NBA

article title

NBA, Miami está en las finales un año más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Javier MANEROCon la victoria de ayer noche (117-92), los Heat se convirtieron en el tercer equipo en la historia de la NBA que alcanza por cuarta vez consecutiva unas finales por el anillo. Con este dato nos damos cuenta de que ganar partidos trascendentales se ha convertido en una rutina para los chicos de Spoelstra. Bien es cierto que Lebron estuvo desaparecido en el quinto partido, pero a la hora de la verdad “King” James no se arruga. Junto a Chris Bosh consiguieron cada uno 25 puntos y llevaron controlado el partido en todo momento. Y eso que en los primeros minutos los Pacers obtuvieron un parcial de 2-9, pero ahí acabó toda esperanza de ver un partido competido. Miami obtuvo un parcial de 22-5 lo que llevo a que al final del primer cuarto los Heat ya gobernaran por una renta de 9 puntos.

Ya en el segundo cuarto James y Bosh, con el gran trabajo en defensa de Chris Andersen, se echaron el equipo a las espaldas y dominaron tanto la faceta reboteadora como anotadora para llevar al descanso la victoria momentánea por un marcador de 60-34. Lebron obtuvo al finalizar un 67% de tiros de campo, su record personal en partidos de PlayOff. Los Pacers no tuvieron ningún tipo de respuesta. Lance Stephenson, el encargado de desquiciar a “King” James, acabo recibiendo una técnica por propinar un manotazo sin sentido a Norris Cole, una demostración de que estos Pacers han andado perdidos durante toda la serie. Solamente David West y Paul George tuvieron un buen papel en el parquet. El bajón de Indiana no es nuevo, desde Febrero habían empeorado su juego y los problemas extradeportivos (Hibbert y George) les hicieron bajar el listón y, aunque acabaron primeros en la liga regular en el Este, daba la sensación de que Miami llegaba más entero a los Playoffs.

Todos estos problemas quedaron a la vista al ver la inoperancia en defensa ante la avalancha ofensiva de los Heat. El tercer cuarto fue muy parecido al segundo, con el banquillo de Miami aportando como nunca (Rashard Lewis acabó con 13 puntos, los mismos que Wade) y la renta se fue hasta los 37 puntos. El último cuarto fue intrascendente, Paul George aprovechó para sumar 29 puntos en total y maquillar un poco el resultado final, pero todo esto con Lebron en el banquillo y más adelante todo el Big Three.

El partido finalizó con la sensación de que todavía los Pacers están muy lejos de los Heat. Ya lo previno David West: “Ellos han ganado campeonatos, no estamos igualados a sus jugadores”. Con estas palabras West quiso matizar la experiencia extra que tienen jugadores que ya han jugado 4 finales, algunos 5, en el caso de Udonis Haslem y Dwyane Wade.

Miami ya espera contendiente, que igual ya se sabrá esta madrugada sí los Spurs asaltan el Chesapeake Energy Arena en el sexto partido de la Final de Conferencia del Oeste. Lo que sí es seguro que se repetirá la final del año pasado, Heat-Spurs, o la final de hace dos años, Heat-Thunder.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados