Athletic

article title

Naufragio europeo en San Mamés

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras una eliminatoria preciosa, con tintes épicos, entre dos históricos del fútbol, el Torino gana en San Mamés y rompe definitivamente el sueño europeo del Athletic.

A pesar del buen resultado obtenido en la ida, un 2-2 en el Olímpico de Turín, los rojiblancos no las tenían todas consigo, por lo que era fundamental salir a por el partido desde el primer minuto, sin contemplaciones. Ya lo advertían San José y Etxeita ayer y así ha sido. O, al menos, así lo parecía.

Un Athletic, el del inicio, que espoleado por un San Mamés de gala, presionaba cada salida de balón del Toro y buscaba rápidamente conectar con los de arriba para conseguir un gol tempranero. El frío, la lluvia, el ambiente en las gradas y la actitud de los dos equipos en el terreno de juego le daban un toque extra de épica al partido, si es que le hacía falta.

Sin embargo, poco a poco han sido los granatas quienes se han ido sintiendo mejor en el campo hasta encontrar el gol de Quagliarella al cuarto de hora tras un claro penalti de Gurpegi sobre Vives. Como ocurrió en la ida, y como volvería a ocurrir en otras dos ocasiones esta noche, ir a remolque siempre es complicado, y más contra equipos duros y aguerridos como el Torino.

Tras algunas ocasiones para los dos equipos, algunas entradas duras y la marcha de Gurpegi lesionado (sustituido por Williams), todo hacía pensar que el partido se iría al descanso con 0-1. Sin embargo, a falta de dos minutos para el 45, Beñat ve a Iraola entrando solo por la derecha y le asiste a la perfección. Éste controla de maravilla y define como los mejores poniendo el 1-1 en el marcador.

Pero casi sin tiempo para celebrarlo, volvía a llegar un nuevo golpe del Toro, que por medio de Maxi López y tras una empanada general de la retaguardia rojiblanca, hacía de cabeza el 1-2 en el 47′ dejando helado a todo San Mamés.

En la reanudación el Athletic lo intenta, lo busca y lo termina encontrando en el 60′ con De Marcos, que asistido por un gran pase entre líneas de Muniain hace el 2-2. Ahora la eliminatoria está totalmente igualada y San Mamés se viene arriba. Pero, una vez más, poco iba a durar la alegría en la Catedral, visto que apenas 5 minutos después Darmian hacía el 2-3 tras un nuevo despiste de la zaga local y ponía muy cuesta arriba la eliminatoria.

De ahí al final el Athletic lo intenta con más orgullo que acierto, mientras el Torino maneja con soltura la ventaja y no sufre en exceso para proteger el resultado.

Así termina el partido, en un San Mamés resentido por la intensa lluvia de estos días y por 90 minutos de batalla entre dos equipos que, pese a todo, han dado lo mejor que tenían. Termina un sueño europeo que comenzó allá por agosto, con la previa de la Champions League y la victoria frente al Napoli para acceder a la fase de grupos de la máxima competición europea. Termina tras un decepcionante bagaje en un grupo, a priori, asequible. Termina tras una segunda oportunidad mal aprovechada.

Ahora solo queda mirar hacia delante, al próximo partido (Eibar) y al próximo objetivo (Espanyol en Copa). Porque, como se suele cantar en San Mamés, Athletic beti zurekin

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados