Fútbol inglés

article title

Metamorfosis mourinhística del United

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La temporada para José Mourinho como entrenador en el Manchester United, ha empezado de una manera ideal: tres victorias en tres partidos y adicionalmente un título, la Community Shield ante Leicester. Todo esto lo ha logrado mostrando un juego más directo y práctico que el que pretendía el antiguo entrenador, el holandes Louis van Gaal. Mourinho ha dejado claro que su visión de ver el juego es “distinta” a como la concibe su mentor en el Barcelona, pero que no por eso es “mejor”, simplemente visiones de fútbol diferentes. Analizamos en concreto que cambios se ven en este United de Mou con respecto al de Van Gaal

Defensa en Zona

El portugués ha comentado públicamente que uno de sus trabajos más complicados desde que llegó a Old Trafford es cambiar la mentalidad de los jugadores y en específico se refirió a lo que es el cambio mental de pasar de una defensa hombre a hombre, como lo hacía Van Gaal a una defensa en zona, como desea el portugués.

El ex entrenador de Chelsea comentó lo siguiente: “El entrenador anterior tenía ideas diferentes a las mías, no digo que sean ideas erróneas, pero si eres un lateral y cada vez que tienes la pelota debes pensar en pasar la pelota a un defensa central, va a tomar tiempo adaptarse a nuevas soluciones”, el luso profundizó al respecto, “Estamos intentando cambiar a defensa por zona, eso también es difícil cuando llevas dos años defendiendo hombre a hombre. Mis defensores centrales han estado persiguiendo a los oponentes, inclusive cuando estos recorren 15-20 metros en la cancha, no digo que eso esté mal, pero no es mi manera. Le sigo repitiendo a los jugadores, ahora jugamos en zona, ya no tienen que perseguir al jugador, de esta manera nos mantenemos más compactos”.  El resultado de momento son dos porterías a cero para el equipo de Mourinho en la Premier League y una unidad más cohesiva al momento de defender, entendiendo que el United de Van Gaal se defendía bastante con la pelota, el actual no tiene problemas haciéndolo sin la misma, lo cual nos lleva al siguiente punto.

Menos posesión, más eficiencia con el balón

Con Louis van Gaal, la posesión se convirtió en un elemento esencial en el juego del Manchester United, la filosofia del holandés consiste en el éxito a través de la tenencia de la pelota y con el constante movimiento de la misma. La temporada anterior los diablos rojos fueron el segundo equipo de la Premier League detrás de Arsenal, con más posesión promedio por partido (56%). Por su lado, Jose Mourinho ve las cosas desde otra perspectiva, él considera que la posesión es un medio, más no así el camino a seguir ciegamente. El United de Mou en esta temporada es apenas el octavo equipo de la Premier en promedio de posesión de balón con un 52%, el dato interesante es que el equipo de Mou trata mejor la pelota, con una precisión de pases del 87%, superior a la del equipo de Van Gaal (82%). Esto deja en evidencia, que el United actual hace un uso más eficiente de la posesión que el de hace una temporada, uno de los factores que más se le criticó a Van Gaal fue su constante obsesión con el dominio del balón sin generar peligro, poco a poco, Mourinho ha empezado a cambiar dicho factor.

Dinamismo en el centro del campo

Carrick, Schneiderlin, Fellaini, Schweinsteiger y Herrera fueron los mediocampistas que más vieron minutos la temporada pasada con el United, el centro del campo para los diablos rojos se convirtió en un area estática, en donde los dos mediocentros de turno jugaban en un doble pivote, su labor era dar equilibrio al equipo para mantener la pelota y ayudar en defensa, todo muy en línea con la idea de juego posicional que quería establecer Louis van Gaal, en muchas oportunidades esta postura trajo resultados contraproducentes, sobretodo cuando el United intentaba quebrar defensas de rivales organizados y compactos atrás, el sentimiento general, es que se usaba este recurso más como una medida para “no perder” que para “ganar”.

José Mourinho es conocido tambien por usar el doble pivote, inclusive en el Madrid implementó el famoso “trivote” para contrarrestar al Barcelona, la diferencia esencial, es que Mou no es obtuso con esta alternativa, sino que más bien, se adapta al rival para usarla. En los primeros tres partidos de Premier del luso en Manchester, ha usado a estos jugadores en mediocampo, Herrera-Fellaini ante Bournemouth, Pogba-Fellaini ante Southampton y Hull, la primera combinación, ofrecía a un Herrera jugando como número “5” y un Fellaini más libre con autonomía para moverse por todo el centro del campo, la segunda (ya con Pogba), convirtió a Fellaini en ese mediocampista de equilibrio que fue Ander ante Bournemouth y a Pogba en ese jugador libre cubría todo el centro del campo, esta alternativa es muy similar a lo que fue el Fabregas-Matic en su Chelsea campeón de 2015, un mediocampista de equilibrio y otro con más dinámica que puede anotar goles como un número “10” y a la vez defender como un número “6”. Este tipo de jugadores a lo Scholes, Lampard, Gerrard son muy tradicionales del fútbol inglés y para Mou son parte fundamental de su idea de juego.

Libertad para los atacantes

Los números ofensivos del Manchester United la temporada pasada fueron una de las razones más contundentes para el despido de Louis van Gaal. Los diablos rojos solo anotaron 49 goles (promedio de 1.29 por partido) en toda la campaña pasada, siendo el 10º equipo goleador de la Premier por detrás de equipos como Everton, West Ham y Southampton. En cuanto a remates, el United promedió 11 remates por partido, siendo el 15º equipo en esta categoría superados por clubes como Sunderland, Watford, Swansea y Crystal Palace de temporadas decepcionantes. La situación en ataque era tan crítica que los descendidos Norwich y Newcastle también promediaron la misma cantidad de remates por encuentro que el equipo de Van Gaal, así como la misma cantidad de oportunidades generadas (8 por partido), muy por detrás de los Spurs, líderes en el rubro con 14 chances por partido.

La tarea de Mou en este sentido es fundamental, Old Trafford atacó en muchas oportunidades a Van Gaal por sentir que la filosofía del holandés iba en contra de todo lo que Busby y Ferguson habían inyectado en el alma del club, los gritos de “Ataque, ataque, ataque” se escuchaban cada vez que el United pasaba la pelota para un lado o para atrás, en vez de ir al frente. El portugués es un tipo inteligente y su filosofía por más que muchos erróneamente la hayan llamado “defensiva”, está bastante lejos de eso y los números actuales del Manchester United lo demuestran, el equipo de Mou promedia en esta temporada 17 remates por partido, segundo detrás de Liverpool, 12 oportunidades de gol por encuentro (4 más que el conjunto de Van Gaal) y el promedio de gol es de 2 goles por juego, un ejemplo claro del cambio de sintonía en Manchester, es que el pasado sábado, los diablos rojos remataron en 29 oportunidades al arco del Hull City, convirtiendo al portero suizo de los Tigers (Jakupovic) en uno de los hombres del partido, cosa que pocas veces ocurrió la temporada anterior.

Con Van Gaal, los extremos solo cambiaban de posición por indicación del entrenador, los pases entre líneas no eran parte de la filosofía y el delantero centro, debía permanecer en el área, hasta que sus compañeros lo encontraran, Mourinho ha hecho completamente lo opuesto, ha permitido que sus atacantes se muevan con libertad durante el partido y Zlatan, quien ha jugado como delantero titular, tiene toda la libertad para bajar y ser parte de la elaboración. Ciertamente quizás no sea ideal que Ibra esté bajando al centro del campo a asociarse, pero el portugués cree mucho en la capacidad del delantero sueco para hacer esa labor y luego ir al área para finalizar la jugada.

A pesar del poco tiempo, Mourinho ha empezado a dejar su marca en los diablos rojos, comparado con el equipo de Van Gaal, sale muy bien parado el equipo del luso, aunque es importante recordar que tan solo se han jugado tres fechas de la Premier League y que los desafíos más grandes están por llegar, de momento, el balance es ventajoso para Mou. El verdadero reto para él empezará cuando deba compararse consigo mismo una vez implementada por completo su filosofía futbolística en el Manchester United.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados