CONCACAF

article title

MITOS Y LEYENDAS: Russell Latapy

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Texto recuperado del 6 de marzo de 2009.

 Russell Latapy, auténtico icono del fútbol caribeño, y un personaje entrañable no sólo para los seguidores trinitenses de los Soca Warrios (así se conoce a la selección de fútbol de Trinidad y Tobago) sino también para los miles de aficionados al fútbol internacional que siempre han visto en el pequeño Russell a un futbolista peculiar, de claro ADN underground, alguien que por su imagen, su singular trayectoria y sobre todo por ser un auténtico mago con el balón en los pies, se ganó el cariño de muchos. "The Little Magician" , un pequeño mago de 1,70 que por su forma de jugar se diría que fue una especie de "Ronaldinho del Caribe".

ICONO Y LEYENDA DE LOS SOCA WARRIORS

Latapy, nació hace 40 años, concretamente un 2 de Agosto de 1968 en Port Spain (capital de Trinidad y Tobago).

Latapy debuta el 30 de octubre de 1988 con los "Soca Warriors" en un partido frente a Honduras. Cuatro años después del bautizo internacional estuvo a punto de llevar a su país a la cita mundialista de Italia '90, pero una incómoda derrota en Puerto España ante Estados Unidos (0-1) en el último partido les privó del sueño mundialista, cuando un simple empate contra los yanks les hubiera permitido obtener el deseado billete a Italia.

18 años después de aquel debut con la selección nacional y con casi 38 años conseguiría el hito de acudir a una cita mundialista, en este caso la de Alemania 2006 (única participación en un Mundial de Trinidad & Tobago hasta la fecha).

Semanas antes del Mundial, se le preguntó al bueno de Russell cómo estaba preparando tan importante cita, a sus nada despreciables 38 años, Latapy afirmó que “fumando menos”, pues había conseguido reducir el consumo de cigarrillos de los cuarenta diarios que fumaba habitualmente a poco más de diez. Todo un fenómeno.

Con semejante dedicación, no es de extrañar pues que Latapy sólo jugara 23 minutos en dicho Mundial (ante Paraguay en Kaiserslautern) pero sin duda el pequeño Russell cumplió un sueño que venía persiguiendo desde que siendo un crío empezara a pegarle patadas a un balón en las calles de la bulliciosa Port Spain, cuando el resto de niños se divertían a emular a los grandes velocistas del país.

Junto con su compatriota y amigo Dwight Yorke y el portero norirlandés Pat Jennings, Russell Latapy ostenta el record de participaciones en fases de clasificación para el mundial, con seis (1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010).

TRAYECTORIA EN PORTUGAL Y ESCOCIA

A nivel de clubs, Latapy desarrolló su carrera principalmente en dos ligas menores, como son la portuguesa y la escocesa y no siempre en su primera división.

En 1990 dejó el Caribe (tras su paso por el United Petrotin de Trinidad y el Portmore United jamaicano) y cruza el Atlántico para aterrizar en Portugal, concretamente en las filas del Académica de Coimbra, donde jugó a gran nivel durante unos 4 años, siendo uno de los ídolos de la afición de 'Os estudiantes' y convirtiéndose en un mediapunta de muchos quilates empezó a requerir la atención de ojeadores venidos de toda Europa.

En 1994 el Porto lo fichó y jugó con regularidad siendo uno de los jugadores favoritos de la afición blanquiazul. En sus dos temporadas allí ganó dos ligas en compañía de los Vitor Baia, Aloisio, Rui Barros, Drulovic, Domingos y Jardel e hizo historia al ser el primer futbolista de Trinidad y Tobago en ganar un título en Europa, y el primero en participar en la Champions League (si bien su ínclito paisano Dwight Yorke llevaba en el Aston Villa desde 1989). A pesar de sus éxitos en Porto, una reestructuración de plantilla en 'Os Dragoes' hizo que en 1996 fuera transferido al vecino rival, el Boavista.

Con 'Os axadrezados' (los ajedrezados) vivió una época dorada para el club ya que gracias a hombres de la calidad del medio boliviano Erwin Platini Sánchez, el punta holandés Jimmy Floyd Haaselbaink o el propio mago caribeño se alzaron con la Taça de Portugal de 1997 y la SuperCopa de ese mismo año.

Después de 8 años en Portugal, Latapy decidió buscar nuevas experiencias y en 1998 decide poner punto y final a su aventura lusa para marcharse a jugar a Escocia concretamente a las filas del Hibernian donde luce a un gran nivel durante tres temporadas hasta el punto que el Glasgow Rangers lo fichó en 2001, pero en Glasgow no tuvo oportunidades ni con Dirk Advocaat primero ni con Alex McLeish más tarde (fue McLeish precisamente el entrenador que le despidió del Hibernian por su carácter anárquico). 

Un breve paso por el Dundee United, y finalmente en 2003 encontró cobijo en el modesto Falkirk F.C. donde ha pasado las últimas seis temporadas (2003-2009) ganándose gracias a su carisma y calidad el cariño de los aficionados locales, hasta que finalmente el pasado mes de enero, y a la edad de 40 años, Russell Latapy puso punto final a su carrera como futbolista y anunció su retirada del fútbol profesional para unirse a Pacho Maturana y enrolarse en el staff técnico de su selección nacional, la cual defendió con clase y raza en 75 ocasiones, anotando 29 goles y en resumen, hechizando durante más de 20 años a unos aficionados que adoraron, adoran y adorarán siempre a su pequeño mago.

La buena noticia para Russell, es que a partir de ahora “que verá los toros desde la barrera” podrá fumar todo lo que quiera.

Buena suerte Russell, y gracias por 22 años de magia.

VIDEO DE RUSSELL LATAPY (The Little Magician)
 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados