Fútbol italiano

article title

Ilija Nestorovski, Macedonia de goles

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El sorprendente delantero centro del Palermo es, sin duda, la gran amenaza de Macedonia ante la que tendrán que lidiar la selecciones española e italiana en sus duelos de clasificación de cara al Mundial de Rusia frente al combinado del pequeño país balcánico. Un futbolista que hace tan solo dos temporadas jugaba en la segunda división croata y aún no había debutado con la absoluta de su país.

En Croacia, con el Inter Zapresic, pasó dos años en la categoría del plata antes de conseguir el ascenso y disputar la 1.HNL el pasado curso siendo, además, el máximo goleador de la competición con 25 dianas que completaron la setentena de tantos que acumuló allí. Motivos suficientes para que el Palermo de Zamparini se fijase en él y lo fichase a precio de saldo dentro de su habitual cuestionable política de fichajes reciente, de apariencia muchas veces aleatoria y repleta de nombres semidesconocidos provenientes en su gran mayoría del fútbol balcánico y escandinavo.

A sus 26 años, nadie en Sicilia hubiese confiado un céntimo de su salario en que Nestorovski iba a ser el líder indiscutible de un equipo que sigue tambaleándose deportiva y económicamente tras rozar la temporada pasada el descenso a Serie B. Y, sin embargo, el nueve macedonio, pese a las mofas iniciales por una parte de su propia afición y a que nada hacía presagiar un rendimiento destacado en la élite europea, está tomando el testigo del ‘Mudo’ Vázquez como esperanza y solista del conjunto rosanero, aunque tocando otro instrumento futbolístico: el de la contundencia de cara a puerta y no el del juego de salón y vertebrador de todo un sistema.

El goleador más inesperado de las cinco grandes ligas europeas ha marcado hasta el momento siete de los diez goles que suma su equipo en total en las once jornadas disputadas hasta la fecha, ha dado con ellos de forma directa cinco de los seis puntos que suma en la tabla clasificatoria un Palermo que únicamente ha sumado un punto de los últimos veintiuno y que no acumula un flujo de ocasiones como para sostener las sobresalientes cifras, dadas las citadas circunstancias, que está registrando su máxima figura. Un Nestorovski que ha marcado de forma consecutiva en las últimas cuatro jornadas y que es el jugador de las cinco grandes ligas que mayor incidencia productiva tiene en su equipo.

No cabe duda: Nestorovski tiene ángel para el gol, como ya comprobó Italia en el más elevado escalafón internacional y pese a su apariencia tosca, es un centrodelantero con un gran sentido posicional y del desmarque, una habilidad especial para adelantarse a los defensas, especialmente en los envíos laterales, que maneja muy bien ambos perfiles aunque es zurdo y que no se piensa más de un segundo cuando tiene que armar la pierna para disparar a puerta, ya sea en el área pequeña o tras girarse de forma fulgurante a unos metros de la frontal del área. Es una amenaza constante desde cualquier zona de las inmediaciones del área si tiene el balón en los pies o se lanza a por él.

Además de ello y aunque pese a su corpulencia no es un gran valor en los remates aéreos, sí acumula muy bien el juego directo y no necesita demasiado para inflar la red adversaria. Le basta con un centro lateral aislado, una pelota suelta en la media luna, un envío frontal, un apoyo cercano o una contra esporádica llevada a cabo mediante apenas tres pases en la mitad de campo rival. Un tipo muy capaz de complicarte un partido él solo por muy superior que sea el rival y con la capacidad de obtener el resultado que desea su equipo si éste, mínimamente, consigue mantenerse dentro del partido, como ya ha demostrado unas cuantas veces esta temporada en un Palermo sumamente débil.

En sus primeros años como profesional no logró asentarse en las ligas checa ni macedonia, pero ahora, tras haber roto varios techos que parecían inalcanzables para él en las dos últimas temporadas, Nestorovski no se pone límites. Sus actuaciones en esta Serie A -en la que aún le queda muchísimo que decir- le abrirán puertas que siempre pensó tener cerradas y que ha derribado a base de hambre de éxito y de gol. Y de perserverancia y fe en sí mismo.

Sin ir más lejos, el Napoli ya se ha interesado en el delantero macedonio para reforzar su debilitada posición de ariete. Es evidente que no es Cavani, Pastore, Dybala o Vázquez, pero ya parece claro que Zamparini y el Palermo han vuelto a conseguir convertir a un desconocido en su próxima gran venta. Y es que el inesperado nuevo referente del fútbol macedonio a nivel mundial tiene pólvora, puntería y fútbol como para ser, incluso, mucho más que eso.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados