Fútbol italiano

article title

Mattiello, un calvario sin fin

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El pasado 8 de marzo unas durísimas imágenes daban la vuelta al mundo del fútbol. Federico Mattiello, un joven lateral zurdo nacido menos de 20 años antes en Borgo a Mozzano, un pequeño pueblo a una veintena de kilómetros de la maravillosa Lucca, disputaba su tercer partido con el Chievo Verona.

Apenas llevaba un mes en el equipo clivense. Esa misma temporada ya había comenzado a entrar de manera continua en las convocatorias de la Juventus. Sus buenas actuaciones en la cantera del equipo bianconero, al que llegó con 14 años, y con las selecciones inferiores de Italia, unido a las lesiones de Asamoah, le dieron un hueco en la libreta de Massimiliano Allegri. El joven lateral, atrevido en ataque y dúctil para jugar y cumplir en defensa en ambas bandas, llegó a disputar un par de partidos con la Juve antes de ser cedido al Chievo.

Entonces llegó la desgracia. En su segundo partido como titular jugando por el flanco derecho, tras una gran prestación contra el Milan, su esplendoroso futuro pareció romperse en pedazos. Una entrada criminal del mediocampista de la Roma Radja Nainggolan le produjo una horrible fractura expuesta de tibia y peroné. Evidentemente, su primera temporada en la élite no pudo terminar de una manera más miserable.

 

Pese al larguísimo tiempo de recuperación que necesitaba, tanto Juventus como Chievo volvieron a confiar en él, que este verano renovó su cesión al club veronés. El 18 de octubre, más de siete meses después, Mattiello volvió a sentirse futbolista, al jugar como titular en Marassi contra el Genoa, disputando de manera aceptable el partido entero e incluso realizando una asistencia.

Sin embargo, el calvario no tiene fin para Federico. En un entrenamiento, Mattiello sufrió un fuerte golpe en el tobillo que le ha producido una nueva fractura en la tibia operada. El futbolista estará otros tres mesws de baja, sin duda un nuevo duro golpe psicológico para un jugador  en el que la Juventus confiaba para su futuro más próximo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados