Fichajes Inglaterra

article title

Más vale tarde que nunca, lo mejor del DeadLine Day

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Paco LÓPEZ – La mayoría intenta solucionar sus problemas con tiempo pero al final sólo unos pocos agraciados se libran de hacer todo a última hora. El fútbol es el mejor ejemplo para comprobar esta realidad. Las prisas ya han demostrado ser pésimas consejeras pero quien más y quien menos busca dar un último golpe de efecto a su mercado de fichajes. En esta vorágine de contratos que van y vienen, la Premier League se lleva el gato al agua. El 'Deadline Day' se convierte en un disfrute para el espectador y un sinvivir para los directivos. Un grupo de conjuntos han salido muy reforzados de este día señalado del verano.

El Everton más lógico

Buen sabor de boca. Se ingresa más del doble de lo gastado y, pese a la pérdida de un despistado pero buen Fellaini, se traen futbolistas más del estilo de Bob. Gareth Barry (cedido) y James McCarthy (€15.3m), al margen del precio, son medios de control y visión, lejos del empuje de la etapa de Moyes. A todo esto hay que sumar la cesión de Lukaku, él es la suma del remate de Jelavic y la asociación y físico de Koné, más la marcha de Anichebe, que ni estaba ni se le esperaba.

El sueño del Crystal Palace cobra fuerza

Jugadores jóvenes que vienen de temporadas muy grises y con la obligación de demostrar su valía o jugar en equipos Championship. La defensa añade al prometedor central jamaicano, Mariappa, al que le faltó contundencia en su etapa en el Reading. Para la medular al siempre esperado Barry Bannan, el escocés es capaz de dominar partidos con su zurda (filtrando pases o con envíos largos) pero adolece de personalidad cuando le presionan. Por último, para el ataque suman a Cameron Jerome y Jimmy Kebé: Físico, polivalencia, buenas cifras goleadoras, rapidez y regate pero incapaces de mantener su nivel durante tres partidos seguidos. Fichajes para muchos puestos débiles y más opciones para un banquillo que era muy corto.

La nueva base del Liverpool

El verano parecía dramático para Anfield, su máxima estrella tenía pie y medio fuera y los fichajes eran de un perfil distinto al demandado para el Top4. El último día dejó claro que Rodgers duda bastante de Skrtel-Touré-Agger y las llegadas de Sakho e Ilori, pese a ser caras, dan unos cimientos muy sólidos a través de los cuales crecer. Más la cesión de Víctor Moses, que no brilla pero equilibra defensivamente y empuja como el que más en el último tercio.

Nuevos récords, mismo plan

El sello Steve Clarke es el máximo argumento para el WBA. Eso está más que claro, da igual que los siete millones por Anichebe o los mismos por Sessègnon supongan un nuevo techo para la entidad en el mercado de fichajes. Mucha mordiente a un ataque que consigue más físico (su plan de presión constante así lo requiere) y gana un media punta con capacidad para paliar las bajas cifras anotadoras de los puntos. Más la cesión de Amalfitano en busca de reencontrarse consigo tras un año en el ostracismo. Nuevas piezas ofensivas, nuevos récords pero misma idea que obedecer.

Pocos pero necesitados

El último grupo destacado no destaca por la cantidad pero sí por cubrir sus mayores flaquezas. Los mancunianos: United y City. Ambos se han llevado el premio a menor previsión del verano: Marouane Fellaini hace poco más de un mes costaba siete millones menos y Martín Demichelis estaba sin equipo en julio. Ahora han llegado para ser el compañero del solitario Carrick y para apuntalar la defensa, respectivamente.

Más vale tarde que nunca y el último día de mercado nos ha dejado operaciones muy buenas y equipos que tienen más cerca sus objetivos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados