Se habla de:

Motociclismo

article title

MotoGP 2016 ha muerto, viva MotoGP 2017

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Como toda buena serie televisiva que se precie, la temporada  2016 de MotoGP ha llegado a su fin y nos ha dejado retales de todo tipo, amaneció con el anochecer de Qatar para llegar al ocaso con el brillante sol del Ricardo Tormo.

Y como toda buena serie televisiva, nos ha deparado grandes momentos, unos excitantes, otros alegres, otros tristes, otros muy tristes.

Excitante es ver el primer G.P. de la temporada, bajo los focos de Qatar, disfrutando de los nuevos colores que suelen lucir las distintas escuderías, excitante es ver donde está cada uno de los protagonistas en esta nueva temporada, porque aunque en pretemporada nos hacemos una idea, la pura realidad solo la podemos valorar en carrera. La tensión y las ganas se palpan en el ambiente, hay ganas de hacerlo bien en esta primera carrera, pero también temor a pifiarla haciendo un cero mientras tus rivales suman unos jugosos puntos.

Qatar 2016

Llegamos a esta temporada 2016, tanto aficionados, como varios de los protagonistas de la anterior, lastrados por las “heridas” recibidas en combate, heridas aún supurantes, que no acababan de cicatrizar y eso hacía que el ambiente no fuera el deseado, tanto para unos como para otros, parecía que siempre había ansia de revancha y más de alguno sufríamos cuando los veíamos juntos en pista, cuando debería ser lo contrario; tuvo que ser una desgracia la que actuara de efectiva medicina y la “herida” empezase a sanar, lenta pero inexorablemente así fue, volvimos a ver lo que muchos queríamos hace tiempo, a dos rivales en pista, no enemigos, luchando por ganar, pero con el respeto que se merece el otro.

Y como en toda buena serie, nos metemos en el papel de los protagonistas y disfrutamos con el primer podio de algunos, la primera victoria de otros, la primera pole, sufrimos con las caídas y lesiones, lloramos con la pérdida de Luis Salom, la empatía llega a límites insospechados en el motociclismo.

Recuerdo a Luis Salom

Alegrías y decepciones, forman parte de la vida y no podía ser menos en el motociclismo, la afición parte todas las temporadas con unas expectativas, que a veces se cumplen y a veces no, aunque no nos podemos quejar del 2016, que con los cambios nos ha traído más igualdad en pista, tanta, que en MotoGP hemos disfrutado de ver a nueve diferentes pilotos en lo más alto del podio y eso es algo que ni los más viejos del lugar recuerdan haya ocurrido en otra ocasión.

Hemos visto nacer nuevas estrellas, que seguramente con los años, serán los herederos de los magníficos de hoy día, serán los que nos harán disfrutar en próximas temporadas, cuando los otros, quizás, ya no estén, digo quizás, porque hay uno que se emperra en seguir pilotando indefinidamente y seguir brillando tras veinte largos años.

Vivimos en este 2016 prematuros fichajes con vistas a la temporada siguiente, demasiado prematuros diría yo, algo que quizás marque el transcurrir de la temporada, muchos pilotos aseguraban su futuro para  próximas temporadas dejando su actual equipo, el próximo año los veremos con diferentes colores, empezando con el campeón 2015 de MotoGP, Jorge Lorenzo, que se vestirá de Rojo Ducati para 2017, Viñales decide dejar el azul de Suzuki para ocupar el puesto dejado por Jorge en el Movistar y así una larga lista de pilotos que cambiarán de colores.

Moto3 Cheste 2016

Varios suben de categoría, algunos con todas las de la ley, como Johann Zarco, con dos títulos de Moto2 en el currículum, que veremos en MotoGP, otro como Brad Binder, flamante campeón de Moto3, que ha mostrado una superioridad tal, que sería absurdo que siguiera una temporada más en la categoría. Otros, bajo mi punto de vista, con mucho que demostrar aún en su categoría actual, dan el salto, lo que considero un error, pero Doctores tiene la Santa Madre Iglesia, que Alex Rins, Sam Lowes o Jonas Folger recalen la próxima temporada en MotoGP, no tiene visos de triunfo, pero ojalá me equivoque.

En otros casos será peor, alguien como Bradl que fue campeón de Moto2 en 2011, no solo sale de Aprilia, sino también del Campeonato del mundo de MotoGP, para recalar en el campeonato del mundo de SBK.

Peor aún será para Julián Simón, que cuelga el mono, no sé si definitivamente o no, para hacer de “coach” de Tito Rabat.

MotoGP Valencia

Cuando escribo esto, hace un rato que dejaron de rugir los motores en el Ricardo Tormo de Cheste, muchos estamos ya ansiosos del comienzo de la pretemporada 2017, que se inicia aquí mismo el próximo martes, donde veremos varias de las nuevas parejas rodando ya con los nuevos prototipos, que todavía no serán definitivos, hasta el inicio en Qatar el próximo mes de Marzo ¿Quién dará la campanada en 2017?

Seguro que volveremos a ver grandes carreras en las tres categorías, luchas en grupos de diez o más pilotos en la pequeña Moto3, espectaculares peleas y derrapadas en la intermedia Moto2, tensión y buscando el límite en MotoGP con los mejores pilotos del mundo.

Conque no desesperéis amigos, MotoGP 2016 ha muerto, ahora nos queda por delante la larga travesía del desierto que lleva hasta Qatar, será largo, pero al final merecerá la pena.

 

VIVA MOTOGP 2017.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados