Se habla de:

Fútbol francés

article title

Michel ya hizo historia en Marsella

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Iñaki Torreblanca | El ex jugador de Real Madrid vive un momento poco agradable en el Olympique de Marsella, producto de los malos resultados, si bien, en el momento que escribo estas líneas los pupilos de Michel ganan 0-1 en Montpellier.

Al inicio de la presente temporada 2005-16, el técnico del OM era el argentino Marcelo Bielsa, quien, a pesar de no tener la mejor relación con los dirigentes del club francés, logró llevar al OM a la clasificación para la Europa League. Esto con un plantel de calidad, pero muy corto.

Al inicio de la presente temporada, varios jugadores importantes terminaron por salir de la institución. Imbula, Payet, Gignac, Fanni, Morel y Ayew fueron las piezas claves que dejaron al OM. Bielsa confió en jugadores como Rekik, N`Koudou, Sarr y Ocampos para suplir a los que se fueron.

La temporada comenzó y el OM cayó en casa 0-1 ante Caen. Al término del encuentro, el DT argentino anunció que dejaba al OM por “desacuerdos contractuales con la dirigencia”.

El segundo partido de liga, con Franck Passi, ex adjunto de Bielsa, como entrenador, también cayeron derrotados (1-0 en Reims).

Diez días después de la dimisión de Bielsa, se anunciaba a Michel como su sucesor. El DT español aseguró que “conocía la plantilla como la palma de su mano, las particularidades de cada jugador”.

La ilusión creció en el seguidor cuando golearon 6-0 al Troyes (recién ascendido) en el debut. Posteriormente volvieron a caer, ahora en Guingamp (2-0), la recuperación fue rápida, sumaron dos victorias seguidas, en Ligue 1 ante Bastia (4-1) y en el estreno en Europa League en Holanda ante Groningen (3-0).

Pero todo empeoró. El OM entró en una racha sin victoria que se extendió hasta siete partidos (5 de Ligue 1 y 2 de Europa League), con cuatro derrotas y tres empates. Los cuestionamientos y críticas hacia Michel y la dirigencia comandada por Vincent Labrune, no se hicieron esperar.

Las cosas se calmaron un poco tras sumar dos victorias seguidas en Liga (ante Lille y Nantes), además de ganar los últimos tres partidos de grupo en EL, triunfos que lograron la clasificación a la siguiente ronda.

Comienza la crisis

Desde el 12 de diciembre pasado, el OM ha jugado once partidos, curiosamente, no ha perdido uno solo, pero lo que ha molestado al aficionado, es el estilo de juego; si es que se tiene uno. El Marsella se ve como un equipo sin idea, sin variantes y muy pobre en defensa. Fichajes como Rekik, De Ceglie, Isla y Lucas Silva simplemente no han rendido bajo las ordenes de Michel. De esos once duelos jugados desde diciembre, el OM ha ganado 4, pero ha empatado en siete ocasiones. Son catorce puntos que pueden hacer mucha diferencia al final de la campaña.


Michel histórico

Decíamos en el título que el DT español ya ha hecho historia al mando del OM. Y es que el pasado 29 de enero, el club volvió a empatar in extremis ante Lille, en una segunda parte que será recordada como una de las peores jugadas por el OM en mucho tiempo. En ese duelo, los supporters volvieron a manifestar su rechazo a la dirigencia y hacia Michel. Con cánticos de “Bielsa, Bielsa” e imágenes con el rostro del DT argentino, fueron las formas de mostrar el descontento que vive el seguidor marsellés.

Tras el pitido final, el OM sumó nueve partidos consecutivos sin ganar en el Velodrome. Algo que sucedía por primera vez en toda la historia de Olympique de Marsella. Y es que Michel sólo ha logrado llevarse los tres puntos en un par de ocasiones en toda la temporada. No gana en casa desde el 13/09/15, cuando golearon al Bastia.

No sabemos si Michel siga siendo el técnico del OM al término de la temporada, con una crisis de victorias, sin jugar bien al fútbol, eliminado de la Copa de la Liga y con el rechazo de la afición. Michel todavía puede “salvar” la temporada, tiene vida en la Coupe de France y enfrentará al Athletic de Bilbao en la Europa League, pero lo que los seguidores quieren, es volver a ser protagonista en la Ligue 1.

Quizás la victoria en Montpellier (0-1) y las llegadas en el mercado invernal de Thauvin (expulsado en Montpellier a los minutos de entrar) y el delantero escocés Steven Fletcher sirvan de punto de inflexión. Eso sí, por ahora la obligación principal del técnico español es volver a ganar de nuevo un partido en casa, un feudo otrora impenetrable. Está en sus manos cambiar la historia. Por ahora Michel ya es un histórico del club, pero no para bien.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados