Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Napoli, nervios y pólvora mojada

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Los chicos de Sarri tuvieron el pasado lunes una magnífica oportunidad de anular la derrota en el Juventus Stadium, pero la dejaron pasar. En el encuentro que abrió la jornada, los de Allegri se dejaron dos puntos en Bologna, seguramente porque la cabeza estaba puesta en el Bayern. En San Paolo se frotaban las manos. Sin embargo, el 4-4-2 de Mihajlovic aguantó el asedio azzurro y no se produjo el ‘controsorpasso’ esperado. La ‘Vecchia Signora’ continúa líder.

El 1-1 final en casa del Napoli evidenció los problemas por los que está pasando el equipo para hacer gol en las últimas semanas. Sólo dos tantos ante Carpi, Juventus, Villareal y Milan. Es cierto que el calendario se ha vuelto exigente, pero cuando más se ha necesitado el punto fuerte del equipo, más se ha echado en falta. En este período, Higuaín sólo ha conseguido una diana y además fue desde el punto de penalti.

La clave del equipo partenopeo esta temporada ha sido golpear sin piedad con sus atacantes. Capitulo aparte para el ‘Pipita’ con 24 tantos. Al mejor ataque de Italia incluso se había unido también Callejón, desbloqueado antes del período negativo. La parte mala es que se ha mostrado una clara dependencia de gol sobre el tridente de ataque

Cb1zXrKW4AErwgOObservando esta gráfica de la Gazzetta dello Sport (antes de la jornada 26) se puede demostrar cómo los centrocampistas y defensas de Sarri no están al nivel de sus rivales. Un gol de Albiol y ocho dianas de la línea del centro del campo son demasiado poco. Cinco goles de Hamsik, tres de Allan y cero para Jorginho representan sólo el 15.1% del total. Son estadísticas que demuestran una cierta Higuaín-dependencia. Más aún si se tiene en cuenta que en los 9 partidos que los ‘partenopei’ no han sumado los 3 puntos en esta Serie A, Higuaín no ha marcado en 7.

Un punto en los últimos tres partidos (incluida la eliminatoria contra el Villareal) parece demasiado poco para un equipo habituado a recibir elogios de toda Europa. Quizá eso haya sido el problema, en el sur es muy complicado mantener la concentración, pueden preguntar a Capello. Sarri fue expulsado por protestar en el encuentro contra el Milan, el ‘Pipita’ mostró evidencias de desesperación al no recibir un balón adecuado y el genio Insigne acabó cambiado tras mostrarse demasiado acelerado en el segundo tiempo. El nerviosismo comienza a afectar al equipo y se ve en los resultados.

 

Este estado también ha afectado en pequeños detalles a Koulibaly. El portentoso central azzurro erró en la marca de Zaza en el 1-0 en Turín, y en un mal despeje que acabó habilitando a Bonaventura para el 1-1 final. Pequeños detalles que hace un mes no se daban y que a final de temporada acaban siendo determinantes.

Mantener la calma durante este bache será esencial para mantenerse en la lucha por el Scudetto. Lo sabe Sarri que logró imponerse tras un mal inicio, fue hablar Maradona y las cosas empezaron a salir bien. Antes del encuentro contra la Juventus, el genio argentino volvió a mostrarse para animar a su ex-equipo, casualidad o no, cambió la dinámica, esta vez para mal. Las rotaciones no han servido y de no conseguir una rápida reacción, el equipo se arriesga a quedarse fuera de Europa League y del título. Un mal mes lo puede tener cualquiera, pero la Juve no afloja.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados