Fórmula 1

article title

Mercedes: entre el éxito y la intranquilidad

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Los números fríos muestran al británico Lewis Hamilton mejor que nunca en la temporada y cada vez más cerca de un nuevo título de Fórmula 1, pero el pobre rendimiento de los Mercedes en Malasia siembra preocupación en las “flechas de plata” de cara a las últimas cinco carreras del año.

El segundo puesto conseguido en Sepang permitió a Hamilton extender de 28 a 34 puntos su ventaja sobre el alemán Sebastian Vettel, segundo en la clasificación general. La brecha se ha ido ampliando en forma consistente en favor del piloto de Mercedes en la segunda mitad del año y todo debería ser felicidad en su equipo.

LEER MÁS: Las notas de la última carrera en Sepang

Sin embargo, los rostros de Hamilton y Toto Wolff, el jefe de Mercedes, en Malasia daban cuenta de que no todo marchaba tan bien. Los Mercedes tuvieron un ritmo claramente inferior a Red Bull y Ferrari y el segundo lugar de Hamilton solo se explica por una dosis de fortuna y la habilidad del británico.

“Ha sido una carrera dura. Red Bull ha estado por encima de nosotros hoy. Nosotros no hemos tenido el ritmo adecuado este fin de semana“, reconoció Hamilton, que dijo haber tenido problemas con su batería.

“Tenemos mucho trabajo por hacer con el coche. Las próximas carreras serán fundamentales para poder resolver estos temas”, afirmó el triple campeón mundial.

Hamilton comenzó la carrera del domingo en la “pole”, pero se vio rápidamente superado por el Red Bull del holandés Max Verstappen, que no tuvo problemas en defender su ventaja hasta el final. Vettel también fue una locomotora en la carrera y que apenas haya terminado en cuarto lugar solo se explica por el problema de motor que le hizo comenzar en el fondo de la parrilla.

“Nos vamos de Malasia con muchas preguntas. Debemos encontrar respuestas en los próximos días y semanas si queremos asegurarnos de que podremos seguir al frente en la parte final del campeonato“, dijo crudamente Wolff. “No podemos distraernos por el hecho de haber tenido otra vez suerte este fin de semana. Habrá que trabajar mucho si quereremos llegar primeros a Abu Dabi“.

El diario británico “Daily Telegraph” habló hoy de “otro regalo para Mercedes” y afirmó que la escudería consiguió “esquivar una nueva bala”. En Alemania, el “Süddeutsche Zeitung” consideró que la clasificación no refleja las distancias reales entre Hamilton y Vettel.

“Numéricamente, el británico extendió a 34 puntos su ventaja. Pero psicológicamente, la distancia se ha recortado por la tremenda remontada de Vettel“, indicó el periódico germano.

Es que Mercedes ha salido indemne del fin de semana pese a ser inferior. Ya el viernes, Wolff había reconocido que el coche no tenía “buen balance” y habló de “uno de los peores entrenamientos libres que recuerde”. En la clasificación, Hamilton logró la “pole”, aunque todo indica que habría sido superado por Vettel si el alemán hubiera podido participar. Lo mismo en la carrera, donde la remontada del piloto de Ferrari no alcanzó para igualar a Hamilton, aunque sí para terminar por delante del Mercedes del finlandés Valtteri Bottas.

Ya en Singapur, hace dos semanas, Mercedes se había visto favorecido por una situación ajena: el choque que en el inicio de carrera dejó fuera a las Ferrari de Vettel y el finlándes Kimi Raikkonen y al Red Bull de Verstappen, lo que dio vía libre a la victoria de Hamilton.

La reducción al mínimo de los errores, el talento de Hamilton y los problemas de fiabilidad de Ferrari -que se muestra veloz pero poco confiable- alimentan las ilusiones de las “flechas de plata” de terminar un año más en lo más alto. Pero en Mercedes tienen en claro que si el coche no mejora la gran ventaja se podría esfumar rápidamente.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados