Ciclismo

article title

“Mi futuro es una cerveza y una barbacoa”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Apenas habían pasado unos minutos después de convertirse en el primer holandés en conquistar el Giro d’Italia y Tom Dumoulin ya debió responder sobre sus posibilidades de ganar en el futuro el Tour de France: “Lo siguiente es una cerveza y una barbacoa. Ese es mi futuro“.

Su objetivo inmediato es disfrutar y razón no le falta. Es que el ciclista de 26 años pasó en apenas unos días de ser una estrella en ascenso a ganar el Giro de forma memorable sobre dos anteriores campeones como el colombiano Nairo Quintana y el italiano Vicenzo Nibali, y a convertirse así en un potencial triunfador del Tour.

Hizo sus méritos para ello el líder del equipo alemán Sunweb. En la décima etapa asaltó el liderato al ganar la primera contrarreloj, una de sus especialidades. El martes pasado, en la etapa reina, perdió dos minutos tras verse obligado a bajarse de la bicicleta antes de la última subida por una diarrea y llegó a la meta prácticamente sin fuerzas.

Luego, si bien cedió la “maglia rosa” durante dos parciales, soportó los ataques de los especialistas de montaña como Quintana y Nibali sin perder demasiado tiempo y quedó a la expectativa para la última y decisiva crono del domingo.

Y allí volvió a mostrar su talento para saltar del cuarto al primer lugar para quedarse con la victoria final, delante de sus renombrados rivales. “Ni yo lo puedo creer“, dijo en la llegada en Milán.

Semejante demostración no pasó inadvertida y su figura comenzó a ser comparada con una leyenda del ciclismo como Miguel Indurain. Su frecuencia de pedaleo y su capacidad para controlar a media distancia a rivales más poderosos en la montaña hacen recordar al campeón español.

Él es un tipo de controlador similar a como era Miguel Indurain. Pero todavía no tuvo sus éxitos“, le dijo a dpa Eusebio Unzué, en su momento director deportivo del legendario ciclista navarro y en la actualidad jefe de Quintana en el equipo Movistar.

Todavía tiene tiempo de conseguirlos. Cuando Indurain ganó el primero de sus cinco Tour tenía 27 años, medio año más que la edad actual de Dumoulin. “En algún momento quisiera ganar el Tour“, afirmó el holandés, ya con la “maglia rosa” asegurada. Sin embargo, con seguridad no será este año. A diferencia de la estrategia de Quintana, que se entrenó para llegar a tope tanto en el Giro como en el Tour, la preparación de Dumoulin no contempló la posibilidad del doblete.

Tal vez tenga que ver con los pocos kilómetros contrarreloj que presenta el recorrido de la edición 2017 de la tradicional prueba francesa. Pero es muy probable que en 2018 se prepare para dar el gran golpe.

Por lo pronto, el triunfo en el Giro ya lo convirtió en uno de los ciclistas más codiciados del pelotón. Por eso, un integrante del equipo Sunweb deslizó a la prensa holandesa que Dumoulin está próximo a extender su contrato hasta 2021. Para el jefe del conjunto alemán, Ivan Spekenbrink, Dumoulin es la pieza clave para concretar el sueño de ganar el Tour en el futuro.

Sin embargo, el jefe del Sky, el equipo que dominó el Tour en las últimas temporadas gracias a los británicos Bradley Wiggins und Chris Froome, parece haber posado sus ojos sobre la estrella emergente.

“Lo vengo siguiendo desde hace varios años”, afirmó David Brailsford, director del Sky. “Y estoy muy impresionado. La manera en que soporta la presión es un signo de madurez. Y su carácter directo es simplemente refrescante”, afirmó el británico. El cortejo para seducir a la “Mariposa de Maastricht“, como llaman al holandés, ya está en marcha.

Ya había dicho en 2013, que Tom era capaz de lograr un podio en una gran vuelta en los siguientes cinco años“, afirmó el holandés Laurens Ten Dam, su mentor y compañero de entrenamientos en Holanda, y su mejor ayudante en las etapas de alta montaña de las últimas grandes pruebas.

Esta vez, esa ayuda no fue necesaria. Dumoulin demostró que se trata de un ciclista completo, capaz de dominar en la contrarreloj, mantenerse sólido como escalador de media montaña y ceder poco terreno en las altas cumbres. Y lo mejor para su futuro, es que tiene amplio margen para mejorar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies