Fútbol italiano

article title

El mejor XI de febrero en la Serie A

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Alcanzado el último tercio de la presente Serie A y terminado el segundo mes de competición en 2017, equipos y jugadores ya han dejado claros sus fundamentos y perspectivas sobre lo que será el devenir de la parte crucial de la temporada en cuanto a objetivos globales y también en cuanto a nombres, rendimiento y cifras particulares. Repasamos, posición a posición, el mejor once del mes de febrero en la Serie A, con MVP y mejor entrenador incluidos.

Wojciech SZCZESNY (Roma)

El caso del meta polaco, aunque sin un impacto tan superlativo, guarda similitudes con el de su compañero Edin Dzeko. La temporada pasada dejó más dudas que brillo, sin embargo el exfutbolista del Arsenal se está mostrando mucho más fiable y sólido en su segunda temporada en el club, ayudado por un sistema defensivo cada vez más pulido por Spalletti. A sus 26 años, está seguramente en el mejor momento de su carrera.

Andrea CONTI (Atalanta)

Un gol producido (dos goles y dos asistencias) en cada uno de los partidos del Atalanta en el mes de febrero en la presente Serie A. El carrilero diestro italiano ya apuntaba maneras en cursos anteriores, pero con el maestro Gasperini está alcanzando cotas sobresalientes para convertirse en la enésima perla a por la que irán los grandes hasta Bérgamo. Zancada, potencia, arrojo, técnica y un futuro espléndido por delante.

Rafael TOLÓI (Atalanta)

Junto a la impenetrable zaga de la Juventus, la defensa bergamasca ha vuelto a ser la menos goleada del mes en la Serie A. Todos sus miembros rinden a un nivel notable dentro de los parámetros de Gasperini, pero el joven Caldara y Tolói son los que más destacan. El brasileño es un experto en todo lo que le pide su entrenador: anticipación, lectura del juego y osadía en la salida en conducción. Crucial siempre, brillante tiene su mejor día.

Kostas MANOLAS (Roma)

Si en enero fue Federico Fazio desde el centro de la línea de tres quien más destacó, en febrero ha sido Kostas Manolas el que ha tomado el relevo del argentino para convertirse, dentro del cimentado y asentado esquema con carrileros, en el central más acertado del equipo. El tipo de carácter ganador a prueba de bombas que posee el griego es el que eleva el nivel cuando el grupo encuentra el mejor de los rumbos en su juego. Como ahora.

ALEX SANDRO (Juventus)

El brasileño se ha erigido esta temporada, por méritos propios y pese a las habituales rotaciones de Allegri, en uno de los mejores laterales izquierdos del mundo, por no decir directamente el mejor. Su fantástico físico, su mejora defensiva, sumado a su depurada técnica y al grado de profundidad, insistencia y poderío que ofrece como solución a cada ataque de su equipo ya no son ninguna novedad. Un futbolista de pura élite.

Ahmad BENALI (Pescara)

La gran sorpresa del mejor once de febrero en la Serie A. El polivalente centrocampista libio, de tendencia ofensiva aunque capaz de asumir roles externos y con recorrido, ha sumado cuatro tantos y un pase de gol en las tres primeras jornadas del mes antes de ser expulsado en la última ante el Chievo. A los hombres de Zeman solo les queda brillar individualmente para ganarse un contrato y seguir en Serie A. Y Benali ya se ha puesto a ello.

Lucas BIGLIA (Lazio)

Felipe Anderson ha vuelto a brillar, Immobile demuestra -pese a las normales irregularidades cara a gol- que es el punta insistente que necesitaba el equipo, y Parolo es capaz de brillar en ambos sentidos del juego. Sin embargo, Lucas Biglia sigue siendo el elemento más indispensable de los biancocelesti. Manija para la distribución ofensiva, capataz para el orden, el reajuste y el posicionamiento defensivo. Siempre infravalorado.

MVP: Radja NAINGGOLAN (Roma)

“Un caballo de raza”. La definición de corresponde a su entrenador y no podría ser más acertada. El nuevo sistema de Spalletti, con el belga de segundo mediapunta con libertad para posicionarse como nueve y desatar su poder goleador -ha marcado cinco goles en febrero- o para bajar a robar balones y apretar rivales bien metido en campo propio, ha exaltado todas sus virtudes y ha evidenciado al máxima su privilegiado físico. Bestia parda.

Paulo DYBALA (Juventus)

Dentro de la contundencia, el aplomo extremo y la capacidad para apenas sufrir y dominar los partidos aun sin ocasiones de calado de los que hace gala la Juventus desde hace muchos años, cada pincelada de fútbol creativo e imprevisible de Dybala es un regalo para los ojos dentro de la estructura más ganadora que ha conocido el Calcio moderno. Un jugador determinante cerca del área. Un inventor. Un pequeño genio.

Edin DZEKO (Roma)

Quién nos habría dicho la pasada campaña que Dzeko estaría peleando por ser el capocannoniere de la Serie A, y sobre todo, quién se lo hubiera creído entonces. El bosnio ha vuelto a completar un mes en el Calcio con una media de gol por partido por segunda vez consecutiva y tercera en la temporada, beneficiado ahora por un nuevo sistema que resalta su renovada importancia. Los objetivos de la Roma hasta junio pasan por él.

Andrea BELOTTI (Torino)

El ambicioso Torino de Mihajlovic de principio de temporada ha terminado por ser un equipo alejado del brillo y la regularidad que da acceso a pelear por Europa, pero al menos tiene a Andrea Belotti, por lo menos hasta junio. Ver al ‘Gallo’ en acción es el gran motivo para sentarse a ver los partidos del conjunto granata. Un motivo de peso. El joven italiano ha hecho cinco goles en febrero y peleará hasta el final por ser el máximo goleador.

Leer más: El mejor XI de enero en la Serie A

Entrenador: Luciano SPALLETTI (Roma)

Desde la marcha de Rudi García, Spalletti no ha dado un solo paso atrás en la mejora de la competitividad y los recursos de su equipo, sin perder nunca su impronta ofensiva. En los dos primeros meses de 2017, ha conseguido volver a hacerlo con un 3-4-2-1 difícilmente penetrable atrás y contenible arriba. Seguridad, profundidad, presión, juego entre líneas, alternancia entre juego directo y elaboración… Su obra es un equipo completísimo capaz de competir, ahora sí, en cualquier contexto que se le presente, y en su estado actual de juego y forma, hipotéticamente capaz de toserle a la Juventus a lo largo de 38 jornadas. Para ello, lo mejor que podría pasarle a la Roma del sabio Spalletti es que no le pasase nada de aquí al inicio del próximo curso.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados