Real Madrid

article title

Nacho Fernández y la importancia de confiar en uno mismo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El central del Real Madrid ha sido uno de los nombres propios del conjunto de Zidane esta temporada. Nacho ha sido posiblemente el mejor central del equipo y uno de los jugadores más regulares de la plantilla del francés. Esta temporada ha sido cuando de verdad ha explotado, ha demostrado sus virtudes y ha callado a aquellos que le criticaban no hace mucho. Nacho se ha asentado en un equipo difícil como es el Madrid, y tanto los merengues como los aficionados de la selección española estaremos contentos. Con Nacho hay central para muchos años.

El jugador de Alcalá de Henares lleva toda una vida vistiendo el blanco del Real Madrid. 16 años lleva en la disciplina merengue, teniendo en cuenta los años de cantera y los que lleva en la primera plantilla. En su periplo por las categorías inferiores del Real Madrid y de la selección española siempre se vio tapado por su hermano Álex Fernández, que pese a ser dos años más joven que él, parecía que iba a ser el que realmente iba a triunfar en el fútbol. Sin embargo, hoy Nacho es internacional absoluto con la selección española y jugador importante en el Madrid, mientras que su hermano milita en las filas del Elche.

Los inicios de Nacho en el primer equipo del Madrid no fueron nada sencillos, jugaba poco y un jugador joven necesita minutos para mejorar y para sentirse importante. Nacho no los encontraba, llegaban ofertas por él… Sin embargo, el central madrileño no desistió, confiaba en sí mismo y quería triunfar en el Real Madrid, un objetivo ambicioso pero que él tenía al alcance de su mano. Este año ha sido el de su consagración, ha sido importante en el equipo durante todas las competiciones. Tal ha sido el crecimiento de su trascendencia en el equipo que ha jugado casi el doble de minutos que la temporada pasada.

Nacho siempre ha tenido condiciones para ser un buen central. Pese a no superar el 1,80 de altura, es un central de garantías y que no va nada mal en los balones aéreos, sobre todo por su potente salto. Es un futbolista polivalente, que a lo largo de la presente temporada ha jugado en las cuatro posiciones de la defensa y en todas ha rendido a las mil maravillas. Aunque su mejor posición es la de central, se desenvuelve a la perfección en cualquiera de los dos perfiles, ya que su manejo del balón es excelso con ambas piernas. Nacho también es un defensor muy rápido y con una gran salida de balón, algo indispensable en el fútbol actual.

Si dejamos lo físico a un lado, Nacho tiene otras virtudes igual de importantes, o incluso más, que las mencionadas anteriormente. El central del Real Madrid es uno de los pocos hombres del panorama futbolístico actual que está concentrado en todos los momentos del partido. Muestra de ello es el gol que le metió al Sevilla hace unos partidos. Y su otra característica es el compromiso, su entrega, su lucha, su sacrificio por la camiseta que lleva y por sus compañeros. Nacho es un jugador en peligro de extinción, quedan pocos como él, comprometidos, concentrados y con confianza en sí mismos, sin caer en en la egolatría.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados