Se habla de:

Copa del Rey

article title

Mendieta: un indie que enamoró a millones de personas con su fútbol

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Los grandes hechos quedan grabados en la memoria casi de forma innata. De forma natural, sin nada lógico que lo prevea, personajes marcan épocas, quedan subrayados casi eternamente para los recuerdos de un gran número de personas. En el mundo del fútbol, evidentemente, existen futbolistas que son recordados durante décadas por sus éxitos, por sus galones y por sus etapas en un determinado club.

Pese a que Gaizka Mendieta nació en Lequeitio (Vizcaya), sus primeros pasos en el mundo del fútbol los vivió en la Comunitat Valenciana, en las filas del Castellón, donde pronto llamaría la atención del Valencia y acabaría fichando por el equipo de Mestalla para militar en su filial. Allí, desde abajo, marcaría una época ejerciendo de líder y de capitán.

Mendieta marcó una época en el fútbol español entre la década de los 90 y los inicios de los 2000. El ya ex-futbolista vasco fue erigido como ídolo absoluto en Valencia, donde vivió una de las mejores épocas deportivas que se recuerdan en la capital del Turia. Aquella plantilla valencianista dejó imágenes para el recuerdo. Junto a otros ídolos como Claudio López, Santi Cañizares o Pablo Aimar, Mendieta quedó grabado en la memoria de la afición Ché por la ascensión del equipo entre 1998 y 2001. Su pierna diestra se convertía, así, en inmortal, siendo incluso catalogado como “el murciélago” del escudo valencianista.

La figura del capitán que ejerce como tal desde simples entrenamientos como en finales europeas. Un auténtico emblema de la capital del Turia durante una época dorada del club, cuando comenzó a ser considerado uno de los equipos más potentes del viejo continente, cuando el Valencia volvió al primer plano mediático en Europa. Sin embargo, no fue su único club, ya que su progresión deportiva le haría fichar por la Lazio en 2001 (tras una histórica transacción de en torno a 8.000 millones de pesetas) y, un año después, por el FC Barcelona en calidad de cedido. Dos temporadas consecutivas cambiando de equipo, donde no encontró estabilidad ni buenos resultados a nivel personal.

El centrocampista que había maravillado en Europa había dejado Valencia y no había cumplido las expectativas esperadas ni en Roma ni en Barcelona. Es por ello que, en 2003, decidía embarcarse en un nuevo proyecto. Se iría a la Premier League, donde firmaría por el histórico Middlesbrough y volvería a encontrar su hueco, la estabilidad necesaria para, finalmente, colgar las botas 5 años después, en 2008.

En Inglaterra, en el fútbol inglés, en el Riverside Stadium. Allí pudo encontrar un segundo plano mediático en el que desplegar fielmente su fútbol, donde volver a encontrar las sensaciones perdidas desde su salida del Valencia. Allí no encontraría las presiones del primer nivel mediático de grandes clubes europeos, convirtiéndose pronto en un futbolista determinante, recuperando su mejor versión deportiva y convirtiéndose, así, en ídolo de la parroquia local. Sólo lograría una Copa de la Liga Inglesa, pero revivió épocas pasadas.

Enamorado del país, de la cultura británica e inglesa en toda su extensión. Un entorno que le hacía estar cómodo, en su salsa, en un país que adoraba por su historia, por su música. Sin embargo, su etapa final le guardaría un mal trago, ya que varias lesiones acabarían sentenciándole con una considerable falta de minutos. En su última temporada, decidió que debía tomar la decisión. Meses antes de que acabara la temporada 2007/08 lo comunicó al club inglés. En el verano de 2008, pondría fin, a sus 34 años, a su carrera deportiva, colgaría las botas para hacer frente a una nueva etapa personal, donde dedicaría gran parte de su tiempo a su otra gran pasión: la música.

Gaizka Mendieta se quedaría a vivir en Inglaterra, en la ciudad de Middlesbrough, donde iniciaría, desde cero, su andadura como DJ profesional. Pasaría de estar rodeado de balones a vinilos y mesas de mezclas en cuestión de meses. Y no se le ha dado nada mal, ya que incluso fue uno de los protagonistas de un gran evento musical como el Festival Internacional de Benicassim 2011 junto a sus compañeros del grupo Gasteiz Gang.

En la actualidad compagina su carrera de DJ en solitario, pinchando en algunos de los establecimientos más prestigiosos de la capital, en Londres, y además es comentarista de la prestigiosa cadena privada Sky Sports, donde sigue desde la distancia el fútbol español.

Una leyenda del Valencia que vivió su éxtasis deportivo en la capital del Turia, vivió un par de años de andadura en el desierto para volver a encontrarse a sí mismo en Inglaterra, en las filas del Middlesbrough, donde acabaría asentando su vida y acabaría dedicándose a su otra gran pasión.

Mendieta: un indie que enamoró a millones de personas con su fútbol.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados