Athletic

article title

Muniain se libera

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Le llamaban el nuevo Messi. Menudo, rápido, explosivo, goleador y con la calidad suficiente para marcar diferencias. No es zurdo, pero con su diestra le es suficiente para, desde bien temprano, llamar la atención. Iker Muniain (Pamplona, 19 de diciembre de 1992) ha mostrado desparpajo y descaro cada vez que ha saltado al terreno de juego. Confiado siempre en sus posibilidades, la banda izquierda del viejo San Mamés fue suya. Ahora, el Nuevo también le ve brillar.

Hay que recordar que Muniain cuenta con 23 años. Porque el de Pamplona es de esos jugadores que se impulsan tan rápido hacia la élite, y aguantan, que da la sensación de que ya llevan vida y media demostrando sus capacidades. Dentro de unos días será un poco más mayor, 24 años que le recuerdan su juventud y le advierten de su madurez, sobre todo después de esa lesión de rodilla que le apartó durante ocho meses y medio de los campos de Primera División.

Desde aquella rotura del ligamento interno y menisco -el 4 de abrir de 2015-, Muniain se queda con el cariño recibido y el valor de las cosas cotidianas. Tras 260 días fuera por obligación, al principio le costó. El miedo psicológico en este tipo de casos es peor que la recuperación en sí. Driblar, encarar o girar se puede volver hasta un tormento. “Una nueva recaída y me olvido del fútbol”, ronda por la cabeza de los jugadores.

En él no iba a ser menos y, al menos sobre el campo, se evidenciaba esa falta de chispa. Sin embargo, Muniain no es un jugador que se esconda. Quizá eclipsado por el impacto de Iñaki Williams, la eterna juventud de Aduriz y la regularidad de Raúl García, le ha costado que se hable bien otra vez de él.

Alex Caparros/Getty Images

Desde la 2009/2010, cuando debutó en el primer equipo del Athletic, hasta la 2013/2014 el navarro ha disputado una media de 31 jornadas por temporada, con una suma total de 2.175 minutos por los 3.420 que cuentan las 38 jornadas ligueras. Se trata de cifras reseñables, pero que Munian se ha ganado a pulso año tras año, en la banda izquierda o por el centro, de mediapunta -posición ahora ocupada por Raúl García-. La lesión es ya un recuerdo y el pequeño jugador hace de las suyas, como antaño.

Al inicio de esta temporada también a Valverde le costó contar con Muniain. Incluso el propio jugador admitió en la cadena Cope que hay gente que daba por terminada su carrera. Pero el joven jugador tiene la oportunidad en Viena -partido de Europa League- de alcanzar los 300 encuentros con la camiseta del Athletic.  “Era desmedido que me compararan con Leo Messi, la gente se dejaba llevar por la euforia”, zanjó. Debutó con 16 años en el Athletic, con 19 en la Selección Española absoluta, ha conquistado dos Europeos sub-21 y ha disputado un total de siete finales en su carrera. Las comparaciones suelen ser odiosas, pero la trayectoria de Muniain incita a ello.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados