Tenis

article title

Nadal vuelve a ser el número uno del tenis mundial

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

REDACCIÓN – Tras tres años de ausencia, Rafa Nadal vuelve a ser el número uno del tenis mundial. El manacorí cumplió su objetivo de estar en la final del ATP 500 de Pekín, posición que le ha aupado al escalafón más alto del ranking mundial. El español ha llegado a la cima tras el abandono del checo Tomas Berdych en las semifinales del torneo asiático acuciado de unos problemas en la espalda que le han obligado a decir adiós en el primer set del duelo contra el español cuando éste le vencía por 4-2.

Berdych, ganador en Pekín hace dos años, se plantaba en las semifinales del  torneo de la capital china con las esperanzas de romper la racha de catorce derrotas consecutivas contra el tenista español, pero su dolencias de espalda fueron mayores a sus ganas de revancha.

El partido se puso de cara para Rafa Nadal desde el principio. El manacorí rompió el servicio del checo en el primer  juego, lo que le allanaba su camino para volver a ser el número uno del mundo tres años después, situación que hasta la fecha no había conseguido ningún tenista mundial. Pero el checo no se amilanaba y le devolvía el break en el segundo juego, perdiendo éste de nuevo el servicio en el quinto, justo uno antes de decir adiós al torneo.

El checo lo había intentado de todos los modos posibles, pero sus dolores de espalda fueron más fuertes. Se trató en la silla, con unos estiramientos, incluso se marchó a los vestuarios, situación presagiaba su fatídico final en el torneo. Cinco minutos que se hicieron eternos. Cuatro puntos y Berdych decidía abandonar. El dolor era tal que era mejor decir adiós a Pekín antes de agravar la lesión.

Con solo seis juegos disputados, Rafa Nadal volvía a lo más alto del ranking ATP. El español conseguía el pase a la final del ATP 500 de Pekín donde le espera el ganador del duelo entre Novak Djokovic y Richard Gasquet, circunstancia que le aupa directamente a lo más alto del ranking mundial, al defender el serbio el título en territorio chino, lo que le impedirá seguir sumando más puntos.

En Pekín, Nadal, donde se coronó como campeón olímpico en 2008, y campeón del torneo ATP 500 en 2005, vuelve a ser el rey hegemónico del tenis mundial, poniendo así la rúbrica a una temporada encomiable, en la que lleva ganados diez títulos, dos de ellos de Grand Slam (Roland Garros y el Abierto de EEUU), alcanzando 14 finales, con 26 triunfos en pista rápida, coronándose en cinco Masters .1000 (Indian Wells, Madrid, Roma, Cincinnati y Montreal), sumando 21 triunfos consecutivos desde que perdiera en la primera ronda de Wimbledon ante el belga Steve Darcis. Un racha que se corona con un número uno que sabe a gloria.

[Sigue la actualidad del deporte en @SpheraSports]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados