México

article title

México se encuentra, catarsis en el Estadio Azteca

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Héctor GALVÁN | Ciudad de México, México. – Algunos lo llaman “El Azteca”, otros con tintes de poeta lo nombran “El coloso de Santa Úrsula”, los aficionados del América “casa” y el resto de México hasta hace unos meses lo consideraba una fortaleza impenetrable donde la selección mexicana era imbatible. Sin embargo, descalabros ante Costa Rica, Estados Unidos y recientemente ante Honduras (sin nombrar un vendaval de empates en la eliminatoria) hicieron que este portento de la arquitectura capaz de albergar a más de 100,000 espectadores, se sintiera tan vulnerable como una cancha llanera.

El año 2013 tuvo de todo menos tranquilidad para el combinado azteca, después de una clasificación cómoda al hexagonal final de la eliminatoria en el 2012, parecía que México se encumbraba a unos cuantos partidos de “trámite” rumbo a la copa mundial, nada más lejos de la realidad. Este año ha sido uno de los más catastróficos en la historia del futbol internacional mexicano, la salida de tres técnicos y la falta de puntos en casa, tuvo a México al borde del abismo, donde un gol tardío de Estados Unidos ante Panamá en la última jornada del hexagonal, dio la combinación correcta de puntos para que México llegara de milagro a disputar el repechaje por el ultimo boleto disponible a la fiesta grande.

Conscientes de la situación, México trató de recomponer el rumbo llamando al técnico del América (actual campeón de futbol mexicano) Miguel Herrera, que cumpliendo con su palabra, llamó solamente a jugadores de la liga local y hasta 9 elementos del América, con quien se formaría la base del TRI de cara a los dos encuentros ante los neozelandeses.


Alineación de México ante Nueva Zelanda / Getty

Este pasado miércoles, para gusto de todos los espectadores, el Estadio Azteca volvió a ser justo eso, el manto con el que el TRI se cobija para poder sacar lo mejor de ellos y corregir en la última llamada, la temblorosa marcha hacia el mundial de Brasil 2014. ¿Los receptores de toda esta tensión? Los “All Whites” de Nueva Zelanda que llegó a México consciente del reto y con airadas esperanzas de sacar un resultado favorable en la ida para clasificar al mundial y terminó regresando a casa para la vuelta con un déficit de 5-1, los cual los descabalga en su aspiración a una segunda copa del mundo consecutiva.

El juego inició como todos los de México este año, con un TRI aguerrido, dominando el balón y las oportunidades de cara a la portería rival, haciendo evidente el sello del “piojo” Herrera en el sistema táctico de 5 defensas. Los “Kiwis” se plantaron en la cancha del estadio Azteca fieles a su propuesta, pretendiendo aguantar el empuje de México, aprovechar los contrataques y las jugadas a balón parado para poder capitalizar esa ventaja genética que les permite su gran altura sobre sus rivales.

La primera llamada de atención llego cuando el ‘Maza’ Rodríguez lanzó un trallazo desde más de 30 metros que acabó estrellándose en el travesaño rival, esta acción marcaría el rumbo del encuentro, que pudo desahogar toda esta tensión al minuto 31 cuando un rebote de Durante cayó a los pies de Paul Aguilar quien remató a placer para poner el 1-0 del encuentro y desatar la locura en la capital del país. Nueve minutos después Raúl Jiménez hijo pródigo de las Águilas del América remataría de cabeza para poner el 2-0 justo antes del descanso.

Arrancado el segundo tiempo, fue evidente que el objetivo era uno solo, volar hacia Oceanía con una ventaja abultada, aprovechar la presión ejercida al rival, las renovadas ganas por redimirse ante la afición y la altura de la ciudad de México (2240 msnm).


Oribe Peralta, sensación actual del fútbol azteca, celebra un gol / Getty

Oribe Peralta, uno de los pocos que ha sobrevivido a los incesantes cambios en la dirección técnica nacional, fue el encargado de poner el 3-0 tan solo 2 minutos después de arrancar el segundo acto y al minuto 80´en una jugada espectacular con un gran trazo de Márquez para Miguel Layún quien centró y dejó espacio a Peralta para un testarazo que terminó dilapidando el encuentro.

Cuando parecía que todo quedaba así, una última jugada a balón parado permitió al capitán Rafael Márquez, mito atemporal, cabecear para poner el 5-0. Cabe destacar que Márquez, de llegar a Brasil 2014 y portar el gafete de capitán, se convertiría en el primer jugador en la historia en portar la banda en cuatro mundiales diferentes. Un récord digno de mención.


Rafa Márquez celebra el 5-0 provisional ante Nueva Zelanda / Getty

Al cierre del encuentro los kiwis pudieron meter el gol de la honra después de que Valenzuela errara un despeje y permitiera a Chris James rematar de manera precisa para el 5-1 final.

Una vez terminado el juego, el sufrimiento de los neozelandeses llegó a su fin, pero aún mayor fue la tranquilidad del público mexicano que si bien juzga rápido por los errores, perdona aún más rápido cuando las actuaciones lo ameritan.

México viaja en estos momentos rumbo a Wellington para enfrentar la vuelta del repechaje esperando consolidar la actuación en casa y así poder sin lugar participar por sexta vez consecutiva en la fiesta grande que prepara Brasil para el próximo año. Señores, México dice "presente" en la lista de invitados del Mundial.

Alineaciones:

México: Muñoz, Layún, Rodríguez, Márquez, Valenzuela, Aguilar, Montes, Medina, Peña, Jiménez, Peralta // DT: Miguel Herrera

Nueva Zelanda: Moss, Lochhead, Smith, Bertos, McGlinchey, Vicelich, Brockie, Barbarouses, Wood, Christie, Durante // DT: Ricki Herbert

Goles: (MEX: Aguilar 32’, Jiménez 40’, Peralta 48’, Peralta 80’, Márquez 84’ // NZ: James 85’)
 

[Sigue toda la actualidad del fútbol mexicano en @MexicoSphera]

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados