Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Maroune Fellaini, el ‘esbirro’ de José Mourinho

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El centrocampista belga salió lesionado del último partido con los también llamados diablos rojos. La selección dirigida por Roberto Martínez “requirió” de sus servicios pese a estar ya con molestias previas a un encuentro donde no se jugaba absolutamente nada, pies el pase al Mundial de Rusia 2018 ya estaba cerrado.

Maroune Fellaini, centrocampista de 29 años (cumplirá 30 en noviembre) nacido en Ettberck, y de ascendencia marroquí, llegó al Manchester United de la mano de David Moyes en el verano de 2013, siendo el único fichaje realizado por el técnico escocés cuando sustituyó a Sir Alex Ferguson. Una transferencia que siempre se ha catalogado de sorprendente por el enorme desembolso -alrededor de 30M de Libras- en un jugador siempre criticado. Sin embargo, y pese a haberse ganado una gran cantidad de haters, Maroune Fellaini también se ha ganado durante estos años el papel de importante dentro del equipo. Si en algo coinciden David Moyes, Louis Van Gaal y José Mourinho, es en que el belga tiene que permanecer en el equipo.

No es fácil ser Maroune Fellaini, el ex mediocentro del Everton es observado con lupa cada jornada por una grandísima cantidad de fans y periodistas que están deseando que falle para recordárselo. Una mala acción conlleva un mes de palos y mofas, dejando de lado todas las buenas acciones realizadas. No solo los hinchas neutros o de equipos rivales, sino también aficionados del Manchester United que año tras año se preguntan por qué el espigado peludo sigue en el equipo, pese a la potencia económica en la que se ha convertido la entidad de Old Trafford. En verano, “Fella” estuvo muy cerca de salir rumbo a Turquía, pero el propio José Mourinho frenó en seco el fichaje tachándolo de intransferible. El técnico luso justificó su decisión con palabras que ya hemos escuchado más de una vez. El último en alabar al belga fue Nemanja Matic, asegurando que Fellaini es uno de los jugadores más trabajadores de la plantilla, y un ejemplo de esfuerzo para todos dentro del vestuario. Además, el serbio comentó que no entendía las continuas críticas en torno a la figura de un Maroune, que siempre ha hecho oídos sordos y se ha centrado en trabajar y crecer.

Getty Images

 

Pero, ¿por qué Maroune Fellaini es tan imprescindible para José Mourinho?

Es verdad, Fellaini no es un pelotero, no es Andrea Pirlo, tampoco es Redondo. Es Maroune Fellaini, ni nada más, ni nada menos. Un futbolista poco estético, pero muy laborioso. Poco fino, pero muy duro, más resolutivo que creador de fantasía. Uno de esos que odias como rival, pero amas como compañero. A lo largo de su carrera como red devil, Maroune ha ocupado todas las posiciones desde el centro del campo, hasta la delantera. En un 4-2-3-1 con Wayne Rooney no quedaba claro quién era la figura del “9” y, la sensación, era que el belga era el que debía juntarse con los centrales. Con un estilo singular, Fellaini se ha abierto paso a base de sacar codos y planchar balones con ese colchón viscolatex al que le llama pecho.

La lesión, en principio, le dejará sin disputar los próximos cuatro partidos, dos de liga (Liverpool y Huddersfield), uno de Carabao Cup (Swansea) y uno de Champions League (Benfica). Es decir, José Mourinho perdería a un jugador que ha disputado, hasta la fecha, 420 minutos repartidos en ocho encuentros. Solo se ha perdido el encuentro ante el CSKA (molestias físicas), Stoke City (molestias físicas) y el duelo de la Copa de la Liga ante el Burton Albion donde José Mourinho le dio descanso. En otras palabras, The Special One ha empleado al belga siempre que ha podido. En comparación con los dos hombres que optan a sustituirlo, Michael Carrick y Ander Herrera, Fellaini solo acumula 37 minutos menos que ambos jugadores.

El técnico luso ha encontrado en Fellaini la máquina robótica de absorción de órdenes y ejecución inmediata, casi como un arma futbolística a la que tanto le pides que defienda un balón aéreo, como suba a rematar los centros de Marcus Rashford. Ese es Maroune Fellaini, un futbolista de los que ya no quedan, de los que le gusta tirarse al barro en plancha con tal de recuperar el balón y entregárselo a los que saben manejarlo con delicadeza. Un jugador imprescindible en el equipo, tanto dentro como fuera del terreno de juego, y al que José Mourinho tendrá ahora que buscar sustituto.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados