Fútbol mexicano

article title

Monarca de alas rojinegras

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El legado prehispánico de Michoacán es uno de los tesoros más preciados de México; sin embargo, esta entidad es reconocida mundialmente por ser el punto de encuentro donde millones de mariposas monarca arriban cada año para pasar el invierno en los árboles de la reserva. Estos increíbles insectos se reproducen en territorio nacional durante febrero, coincidentemente o no, el mismo mes que vio nacer, en el propio estado michoacano, a Rafael Márquez, el mejor defensa de la historia del país.

Debutando en la Primera División con el Atlas, en 1996, Márquez fue citado por la Selección Mexicana para jugar la Copa América de 1999, aclamando la atención de numerosos clubes europeos, emprendiendo el éxodo a Mónaco y así consolidarse como uno de los mejores centrales del Viejo Continente para, posteriormente, dar el salto al FC Barcelona.

Livianas, bellas y de gran colorido, las mariposas monarca son fundamentales para el equilibrio de los bosques que habitan, misma armonía que Márquez brindó al cuadro catalán durante los siete años que jugó en la Ciudad Condal. Rafa ganó todo lo que un deportista puede obtener en Europa y, después de completar el “sextete” dirigido por Pep Guardiola, inició un viaje de regreso a sus orígenes, tal como lo hacen cada año las monarca para retornar a México.

Nueva York veía con entusiasmo la llegada del dorsal 4 para jugar en la MLS en agosto de 2010; sin embargo, Márquez rescindió su contrato con los Red Bulls a finales de 2012 para retornar al balompié azteca. México arropó de nuevo al capitán que había comandado al “Tricolor” durante los mundiales de 2002, 2006 y 2010, llegando a León para convertirse en bicampeón del futbol nacional.

Su destacada participación en Brasil 2014 lo puso de nuevo en el mapa occidental para, con menos reflectores de los que gozaba con los blaugrana, escapar a Italia y concentrarse en las filas del modesto Hellas Verona. Márquez en el Hellas participó desde agosto de 2014 hasta el invierno de 2015 cuando, el llamado natural que hace volver a las mariposas monarca año tras año a México para comenzar un nuevo ciclo de vida, tocó a la puerta de Rafa para hacerlo regresar a donde comenzó todo.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados