciendo el Chelsea por 3-4.

Saludo entre Neuer y Özil previo a un duelo de Champions

Tras aquel duelo de Champions, de nuevo la selección serviría de excusa para unirles. Se iba a disputar la Eurocopa de 2012 en Polonia y Ucrania y Löw volvería a contar con ambos futbolistas en su lista definitiva. Una vez más se quedarían a las puertas de una final, ya que perdieron ante Italia por 1-2 en la penúltima ronda. Ambos canteranos mineros acabarían formando parte del equipo ideal del torneo. Y Özil, además, elegido en dos ocasiones como MVP de un partido. Después de aquel partido tardaron dos temporadas en volver a verse las caras. En los octavos de final de Champions de la temporada 2013/14, con Mesut Özil ya como jugador del Arsenal, el sorteo caprichoso había vuelto a enfrentarle a su amigo de la infancia. Un derribo en el área de Jerome Boateng sobre el propio Mesut dejaba a los dos, Manuel y Mesut, cara a cara. Neuer detuvo el penalti con la mano derecha, despejando el balón.

Nuevamente, el portero le ganaría la batalla al centrocampista y lo dejaba fuera de la máxima competición continental. Sin embargo, las semifinales y el Real Madrid volverían a cruzarse en el camino de Neuer y, esta vez, acabaría pasando el equipo español. Una vez más, los amigos del colegio se verían las caras para, tiempo después, reunirse gracias a la selección. Pero, en esta ocasión, con éxito. El destino fue Brasil y el resultado: campeones del mundo. Durante la temporada eran rivales, pero en las convocatorias de la selección se volvían a juntar para recordar los viejos tiempos y luchar por un bien común, el ganar títulos para su país. Lo hicieron en 2009, con el título continental Sub-21 y lo repitieron en 2014, conquistando el Mundial.

Tardaron luego un par de temporadas en verse las caras. Arsenal y Bayern München fueron encuadrados en el Grupo F de la Champions 2015-16, junto con Olympiakos y Dinamo Zagreb. El equipo inglés se llevó el primero de los dos duelos entre ambos, con gol de Özil a Neuer en el tiempo de descuento. En la vuelta golearon los alemanes por 5-1, quedándose con el primer puesto del grupo, pasando los dos conjuntos a la siguiente fase. El Bayern llegaría, como no, a semifinales, siendo eliminado por el Atlético de Madrid. El Arsenal, por su parte, perdería la eliminatoria de octavos frente al FC Barcelona.

Leer más: Ballack aconseja a Özil salir del Arsenal

Esta temporada toca volver a verse. Una vez más, Mesut Özil y Manuel Neuer se verán las caras dentro de un terreno de juego. Serán rivales pero, a la vez, amigos. Mientras esté jugándose el partido, uno intentará marcarle goles al otro o asistir a sus compañeros para que marquen y, el contrario, evitar que los metan. Sí, serán rivales, pero lo que nadie puede olvidar es que, ante todo, el fútbol les unió desde su etapa escolar y les mantuvo unidos durante una etapa en el equipo de la ciudad que les vio nacer, Gelsenkirchen.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados