Fútbol inglés

article title

Michail Antonio is on fire

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Michail Antonio está en Beast Mode. 4 goles en 4 jornadas de Premier, el 80% de los tantos de su equipo, así lo atestiguan. Fue el mejor jugador de los hammers en agosto y ha arrancado septiembre como un tiro. De poco le ha servido, no obstante, su trabajo a un West Ham que ocupa una pobre décimo séptima plaza actualmente.

Tardó en explotar, pero una vez lo ha hecho Antonio se ha convertido ya en una de las sensaciones de la Premier. Picó piedra en diversos equipos de Championship y de la Sky Bet League 1 hasta encontrar la oportunidad. Y la aprovechó.  Tras anotar 15 goles y repartir 14 asistencias en la temporada 2014/15, los hammers decidieron hacerse con sus servicios a cambio de 9 millones de euros.

LEER MÁS: El martillo del West Ham se llama Michail Antonio

Antonio llegó como un refuerzo más y dispuso de pocas oportunidades al inicio. Un partido contra el Manchester United, pero, le iba a cambiar su trayectoria. Sustituyó a Victor Moses en el minuto 37, cuajó una soberbia actuación y se ganó el respaldo de su técnico, Bilic. A partir de ese momento, llegó su mejor versión, en el tramo final de campaña. Su poderío físico, velocidad y versatilidad le llevaron, además, a jugar de lateral derecho en muchos encuentros ante la falta de alternativas en el equipo.

Pese a ser extremo y haber jugado muchos partidos de lateral, desde que debutó con el West Ham, el 19 de septiembre de 2015 en el Etihad Stadium, ningún jugador ha marcado más goles que él. Lleva 12 en 30 encuentros desde que arrancó la temporada pasada, 10 de los cuales han sido de cabeza, una de sus principales virtudes. Su óptimo estado de forma le ha llevado incluso a entrar en la primera convocatoria de Sam Allardyce.

En cuanto al futuro, será interesante ver cuál es su techo, cuánto le queda por recorrer. De momento, el West Ham tratará de sacarle el máximo rédito posible e intentar subsanar con los jugadores de medio campo para arriba los problemas defensivos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados