Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Michael Zorc y el talento para fichar

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hay ciertos equipos que destacan por su habilidad financiera. Capaces de encontrar jugadores jóvenes sobrados de potencial para posteriormente venderlos por dos, tres o incluso cuatro veces el dinero invertido. Southampton, Sevilla, Oporto o Basilea son los mayores brokers en el Wall Street del fútbol europeo.

El caso del Borussia Dortmund es similar; no ingresa tanto dinero como los clubes citados anteriormente pero es un especialista en fichar, explotar todo el rendimiento del jugador adquirido, venderlo por más dinero que el gastado y encontrar un reemplazo para volver a realizar la misma operación. Una y otra vez. Fichar, competir, vender, volver a fichar y volver a competir. El círculo que nunca se cierra. Las 6 ventas más significativas:

Mario Götze

El héroe alemán de Maracaná es canterano del Borussia Dortmund y de la mano de Jürgen Klopp vivió un inicio de carrera meteórico. Fue clave en la temporada 2013/14 en la que el Borussia quedó subcampeón de Europa y su gran actuación provocó que el Bayern desembolsase 37 millones en las arcas del Signal Iduna Park. Los últimos rumores apuntan a una posible vuelta de Mario al Dortmund por unos 10 millones menos de lo que costó su traspaso. Solo el tiempo dirá si la famosa Südtribune perdona lo que para ellos fue una traición y las imágenes con camisetas del ex ‘10’ quemadas se transforman en ilusión y felicidad.

Mats Hummels

El central alemán es producto de la cantera del FC Bayern pero allí nunca tuvo la oportunidad de demostrar su valía. Fichó por el Dortmund con 20 años a cambio de 4.2 millones de euros y allí se convirtió en uno de los defensas más valorados y cotizados del mercado. Hasta tal punto que su club de origen ha invertido 38 millones en la vuelta del hijo pródigo a Munich.

Ilkay Gündogan

Si por algo destaca la política de fichajes del Borussia Dortmund es por apostar por gente joven y convertirlos en estrellas. En el año 2009 pagaron 5.5 millones de euros por un prometedor mediocentro con origen turco de apenas 18 años. A sus 25, pocos centrocampistas han despertado el interés de los equipos grandes como Gündogan -a pesar de ver lastrado su crecimiento por las lesiones- y el Manchester City de Pep Guardiola ha pagado 27 ‘kilos’ para incorporarlo a su nuevo proyecto.

Nuri Sahin

Otro producto de la cantera que llegó incluso a ser nombrado mejor jugador de la Bundesliga en los años en los que el Borussia triunfaba en Alemania. No pasó desapercibido y todo un Real Madrid pagó 10 millones de euros -en un periodo en el que el mercado no vivía una inflación sin precedentes- para solucionar sus problemas en la medular. Las lesiones y la falta de continuidad no le permitieron apenas disfrutar de minutos y volvió al conjunto negro y amarillo por una cantidad menor a la pagada por los merengues.

Shinji Kagawa

La visión y el acierto de la directiva del BVB con el fichaje del japonés es difícilmente repetible. Un jugador que con 21 años aun competía en la débil liga japonesa y que además se había quedado sin equipo. Un fichaje totalmente gratis, pulido por Klopp, clave en las dos ligas consecutivas del Borussia y vendido al Manchester United por 16 millones. Lejos de Dortmund, para variar, no funcionó y ha vuelto a casa por la mitad de precio.

Henrikh Mkhitaryan

La salida de Götze fue compensada con el armenio del Shaktar. Esta vez no fue una incorporación low cost; costó 25 millones de euros. Pero el rendimiento ha sido inmediato y a falta de un solo año de contrato por cumplir -el verano que viene podría haberse ido gratis- lo han vendido al Manchester United de José Mourinho por 42 millones.

Estos son los casos más representativos de los últimos años pero es muy probable que la lista aumente de cara a nuevas temporadas. Aubameyang fue fichado por 13 millones para suplir la bajar de Lewandowski, ha marcado 80 goles en tres temporadas y su valor es enorme; Marco Reus costó 17 millones y aunque se resiste a salir, si lo hace algún se puede convertir en la venta más cara en la historia del club; Julian Weigl costó 2.5 millones y a sus 21 años es indiscutible, su precio puede ser astronómico. Además, este mismo mercado han fichado a Ousmane Dembele (19 años) por 15 millones, Emre Mor (18 años) por 7 y a Mikel Merino (20 años) por 3.75 ‘kilos’, entre otros.

El círculo que parece que nunca se va a cerrar, la historia interminable, la fuente del eterno éxito; dinero, calidad, juventud y rendimiento a espuertas para el Borussia Dortmund, uno de los clubes con más visión y que mejor ficha del planeta.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados