Se habla de:

Fórmula 1

article title

Max Verstappen, bebé a bordo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

“Es el mejor piloto que he visto”. Así de contundente se muestra Xevi Pujolar a la hora de hablar de su nuevo pupilo, Max Verstappen. Sin convencionalismo, términos medios ni miramientos. El mejor. Lo dice un ingeniero con trece años de experiencia en Fórmula 1 que ha tenido a su cargo a buenos pilotos como Irvine, Montoya, Webber o Vergne. Para él, Verstappen los supera, a ellos y a todos. El holandés es un diamante en bruto que si es pulido rápido está llamado a colocarse en lo más alto del Olimpo de la Fórmula 1.

Hace apenas un año Max Verstappen no era más que un gran piloto de karting que acababa de tomar una decisión arriesgada, casi temeraria, saltando directamente a la Fórmula 3. En tu primer año en monoplazas, pilotar un coche tan difícil de conducir como ese puede ser letal para tu carrera. Parecía un claro error que al vástago de Jos Verstappen le iba a costar, al menos, un parón en su carrera como piloto de monoplazas. Nada más lejos de la realidad. En el primer fin de semana, en Silverstone, conseguiría el primer podio. En el segundo fin de semana, la primera pole position y, después, la primera victoria.

En solo dos citas, Max había cambiado el signo de las críticas. Ahora era la estrella de la categoría, con permiso de Esteban Ocón, y la gran promesa del automovilismo mundial. Tres victorias en Spa y otras tres en Norisring significaban una racha de seis triunfos consecutivos, algo que es una locura en cualquier categoría del automovilismo, y más aún en Fórmula 3.

 

 

La lucha por sus servicios se desataba, con Mercedes y Red Bull como púgiles en busca de hacerse con la nueva perla. Y ahí, el que pudo ofrecer un asiento en Fórmula 1 ganó. Red Bull, mediante su equipo filial Toro Rosso, haría debutar a un chaval de 17 años en la temporada 2015 de Fórmula 1, reventando así todos los records de precocidad. Pronto saltaron las voces sobre lo precipitado de la decisión, pero el crío la siguió rompiendo, como diría un argentino. Terminó tercero en la Fórmula 3, con diez victorias en su casillero, y además probó el Toro Rosso en algunos viernes de Gran Premio. Para redondear el año, una actuación brillante en la mítica prueba de Macao, remontando desde el fondo de la parrilla hasta la séptima posición entre las sinuosas calles del trazado chino. Tal vez, sin su error en la carrera de clasificación del sábado, Verstappen hubiese podido incluir su nombre entre los ganadores de la legendaria prueba de Macao.

El próximo 15 de marzo Max Verstappen, con solo 17 años, se convertirá en el piloto más joven de la historia de la Fórmula 1. Será uno de los debuts más precoces jamás vistos en la máxima categoría del automovilismo. Solo el de Kimi Raikkonen en 2001, con únicamente 23 carreras de monoplazas como bagaje, aunque había ganado trece de ellas, se le puede comparar. El polémico piloto finlandés puede ser un buen espejo para Max. El talento te puede hacer llegar, pero hace falta algo más para ganar.

Hoy, catorce años después del debut de Raikkonen, no se puede decir que su carrera haya sido un fracaso, más bien todo lo contrario, pero, salvo sorpresa milagrosa en el ocaso de su carrera, terminará su trayectoria en la Fórmula 1 con un solo título mundial, y por los pelos. Muchos lo quisieran para sí, pero se antoja poco para uno de los pilotos con más talento que jamás haya llegado hasta aquí. O, como añadió Xevi Pujolar a las declaraciones con las que empezamos, “de ser rápido a ganar carreras hay una gran diferencia, y de ganar carreras a ser campeón hay otro paso”. Lo dice un ingeniero que ha tratado con varios pilotos que les faltó dar el último paso. Seguro que si Max Verstappen se centra cien por cien en ser profesional le irá muy bien en Fórmula 1, porque a talento, desde luego, que no le gana nadie. Su primer rival, su compañero de equipo, el que te da de comer, será español: Carlos Sainz.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados