Polideportivo

article title

Mario Mola, el heredero

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Desde 2008, el triatlón mundial ha estado dominado de manera autoritaria por tres personas: el español Javier Gómez Noya (cinco títulos mundiales, cuatro platas y un bronce mundiales y plata olímpica), y los hermanos británicos Alistair (dos oros olímpicos y dos títulos mundiales) y Jonathan Brownlee (un título mundial, tres platas y un bronce mundiales y un bronce y una plata olímpicas).

Otro español, Mario Mola, ha sido el encargado de romper esta tiranía. Nacido en 1990 en Palma de Mallorca, Mola se acaba de proclamar campeón del mundo por segunda vez consecutiva, tras ser el mejor en el combinado de las nueve Series Mundiales que coronan al mejor triatleta.

La progresión de Mola, que se inició en el triatlón con 15 años, ha sido ideal. A la sombra de Gómez Noya y los Brownlee hasta ahora, consiguió su primer triunfo en las Series Mundiales en Londres en 2014 y fue podio en 2013 -tercero-, 2014, y 2015 -segundo- antes de explotar definitivamente en 2016: se llevó el título mundial tras vencer en Abu Dhabi, Gold Coast, Yokohama y Hamburgo.

Esta temporada, Mario Mola repitió triunfos en Gold Coast y Yokohama y añadió los de Hamburgo y Edmonton, todos en distancia sprint -más corta- salvo la carrera en Japón, de distancia olímpica. En la carrera definitiva en Rotterdam, Mario Mola administró a la perfección su ventaja para, con un tercer puesto, asegurarse el triunfo.

Con Alistair Brownlee centrado en los Iron Man y Jonathan Brownlee lejos de su mejor nivel -fue sexto en el Mundial-, los grandes rivales de Mario Mola son españoles: el propio Gómez Noya, su predecesor, sigue en gran forma a sus 34 años y fue segundo en el campeonato tras vencer dos pruebas; y Fernando Alarza, de 26 años, que fue tercero el año pasado y esta temporada volvió a rozar el podio.

Mario Mola lidera el relevo en el triatlón mundial, con la aparición de otros nuevos nombres como el noruego Kristian Blummenfelt o los sudafricanos Henri Schoeman o Richard Murray. Y el reto del mallorquín será dominar el triatlón mundial como lo hizo Gómez Noya y, dentro de tres años, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados