Fútbol italiano

article title

El mejor XI de marzo en la Serie A

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Superado el tercer cuarto de competición de la presente Serie A y terminado el escueto tercer mes de 2017 debido al parón de selecciones, equipos y jugadores ya han dejado claros sus fundamentos y perspectivas sobre el devenir de lo que es ya la parte crucial de la temporada en cuanto a objetivos globales y también en cuanto a nombres, niveles individuales y cifras particulares. Repasamos, posición a posición, el mejor once del mes de marzo en la Serie A, con MVP y mejor entrenador incluidos.

Ciprian TATARUSANU (Fiorentina)

Dos temporadas lleva el rumano siendo el dueño de los tres palos en la Fiorentina y dos campañas llevan desde el propio club queriéndolo sustituir . Y este verano, con Sportiello ya en nómina desde enero, parece que puede ser el definitivo. Un trato injusto para un portero que ha dado un más que buen rendimiento en el Franchi pese a errores muy puntuales. Que su equipo no haya encajado gol en marzo es, en buena parte, por culpa suya.

Dani ALVES (Juventus)

Que Alves ha jugado mucho menos en su primer año en la Juve de lo esperado, es un hecho. Que cada vez que lo hace es un argumento competitivo de pura élite, es otro. A su papel decisivo en la eliminatoria contra el Porto, el brasileño ha sumado un mes de marzo fantástico en Serie A, enfatizando su conexión con Dybala, incluso como extremo, como hacía con Messi, para asentar al bloque en campo rival. Un fuera de serie.

Stefan DE VRIJ (Lazio)

Si no fuera por las continuas lesiones, es muy probable que el neerlandés estuviese ya en un candidato a ganar la Champions. La Lazio solo ha recibido un gol en las tres jornadas del mes de marzo y fue en la segunda parte del choque ante el Torino en el que fue sustituido al descanso. Anticipación, valentía para jugar arriba y excelente trato del cuero en salida larga y corta. En unos meses, volverán a aporrear la puerta de Lotito por él.

Davide ASTORI (Fiorentina)

El máximo nivel del italiano viene y va y eso nunca es la mejor de las noticia para un central, sin embargo, con la zaga de tres de Sousa jamás ha desentonado, ha mejorado sensiblemente en las marcas y los duelos, y su buen pie zurdo ha vuelto a asentarse con plenas garantías como la mejor opción posible para la salida desde atrás del equipo. Todo ello, además, le ha permitido reasentarse con justicia en las listas de la selección.

Senad LULIC (Lazio)

Extremo, interior y hasta lateral. Lulic es tan fiable que puede ocuparse de todas las posiciones del perfil zurdo, incluso hasta dentro del mismo partido, y Simone Inzaghi está sabiendo como nadie antes aprovecharse de su fantástica polivalencia. Además de todo su encomiable trabajo físico y su gran inteligencia táctica, el bosnio ha repartido dos asistencias en este mes de marzo. Sea donde sea, una certeza insustituible.

Éver BANEGA (Inter)

Cuando parecía abocado a un curso totalmente decepcionante y al nulo protagonismo en el nuevo Inter de Pioli, Banega ha resurgido. Es la historia de su carrera. El talentoso mediapunta argentino ha recuperado la titularidad y ha completado un mes de competición brillante, especialmente en las dos goleadas consecutivas de su equipo al Cagliari y a la Atalanta. Cuatro goles y dos asistencias son el rédito productivo que lo manifiesta.

Lucas BIGLIA (Lazio)

Termómetro, eje, timón, puntal y guía. Hay muy pocos jugadores con tan buenas aptitudes para ejercer la profesión de mediocentro único como Biglia, a pesar de ser quizá el segundo jugador de Argentina al que más se ‘atiza’ tras Higuaín. Si hubiese jugado en un gigante continental -calidad tiene-, nadie lo cuestionaría. Las entregas a los puntas y la sapiencia posicional del argentino son cruciales para esta Lazio que aspira a volver a Europa.

Jakub JANKTO (Udinese)

Una de esos desconocidos para el gran público que en Udine captan y convierten en deseado talento. El interior zurdo checo -se suma como notable aparición a sus compatriotas Krejci y Schick- atesora una calidad especial, un gran golpeo a balón parado, es vertical y tiene visión de juego. Este mes parece haberse destapado: dos goles y dos asistencias para un Udinese que ha sumado siete puntos de nueve posibles. A seguir.

MVP: Dries MERTENS (Napoli)

A estas alturas de la temporada hay cada vez menos dudas: o mucho se tuerce el final de curso en la Serie A, o Dries Mertens va camino de suceder a su excompañero Higuaín como el mejor jugador del año en el campeonato italiano, por encima de nombres como Belotti o el ‘Papu’ Gómez. Desde final de 2016, el belga ha encontrado en la media luna de cada rival del Napoli su lugar en el mundo. Cuatro goles en tres partidos este mes. Excelso.

Duván ZAPATA (Udinese)

El colombiano es una bestia parda que lleva amenazando tiempo con explotar, como su compatriota Muriel pero desde una concepción más potente físicamente. Cuando amaga con romper, como este mes de marzo con tres goles decisivos en los tres choques de Udinese, te lo crees imparable. El problema es que llevaba desde diciembre sin marcar. Si alcanzase regularidad, guarda dentro el potencial de uno de los mejores nueves del Calcio.

Lorenzo INSIGNE (Napoli)

Con cuatro goles en este mes de competición, el pequeño Lorenzo ya ha igualado su registro goleador de la pasada Serie A. Y además, a sus 25 años, ha madurado su fútbol, le ha restado individualismo, y lo ha puesto al servicio del colectivo. Lo que le ha permitido convertirse, en su conexión por el carril izquierdo con Hamsik, en la baza asidua de Sarri para conducir casi cada ataque del Napoli. Y sigue creciendo cada día.

Leer más: Mejor XI de febrero en la Serie A

Entrenador: Simone INZAGHI (Lazio)

El bueno de los Inzaghi ya había dejado entrever en el tramo final de la pasada Serie A parte de sus atributos como entrenador, pero pocos fueron los que se lo creyeron. Incluido su propio presidente, enamorado de Bielsa para desenamorarse antes de que comenzase la temporada. Simone ha construido una Lazio fantástica, sólida y regular, vertical y ambiciosa, capaz de jugar en corto o de ser directa, de hacer que el rival se atrinchere en su mitad o de castigarle en transición. Hasta el punto de que es el equipo más camaleónico y a la vez sólido del campeonato tras la inalcanzable Juventus. Un proyecto, un curso y un señor entrenador que se están ganando a pulso volver a Europa en un año en el que el objetivo se ha presentado más igualado que nunca. Chapeau.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados