Miscelánea

article title

Matthews y Evans triunfan en el caos de Montecassino

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – Observando el transcurso de los 237 kilómetros previos en la jornada más larga de esta edición del Giro d'Italia, nadie podía prever la que se organizó a falta de diez para la meta, a punto de llegar al pie de la tendida ascensión a la abadía de Montecassino. Pero una vez más, la lluvia volvió a hacer acto de presencia -no se ha perdido ninguna etapa hasta ahora- y esta vez con horribles consecuencias para algunos y geniales para otros mediante una caída.

Neutralizada la larguísima fuga que protagonizaron los italianos Bandiera, Fedi y Zardini y el colombiano Torres, el pelotón marchaba a gran velocidad en el acercamiento al último repecho. Con la calzada muy mojada, esta se convirtió como tantas veces en Italia en una pista de patinaje. En una recta, Brajkovic sufrió una durísima caída contra el guardarail en la que le acompañaron una decena tras tocar la manilla del freno. Y unos pocos metros más adelante, en una rotonda, fueron bastantes más quienes se fueron al suelo. Giampaolo Caruso fue el peor parado, inmóvil en el suelo, aunque consciente, y tuvo que ser trasladado en ambulancia. Y con él Joaquím Rodríguez, que ha perdido todas sus opciones en la general -llegó a casi 8 minutos-, Scarponi, Roche, Majka, Amador, Vicioso, Pirazzi, Ludvigsson o Tuft entre tantos otros.

Quedaron en cabeza apenas una decena de corredores. Los más beneficiados, Cadel Evans y el líder Michael Matthews, ambos con varios compañeros, además de Rabottini y Wellens como invitados de lujo. Por detrás, a cerca de un minuto -al final llegaron a 49 segundos- el grupo del resto de favoritos, Quintana, Urán, Pozzovivo, Rolland, Duarte, Kiserlovski, Ulissi o Basso, tirando como podían y quemando a los pocos gregarios que les quedaban. El excepcional trabajo de Steve Morabito para Evans permitió mantener la distancia.

Michael Matthews, que aguantó de manera encomiable el ataque final de Evans, ganó sin grandes dificultades el limitado sprint con la maglia rosa, y todavía mantiene 21 segundos sobre el australiano en la general para defender el liderato. El propio Evans, que además consiguió otros 8 segundos de bonificación, amplía muchísimo la distancia respecto al resto de favoritos de cara a la próximas llegadas en alta montaña y una contrarreloj larga que puede beneficiarle todavía más.

Mañana, sin embargo, etapa de transición de nuevo sobre los 200 kilómetros hasta Foligno, en el interior, en la región de la Umbria, para enlazar con las dos grandes etapas apenínicas del fin de semana.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados