Fútbol italiano

article title

Dries Mertens, pequeño diablo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Nunca 10 millones supusieron tan pocos problemas. Mertens fue la primera piedra del proyecto de Rafa Benítez en su periplo en Nápoles. El técnico deseaba hacerse con el jugador y el club no tardó en cerrar el acuerdo con el PSV Eindhoven, por entonces, donde militaba el jugador belga para así contentar los deseos de un técnico que debía reconstruir un equipo herido tras la marcha de Edinson Cavani al PSG, a cambio de un buen saco de quilates. Más o menos, la misma situación que el presente año, arcas llenas y corazon partío’ con la salida del Pipita Higuaín y un entrenador que debía hacer del dinero, un proyecto.

El jugador cumplió con su parte del trato desde el primer día. Con su 1,69 cm de altura solo 6 más que su compañero Lorenzo Insigne, la banda izquierda del Napoli aportaba diversión. Sin importar el día o el rival, ni si jugara Lorenzo o Dries, el 14 o el 24. Cuando el balón reposaba sobre alguno de estos dos, comenzaba el espectáculo. Misma posición, mismo rol. Atizar al rival con constantes diagonales, centros al corazón del área o regates para ganar en superioridad. Infundir una jaqueca en el sector izquierdo del San Paolo tan similar a la que hace unos años, hacía y tan bien Ezequiel ‘El Pocho’ Lavezzi.

¿Qué ocurría? El pueblo habló. Lorenzo Insigne era napolitano, toda una vida dedicada al fútbol y a su ciudad, Nápoles. No es fácil ver a un napolitano triunfar en el equipo de la ciudad y para la afición siempre era una bonita oportunidad, ver jugar a la vespa napolitana. Lorenzo rendía un día sí y otro no. Jugador intermitente pero de mucha calidad. Mientras, Mertens esperaba en el banquillo. Se fueron turnando durante el cargo de Rafa Benítez como entrenador en el Sur de Italia pero a final de cada mes, el recuento de minutos demostraban un ligero favoritismo hacia el napolitano. Ya saben el porqué.

Rafa Benítez durante su etapa en Nápoles

Rafa Benítez durante su etapa en Nápoles

Durante el cargo de Rafa Benítez:

Temporada 13/14

  • Mertens, 2600 minutos totales, 13 goles y 12 asistencias
  • Insigne, 3284 minutos totales, 9 goles y 11 asistencias

Temporada 14/15

  • Mertens, 3057 minutos totales, 10 goles y 12 asistencias
  • Insigne, 1426 minutos totales, 2 goles y 6 asistencias

En la última temporada del técnico madrileño, en 2014 cuando Insigne sufrió una lesión en el ligamento cruzado que le tuvo apartado de los terrenos de juego durante gran parte de la temporada, Mertens pudo disfrutar de una ligera continuidad. Con la llegada de Sarri en 2015, vuelta a la normalidad. Posiblemente, el mejor año de Insigne como futbolista profesional y ni en esas hay una diferencia de números abismales en relación a minutos en el campo.

Temporada 15/16

  • Mertens, 1682 minutos totales, 11 goles y 7 asistencias
  • Insigne, 2856 minutos totales, 13 goles y 11 asistencias

En esta nueva temporada y cuarto año para el belga como napolitano. El jugador jura amor eterno a una ciudad que lo tiene encandilado a nivel personal. Nunca ha salido una mala palabra de la boca del jugador a pesar de la situación. Viendo los números, es difícil entender la situación. Salvó al Napoli de su primera derrota en el partido inaugural de la Serie A con un doblete sensacional y colaboró con otro doblete sensacional ante el Benfica para colocar al Napoli como líder de grupo en la Champions League. La competencia es sana y Mertens sabe esperar. Sarri no puede pedir nada más y para el Napoli nunca 10 millones resultaron tan baratos.

Temporada 16/17

  • Mertens, 367 minutos totales, 4 goles y 3 asistencias
  • Insigne, 387 minutos totales, 0 goles y 4 asistencias

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados