Firmas

article title

Messi y Musa, objetivos cumplidos para Argentina y Nigeria

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – El partido final del grupo F del Mundial entre Argentina y Nigeria fue un divertido trámite. Con numeroso público argentino en las gradas y en las calles de la ciudad de Porto Alegre, la sede mundialista más al sur de Brasil y cercana geográficamente al país argentino, el partido se movió entre goles, desajustes defensivos para terminar con ambos equipos contentos al confirmar sus objetivos.

El toma y daca inicial fue de órdago. Leo Messi, que ya anotó los goles decisivos en los dos anteriores encuentros contra Bosnia e Irán, disparó a la red un rechace de Enyeama y el palo tras un tiro de Di María. Ni dos minutos hubo que esperar para que, en un contragolpe de libro, Ahmed Musa, extremo del CSKA Moscú, quebrara la cadera de Zabaleta, después de recibir un pase de Babatunde y antes de colocar el balón en el palo contrario, lejos de la reacción de Romero.

Los goles de Bosnia ante Irán dieron tranquilidad a los africanos, que veían así confirmado su pase de ronda. Les quedó defenderse ante el potencial ofensivo de la albiceleste y lanzar veloces contras en busca de superar la fácilmente franqueable zaga argentina. Mientras el mediocentro de Nigeria, formado por Onazi y Obi Mikel, naufragaba, limitados sus movimientos por la libertad absoluta de Messi, solo la decepcionante actuación, otra más, de Agüero e Higuaín como sus acompañantes evitó males mayores. De hecho, la lesión del 'Kun' y la entrada del incisivo Lavezzi dio bastante más peligrosidad al ataque de Argentina.

Una nueva obra de arte del astro del Barcelona volvió a poner en ventaja a la albiceleste justo antes del descanso. Libre directo perfecto, con la zurda a la escuadra, ante el paseo y la mirada de Enyeama, para el cuarto gol de Messi, que iguala como máximo goleador al brasileño Neymar. El meta nigeriano pudo hacer bastante más -ni siquiera se lanzó-, pero se mantuvo seguro durante el resto del partido.

La segunda mitad inicíó igual que la primera, pero en sentido contrario. Musa calcó el doblete de Leo Messi, entrando en diagonal como Pedro por su casa en ese agujero negro que forman los cuatro defensores argentinos, en este caso generado por un genial movimiento del potente delantero centro Emenike. Escasos instantes más tarde, sin embargo, un córner desde la derecha finalizó, tras un cabezazo fallido de Garay, en la rodilla de Marcos Rojo, que casi sin querer empujó a gol el que sería el tanto definitivo.

El encuentro se deslizó hacia su final entre los cambios, con Messi ovacionado, el descenso del ritmo y los últimos intentos africanos. Los innumerables espacios en fase defensiva de Argentina y los errores individuales no fueron aprovechados por una Nigeria cada vez con menos gasolina.

Al final, Argentina alcanza el pleno de puntos y el liderato, con Messi como estrella indiscutible pero un incuestionable problema defensivo. Nigeria, merced a la derrota de Irán, también pasa a los octavos de final, en los que encontrará a Francia. No se alcanzaba la fase eliminatoria desde 1998, precisamente en el país galo, por lo que el objetivo también está cumplido para ellos.

 

FICHA TÉCNICA

Estadio: Beira-Rio en Porto Alegre
Árbitro: Nicola Rizzoli (ITA)

ARGENTINA (4-3-3)
Romero (5); Zabaleta (5), Fernández (5), Garay (5), Rojo (6); Mascherano (6), Gago (6), Di María (7); Agüero (5), Higuaín (4), Messi (8)
Suplentes: Lavezzi (7), Ricky Álvarez (6), Biglia (s.c.)
DT: Alejandro Sabella

NIGERIA (4-2-3-1)
Enyeama (6); Ambrose (6), Yobo (6), Omeruo (5), Oshaniwa (5); Onazi (4), Obi Mikel (5); Odemwingie (5), Babatunde (6), Musa (8); Emenike (7)
Suplentes: Uchebo (6), Nwofor (s.c.)
DT: Stephen Keshi

MVP según la FIFA (jugador Sportium): Leo MESSI 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados