Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Mitchell Weiser: Año nuevo, vida nueva

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Corría el mes de junio del año 2011. En aquel mes y en el siguiente tuvo lugar el Mundial sub 17 de México, donde jugaron selecciones como Brasil, Alemania, Uruguay, Holanda Francia, Inglaterra, entre otras, y, por supuesto, la anfitriona. La competición contó con jugadores como Sterling por parte de Inglaterra, Benzia, Zouma y Laporte en el combinado galo, Depay por la Oranje, Carlos Fierro por la selección local, Ocampos por Argentina y Samed Yesil, Emre Can, Ayhan y Mitchell Weiser representando a Alemania. Algunos ya se han consagrado como titulares en sus equipos, otros ocupan el paso intermedio entre la titularidad y el banquillo. En esta ocasión el ultimo de la lista, Mitchell Weiser, será el protagonista de las próximas lineas.

El mundial que jugó el joven carrilero alemán le valió para ganarse los piropos y las buenas palabras de todos los expertos del torneo. Pese a acabar terceros, Alemania cuajó un gran campeonato y solo fue derrotada por México, a la postre campeona. Acabó el torneo con 3 goles en 6 partidos.

La carrera del jugador seguiría creciendo como la espuma. Llevaba jugando en el FC Köln, equipo en el que su padre desarrollo parte de su carrera futbolística, desde los 11 años. Su debut en Bundesliga con el primer equipo se produjo el 25 de febrero de 2012 en la derrota por 0-2 ante el Bayer Leverkusen, convirtiéndose en el debutante mas joven de la historia del club en la primera división alemana. Meses después, el Köln acabaría descendiendo y el Bayern llamó a su puerta para contratarle. En menos de un año pasaba de quedar tercero en el Mundual U17 a jugar en el equipo más ganador de la Bundesliga, un equipo que acababa de quedar subcampeón en todas las competiciones que jugó en la 2011/2012. Weiser fue uno de los tantos refuerzos que llegaron al club en ese mercado de fichajes veraniego: Mandzukic, Pizarro, Shaqiri, Javi Martinez o Tom Starke. Su rol, en principio, fue mas enfocado en el segundo equipo con participaciones esporádicas con el primer si hiciera falta. Llegó a estar convocado en alguna ocasión, pero solo jugó 12 minutos en un partido de DFB Pokal. Acabó la segunda parte de la temporada cedido en el Kaiserslautern de 2.Bundesliga, marcando 2 goles y dando 1 asistencia en 13 partidos. El salto a la élite pareció haber venido demasiado rápido.

¿Oportunidad con Pep Guardiola?

Después del triplete, la llegada de Guardiola supuso para algunos que contaría más con los jóvenes que su predecesor Heynckes. Lo llevó a las pretemporadas y a algún entrenamiento, pero solo llegó a disputar 139 minutos en tres partidos del final de temporada. No convencia a Pep Guardiola para el primer equipo y su rol quedó mas encaminado al segundo equipo, que aspiraba a ascender a tercera. Para mas inri fue objeto de una broma pesada por el día de los inocentes, que en Alemania se celebra en abril. Los compañeros del filial le mandaron un SMS donde se le decía que tenía que acudir al aeropuerto urgentemente con sus maletas porque un jugador del primer equipo se había lesionado en Manchester y Guardiola lo había convocado para la ida en Old Trafford.

Enemistad con un sector de la grada

Si revisamos el archivo de las celebraciones de todos los títulos de la temporada 2013/2014, se puede observar que Weiser aparece en ellas. Eso tiene una explicación: Tiene contrato con el primer equipo, pero suele jugar más con los reservas. Este hecho será relevante para lo que viene a continuación. Como se comenta antes, el Bayern II aspiraba a ascender a tercera, pero los play off de ascenso se disputaban cuando el equipo profesional  ya estaba de vacaciones o preparándose para el Mundial de Brasil. Weiser, pese a jugar la mayor parte del año con el filial, se marchó de vacaciones porque en su contrato no había nada que se lo impidiese. Los reservas acabaron finalmente sin ascender, aunque la culpa no fue exclusivamente del futbolista alemán. El gesto no sentó bien en el seno de algunos de los aficionados mas pasionales del club, esos que van cada fin de semana a animar al equipo filial y al profesional, juegue en Múnich o fuera. A día de hoy esas criticas persisten.

Último año de contrato

La travesía de Weiser en el Bayern estaba siendo de todos menos lo que él se habría imaginado. Con 20 años y sin oportunidades aparentes con el primer equipo, parecía que el futuro del jugador iba a estar lejos de Baviera. Su evolución no fue no mucho menos la esperaba y nadie en el club estaba demasiado entusiasmado en volver a renovarle su contrato, que expira en junio de 2015. Incluso en pretemporada, justo antes de volver a los entrenos, se lesionó cuando jugaba con amigos al fútbol en Múnich. Todo lo que podía salir mal, salía aun peor.

Cuando estuve lesionado al comienzo de la temporada tuve mucho tiempo para pensar. Entonces me pregunté si hasta ahora todo lo que hice aquí lo llegue a hacer al 100%.

Pese al clima de pesimismo que rodeaba al jugador, Guardiola lo llamó para ir al Stage Invernal de Qatar. Sammer se mostró encantado con su rendimiento: “Mitchell está entrenando muy bien. Algo ha hecho cambiado en él.” Las buenas sensaciones no fueron casualidad: Ha jugado en todos los 3 partidos que el Bayern ha disputado este curso, cuajando un excelente partido ante el Schalke 04 pese a acabar en empate. Si siguiera así la renovación podría llegar en breve. No hay que olvidar que Weiser juega de lateral derecho, puesto que Guardiola quiere reforzar de cara al año que viene. Cumple todas las características: Rápido, técnico, se incorpora bien al ataque y tiene físico para soportar los noventa minutos subiendo y bajando la banda, aunque aún hay lagunas en la anticipación y en el orden defensivo.

Los continuos giros del destino de Weiser son un ejemplo más de lo difícil que es llegar a jugar en el fútbol profesional. Pese a ser un jugador que apuntaba maneras, sin esfuerzo y sin tener la cabeza en su sitio, todo se podría haber ido al traste. Afortunadamente para él y para el fútbol, la reacción llegó a tiempo.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados