Fútbol italiano

article title

El mejor XI de la temporada en la Serie A

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Después de repasar mes a mes, desde agosto hasta mayo, los mejores rendimientos individuales del Calcio, toca hacer la recapitulación final del curso con la mejor alineación, el futbolista más valioso y el entrenador más destacado de los diez meses de competición en la Serie A 2016/2017 recién concluida.

Gianluigi DONNARUMMA (Milan)

El hombre más constante y destacado de un irregular Milan que, pese a ello, ha conseguido regresar a competiciones europeas tras tres cursos de dolorosa ausencia. Solo Skorupski y Cordaz, de entre el resto de porteros titulares, han hecho más paradas que él por partido (3.8). Con su solvencia, su impropia madurez y sus estiradas con las que ha dado puntos a su equipo y dejado postales para el recuerdo, el prodigio ‘Gigio’ ha sido el mejor arquero de la Serie A 2016/17 en su primera campaña como titular al completo. Presente sobresaliente, futuro poderoso.

Andrea CONTI (Atalanta)

El defensa más goleador del curso (8) ha unido a su excelente bagaje de cara al arco, buenas dotes defensivas y una capacidad asistente de enorme valor por el carril diestro, ya que sus cinco pases de gol solo han sido superados por Ghoulam e Isla (6) entre los demás zagueros de la Serie A. Tras un puñado de partidos el curso pasado en los que ya demostró parte su potencial, Conti ha sido uno de los varios jóvenes talentos de la cantera bergamasca que Gasperini ha asentado con aplomo en la élite y con los que Atalanta seguirá haciendo caja.

Mattia CALDARA (Atalanta)

Si su compañero Conti ha sido el defensa más goleador, el emergente central italiano se ha colocado segundo en dicha lista, con siete dianas, todas ellas producidas a través de su excelente dominio del juego aéreo y a su buena lectura de las situaciones en el remate de las jugadas a balón parado. Ya fichado por una Juventus que no da puntada sin hilo en cuanto a la captación del talento nacional de más proyección, Caldara ha sido el baluarte inesperado de un Atalanta que ha basado su excelsa campaña en su solidez como conjunto. Temporada impoluta.

Kalidou KOULIBALY (Napoli)

Partir a la Copa África a mitad de curso nunca es beneficioso para el rendimiento global de cualquier futbolista. Tampoco para Koulibaly que acusó un bajón tras su regreso de la competición continental que hizo que volviesen a aparecer, aunque puntualmente, algunos de los errores de ímpetu que ha ido corrigiendo con Sarri en estos años. Pese a esa mácula temporal, no hay un central más importante para la idea de su equipo que él, convertido tras una nueva temporada de notable alto en toda una certeza del Calcio, por sus salidas en conducción y su destreza para batir líneas con el pase inicial. Un central valiente para un estilo valiente.

ALEX SANDRO (Juventus)

Dentro del controlado y minucioso -y a la postre, harto positivo en Europa- reparto de minutos realizado por Allegri en la Serie A 2016/17, Alex Sandro ha visto aumentada su importancia en el equipo con respecto al curso anterior y pese a que disputado menos del 75% de los partidos, el lateral zurdo brasileño ha confirmado sus virtudes ofensivas, ha seguido asentando su vigor defensivo y se ha consolidad con rotundidad como el mejor en su posición de la liga italiana y en uno de los mejores futbolistas del mundo en su demarcación. Siete goles producidos, en forma de tres dianas y cuatro asistencias, refrenden con cifras su notable rendimiento.

Lucas BIGLIA (Lazio)

Capataz, brújula, capitán y manija de la Lazio durante las últimas cuatro temporadas, cinco argentino clásico de los buenos y futbolista siempre infravalorado a lo largo de su carrera. Biglia es puro mando y equilibrio, todo un talento táctico, la aleación perfecta de distribución y equilibrio, el quite y la entrega siempre certera hacia la mitad de campo rival, la extensión del técnico sobre el césped, el líder silencioso de un conjunto biancoceleste que ha culminado una campaña más que loable. A sus 31 años, ‘El Principito’ todavía tiene mucho que decir en un Calcio que ya conoce a la perfección, aunque tal vez lejos de Roma.

Marek HAMSIK (Napoli)

Un futbolista con capacidad y talento para jugar en prácticamente cualquiera de las medulares de los mejores clubes de Europa, unido por voluntad propia, fidelidad y sentimiento de pertenencia a un brazalete, a un escudo, a un color, a un estadio y a una ciudad. Todo eso es Hamsik para Napoli. Una leyenda que sigue engrandando sus números de mito viviente partenopeo y que ha realizado, en su segundo año a las órdenes de Sarri, un curso aún mejor que el anterior, culminada con dobles dígitos en goles y asistencias: doce y diez, respectivamente. Calidad y carácter de la más alta de las gamas en forma de una cresta ya icónica y del mejor centrocampista del Calcio.

‘PAPU’ GÓMEZ (Atalanta)

La gran sensación de la temporada. Un jugador tan divertido dentro -el que más de la Serie A 2016/17- como fuera del césped. Un torbellino de pura calidad técnica y desborde a base de regate. El crack total de un Atalanta histórico. A sus 29 años y tras toda una trayectoria en el Calcio -llegó a él en 2010 para enrolarse en el Catania-, el ‘Papu’ ha firmado una campaña absolutamente brillante, en la que ha realizado 16 tantos y ha dado diez pases de gol con los que ha firmado los mejores números de su carrera y con los que ha conquistado, con total y absoluto merecimiento, la primera llamada para formar parte de la convocatoria de la selección argentina. El MVP de la temporada no se le ha quedado lejos, pero el de jugón del año en Italia no tiene discusión: es suyo.

Andrea BELOTTI (Torino)

‘El Gallo’ había dejado entrever la temporada pasada que Italia no había sacado un nueve como él desde la época dominada por los Inzaghi, Vieri o Luca Toni y convertirse en el décimo mejor goleador de las cinco grandes ligas de Europa a sus 23 años y en las filas del Torino -con 26 tantos-, no ha hecho otra cosa que confirmar y acrecentar dicha vitola. Casta, carácter, planta, nobleza, esfuerzo constante, humildad, liderazgo, remate por arriba, por abajo, dentro y fuera del área… Belotti ha hecho que el club que pagó poco más de ocho millones por él hace dos veranos, pueda permitirse ahora rechazar 60 ‘kilos’. El llamado a ser el killer de Italia en un futuro, ya lo es del presente.

Edin DZEKO (Roma)

A su coronación como capocannoniere’ y a su condición de ser uno de los dos mejores a título individual de la Serie A, el nueve bosnio ha acompañado su excelente curso con una resurrección cargada de tintes cinematográficos. Nadie hubiese apostado por ello tras su gris campaña pasada, en la que hasta sus aficionados hacían bromas sobre su acierto de cara a puerta. A sus 29 goles como epicentro ofensivo de la Roma, ha unido nueve asistencias para erigirse -por detrás de Messi, Suárez y Cavani- como el cuarto jugador más productivo de las grandes ligas. Brillante.

MVP: Dries MERTENS (Napoli)

Solo ha habido un jugador capaz de discutirle a Dzeko el título de MVP de la Serie A 2016/17 y ese ha sido el belga. Pese a que ha sumado un gol menos que el bosnio (28) y las mismas asistencias -aunque en cinco titularidades menos-, Mertens merece tal reconocimiento por su brillantez eléctrica, por la genialidad de sus definiciones, pero sobre todo por su asombroso acople sobre la marcha a la posición central del fantástico tridente de Sarri que Milik estaba destinado a ocupar. A raíz de la lesión del polaco, descubrimos a un nueve tan peculiar como devastador, y que ha dominado el campeonato.

Entrenador: Massimiliano ALLEGRI (Juventus) / Gian Piero GASPERINI (Atalanta)

‘Max’ Allegri lo sabía desde el principio. Sabía que estaba gestionando una de las mejores plantillas de Europa. La mejor de su carrera. Su sabio reparto de minutos en Serie A y su eclecticismo y ‘efectivismo’ tácticos no solo han llevado a la Juventus a conseguir por primera vez en la historia del Calcio un sexto Scudetto consecutivo, si no que le han permitido volver a alzar la Coppa y volver a rozar la Champions, reafirmando a su equipo como uno de los más temibles de toda Europa, algo que no era ‘La Vecchia Signora’ antes de su llegada.

Más allá del técnico campeón, el entrenador de la temporada en Italia ha sido, sin lugar a dudas, Gian Piero Gasperini. El ideólogo de la hazaña europea de un Atalanta que ha enamorado por su fútbol, que ha plantado cara a todos los grandes del Calcio y que, por si fuera poco, ha ido dando paso a algunos de los jóvenes italianos destinados a ser protagonistas en la Serie A y en la selección durante los próximos años. Agresividad, frescura, ambición, talento… Por idea y por estética, su obra es uno de los mejores equipos del Calcio de los últimos años. Capolavoro.

Leer más: Las notas de la Serie A 2016/2017

BANQUILLO

Wojciech SZCZESNY (Roma)

A pequeña escala, su caso guarda similitudes con el de Dzeko. Tras una irregular campaña anterior en Roma, el polaco ha sabido reponerse y se ha convertido en un fiable guardián para la meta de los giallorossi y en uno de los mejores de la recién concluida Serie A en su posición. Aunque es cierto que no ha sido un curso de numerosas grandes actuaciones de porteros, Szczesny ha aprovechado la temporada para asentarse al fin como una certeza dentro de la segunda línea de porteros europeos de primer nivel.

Giorgio CHIELLINI (Juventus)

Si Allegri no hubiese administrado tanto y tan bien la carga de minutos de sus pesos pesados, tanto Chiellini como su inseparable Bonucci ocuparían las dos plazas titulares del centro de la zaga del mejor once de la Serie A 2016/17, ya que en cuanto a calidad defensiva, no hay color con el resto de centrales del campeonato. La temporada del tres bianconero, a nivel puramente de marcaje, ha sido brillante e impoluta, lo que ha permitido a la Juventus dar casi siempre la sensación de no sufrir ante prácticamente ningún rival.

Federico FAZIO (Roma)

Sorprendente curso del central argentino tras dos campañas anteriores marcadas por la falta de ritmo y continuidad. Pese a su corpulencia y a no ser un central en absoluto rápido, sus notables dotes para la salida de pelota, el cuerpo a cuerpo y la defensa del área, le permitieron asentarse como puntal en el medio de la línea de tres centrales por la que apostó Spalletti con mayor asiduidad, siendo a su vez el seguro para que Manolas y Rüdiger le diesen al equipo su mayor proactividad en anticipación y en ganar altura sin restar seguridad atrás.

Radja NAINGGOLAN (Roma)

Perro de presa en el quite, capacidad de llegada permanente, primer hombre activo en la presión en campo rival, solidario en las ayudas a los laterales, personalidad y energía arrolladoras y contagiosas, polivalencia, entrega en todas sus tareas… El ninja belga es capaz de hacer todo eso, incluso en el mismo minuto de partido y además, ha completado la mejor temporada en cuanto a cifras de toda su carrera, con once dianas y seis pases de gol. Un futbolista de élite pura que todo equipo firmaría tener en sus filas.

Sami KHEDIRA (Juventus)

Lo suyo no es brillar individualmente, pero en cuanto a darle empaque y solidez al centro del campo de un equipo en los dos sentidos del juego sigue habiendo pocos jugadores como el alemán. Solamente Higuaín ha disputado más partidos completos que él en la Juventus campeona y por si su trabajo constante no fuese suficiente, Khedira ha calcado sus números de la pasada Serie A: cinco goles y cuatro asistencias. Algunos de ellos en momentos y partidos muy importantes del curso en la competición doméstica. Poco ruido y muchas nueces.

Lorenzo INSIGNE (Napoli)

La madurez ha llegado para quedarse en el fútbol de uno de los grandes talentos italianos de los últimos años, si no el mejor en cuanto a calidad técnica. El pequeño artista napolitano ha realizado 18 tantos y ha regalado nueve pases de gol en la Serie A 2016/17. Números de crack para un jugador no especialmente focalizado en llegar a zonas de gol dentro del área contraria, si no en generar jugadas de peligro en la periferia de la misma. Cuando Insigne ha tenido el día, dentro del temible tridente partenopeo, ha sido casi imposible de detener.

Gonzalo HIGUAÍN (Juventus)

Mantener el excelso nivel goleador de su pasada temporada en el Napoli era prácticamente una misión imposible. Pese a ello, el ‘Pipita’ ha demostrado -por si alguien todavía tenía dudas- que es uno de los mejores nueves de las grandes ligas del mundo. Le costó llegar a su mejor nivel en el inicio del curso, pero desde diciembre el argentino puso el turbo y ha finalizado la Serie A 2016/17 con 24 goles en su haber. Algunos de ellos tremendamente decisivos, como los marcados en los dos derbis de Turín, o ante la Roma y el Napoli en casa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados