Multideporte

article title

Nadal: objetivo Londres

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tocado y… ¿hundido? Este es actualmente el estado anímico de Rafael Nadal. Tras perder frente a Viktor Troicki, en segunda ronda del Masters 1000 de Shanghái, el de Manacor se plantea seguir jugando al tenis: “A veces seguir compitiendo no es la solución. A veces la solución es entrenar y parar”.

Declaraciones que asustaron al entorno del balear y a las que Toni Nadal quiso quitar hierro en El Larguero: “Estamos jugando por debajo del nivel esperado, no ha tenido continuidad. No es nada que no tenga solución”. El tío del tenista español no pierde la esperanza de volver a ver al mejor Nadal o, por lo menos, de sentir cómo el balear se vuelve a encontrar a sí mismo.

Dejando a un lado los Juegos Olímpicos, en los que consiguió el oro en dobles con su compañero y amigo Marc López, la temporada de Rafa ha ido de más a menos. Este año, solo se alzó campeón en Barcelona, en el Masters 1000 de Montecarlo y en Beijing, junto a Pablo Carreño. Un palmarés muy pobre con respecto a lo que nos tiene acostumbrados y, posiblemente, uno de los peores momentos de su carrera.

Las lesiones, la última en la muñeca derecha, le han sacado de su habitual tenis. El de Manacor asegura tener “miedo” y que se encuentra aún con “alguna limitación en ella”. Estas dolencias le han relegado del número uno en 2014 hasta el quinto puesto actual, incluso pasando por la décima posición.

La temporada aún no ha acabado. Todavía queda París y el torneo que más se le resiste, la Copa de Maestros. Dos finales y dos derrotas, una con Roger Federer (2010) y la otra contra el ahora número uno, Novak Djokovic (2013). Una Copa a la que de momento no tiene el billete de acceso, que espera conseguir en la capital francesa.

Es séptimo en esa lista de elegidos con 3,300 puntos, pero le acechan Dominic Thiem, Thomas Berdych e incluso David Goffin y Marin Cilic. En París tendrá que hacer un buen papel, ya que el año pasado llegó a cuartos de final y, si quiere mantener esos puntos, deberá conseguir como mínimo el mismo resultado. Difícil, pero no imposible.

París y Londres. Londres y París para intentar resarcirse de la temporada y de todas las lesiones que le han hecho perder partidos importantes. A pesar de eso y de todos los contras del mallorquín, Toni Nadal ve lejos la retirada de su sobrino: “Rafael se lo sigue pasando bien en el circuito. Yo creo que puede aguantar cuatro años más”. Palabras, que en parte, tranquilizan a la comunidad tenística española.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados