Fórmula 1

article title

Mercedes estuvo a punto de dejar la Fórmula 1 en 2011

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Mercedes ha sido, en las tres últimas temporadas, la escudería que ha dominado la Fórmula 1. Han ganado en estos campeonatos tanto el título de pilotos como el de constructores. Es evidente que el trabajo realizado por los alemanes es magnífico, pero si nos remontamos un poco más atrás en el tiempo nos encontramos con que no todo ha sido un camino de rosas.

En 2010 entraba en escena Mercedes GP. La marca mundialmente conocida volvía al campeonato de Fórmula 1 como equipo, hecho que solo había sucedido antes en las temporadas de 1954 y 1955. El regreso a la parrilla venía tras adquirir Brawn GP, escudería que se fundó en 2009 comprando Honda Racing F1, y que ganó el título el único año que estuvo en parrilla.

Los alemanes tuvieron como dupla de pilotos en su primer año a Michael Schumacher y Nico Rosberg. En 2010 consiguieron subir al podio en tres ocasiones, y no fueron capaces de luchar en competencia directa con los grandes equipos, que eran Red Bull, Ferrari y McLaren. Durante 2011 el equipo fue a peor. No consiguió entrar ninguna vez en el podio, y los resultados que se consiguieron ni se acercaron a lo que el equipo quería conseguir.

La situación a la que se llegó a finales de 2011, con un coche poco competitivo, llevó a una reunión en la que el equipo se reunió con la cúpula de la marca. Ross Brawn, dirigente de la escudería en esa época comenta que en esa junta, se planteó a Mercedes abandonar la categoría o invertir para dar un paso al frente. Todos estaban de acuerdo en que la situación del equipo no era la adecuada, necesitaban tomar una decisión.

Brawn comenta que su equipo se encontraba en inferioridad respecto a los equipos con los que querían luchar. Sus competidores tenían una plantilla mucho más amplia, por lo que en la lucha contra esas escuderías partían en un clara inferioridad. Tras la reunión que se mantuvo con la junta directiva, se decidió invertir todo lo que hiciera falta para hacer de Mercedes GP un equipo capaz de luchar por el título. Las palabras con las que Ross Brawn explica cómo sucedió todo son las siguientes:

“El éxito que Mercedes obtuvo en 2014 nació a finales de 2011, 2012. Tuvimos una reunión complicada con la junta directiva. O lo dejaban o daban un paso al frente, porque 2010 y 2011 no habían sido lo bastante buenos. Habíamos seguido la política de restringir nuestros recursos. Éramos 450 personas, y competíamos contra equipos de 500 y 600. Contra eso no hay solución”

“Nosotros les planteamos: o damos un paso adelante o lo damos hacia detrás, porque ahora mismo estamos en el medio. Todos los miembros de la junta nos dijeron: ‘de acuerdo, daremos un paso adelante. Lo intentaremos. ¿Qué necesitáis?’

La decisión de seguir hacia adelante de Mercedes, aportando al equipo de Fórmula 1 las necesidades que les plantearon, llevaron a construir una escudería que ha dominado la competición durante los tres últimos años. En esta reunión de finales de 2011, la escudería alemana podía haber abandonado el Gran Circo, era una de las dos opciones que se plantearon. Pero no, decidieron apostar y les salió bien. En 2012 y 2013 empezaron a competir con las escuderías punteras. A partir de 2014 la historia ya se la saben. Historia que podía no haber sucedido si Mercedes hubiera decidido dar un paso atrás, pero no lo hicieron.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados