Fútbol inglés

article title

Marcos Alonso, soluciones para Conte

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No es casualidad ni capricho que en las últimas horas del mercado Conte sólo pusiese su mirada en la Serie A que tan bien conoce. Y el fichaje de Marcos Alonso por el Chelsea demuestra en ese sentido, que el técnico italiano sabía muy bien qué buscaba: variantes, compromiso táctico, valor añadido y primer nivel. En definitiva, soluciones.

Desde que Marcos Alonso abandonó el Real Madrid en 2010 sin hacer ruido y con un sólo partido con el primer equipo para irse al Bolton, su crecimiento ha sido constante, especialmente en sus dos últimas temporadas en la Fiorentina a las órdenes de Montella y Paulo Sousa en las que ha ganado mucho en cuanto a confianza, equilibrio, responsabilidad táctica, intensidad bien encauzada y entendimiento del juego en ambas fases dentro de una estructura totalmente asociativa. Llegando a sentar por el camino a todo un símbolo en Florencia como era el capitán Pasqual tras llegar al Franchi como una pieza secundaria e incluso, ser cedido por el camino al Sunderland.

Marcos Alonso representa la atención pulcra en las dos direcciones en las que debe moverse todo lateral. Es uno de los más completos y balanceados de su demarcación a nivel europeo tras su paso por el exigente Calcio donde ha alcanzado la élite de su posición a base de crecer y mejorar, a golpes de aprendizaje y de la mano de su pasado como central, cuyo bagaje también le ha servido para su maduración y para hacer de sus hechuras una ventaja en las labores defensivas desde banda izquierda. En definitiva, para dominar su zona, imponer sus ritmos y evitar errores individuales pretéritos.

523896932

La llegada de Marcos Alonso al Chelsea es una gran noticia para Antonio Conte. El lateral español le va a ofrecer desde el primer día al exentrenador de la Juventus y de Italia una cohesión entre líneas de la que no anda precisamente sobrado y unas enormes posibilidades de movimientos y variantes, también con el partido en curso, por su capacidad para llegar y estar en cada ataque y para asumir dos roles y convertirlos en cuatro demarcaciones: central zurdo de emergencia en línea de cuatro -la posición en la que menos medido está-, central zurdo en línea de tres, lateral al uso y carrilero.

Alonso es ese mismo tipo de lateral que el Chelsea ha homologado con sus ya compañeros Azpilicueta e Ivanovic. Una garantía a nivel defensivo, con capacidad para el choque, con dominio del juego aéreo y con voluntad permanente para ayudar al equipo pero con una diferencia muy importante a favor del madrileño: su gracilidad con la pelota en los pies, tanto en conducción como en sus desdobles e incorporaciones, es notablemente superior a pesar de no tener tampoco un gran reprís.

De su técnica, de sus trazos elegantes y erguidos, de su buena salida desde atrás y de su valiosa polivalencia es de lo que se servirá para imponerse como titular en un equipo que ya ha dejado claro que su sector predilecto es el mismo que el suyo, el izquierdo, donde Hazard se mueve como pez en el agua para erigirse en cada partido en el hilo conductor de todo el frente de ataque blue y donde asimismo, Diego Costa siempre se deja ver en sus ya típicas y efectivas caídas a banda.

520211028

Por tanto, la salida se encaminará siempre o casi siempre hacia ahí desde los primeros pasos. Y Marcos Alonso es el mejor lateral del equipo para combinar todos estos elementos gracias a sus superiores capacidades técnicas y a su mayor facilidad para estar más alto, alcanzando o situándose por momentos en la línea de los mediapuntas como una opción más de pase válida y útil como receptor y también como emisor. Unas aptitudes óptimas para el circuito asociativo que ha tenido que grabar a fuego hasta la interiorización para elevar su rendimiento en Florencia hasta las cotas actuales.

Y es que, pese a no ser un lateral eléctrico, Marcos Alonso sí mide muy bien los tiempos, lo que sumado a su buen pie para el pase permitirá al Chelsea que Hazard se tome incluso más libertades en zonas interiores. En ese sentido, el fichaje de David Luiz se entiende de la misma forma, que no es otra la necesidad de mejorar la salida e imponer un bloque más elevado para aumentar la presión al rival sin que haga perder empaque al equipo en la retaguardia. Aunque está por ver cómo podrían funcionar dos jugadores de tanta vehemencia para ir hacia delante jugando juntos en la misma zona en defensa de cuatro efectivos.

Leer más: El Real Madrid gana en el traspaso de Marcos Alonso

En los primeros compases de la temporada se ha visto a un Chelsea efectivo y ordenado, con un dominio posicional muy claro pero abusando quizá en ocasiones de la salida directa hacia Hazard o Diego Costa debido a que Kanté no es en absoluto un organizador ni un distribuidor y a las dificultades de Matic para darle velocidad a la acción. Con Marcos Alonso, que ya conoce de sobra los ritmos Premier y que se readaptará a ellos fácilmente, Conte gana una estación intermedia, con nervio y tino para la fluidez asociativa en ese sector izquierdo que el técnico ha decidido dotar de todo el peso desde el primer día, con William al otro costado como encargado principal de los desmarques de ruptura.

596252584

Con la llegada de Marcos Alonso a Londres, el Chelsea gana además un jugador con gran centro por abajo, con valentía para armar el disparo, con pausa para la asociación en ataques posicionales y con sentido de profundidad y con visión para dotar de verticalidad cuando el equipo trata de cruzar la divisoria. No en vano, fue el lateral zurdo de la pasada Serie A con un mayor número de pases clave por partido solamente por detrás de todo un prodigio técnico para la demarcación como el juventino Alex Sandro.

Su facilidad para subir con balón en carrera es muy llamativa y permite una vía de fuga hacia el gol con red de seguridad debido a su mentalidad y concentración permanentes que tanto ha pulido en Italia. Marcos Alonso es un lateral que no gana demasiado por puro individualismo, que necesita apoyos para ser punzante y generar caminos colectivos, que resulta más agresivo cuando desdobla o llega en carrera y que puede sufrir para incidir ante presiones altas, aunque no se pone nervioso con el balón ni lo rifa, pero siempre va a ser una solución abierta para un Chelsea que ya ha dejado ver su énfasis por la horizontalidad en ataques posicionales a la espera de una diagonal decisiva que Marcos Alonso también está capacitado para dar continuidad o para convertirla en ocasión de gol si la pelota le llega en ventaja.

518877916

Además de todo ello, Alonso abre un abanico de posibilidades tácticas. Sin ir más lejos, su sapiencia para ejercer de carrilero en defensa de cinco, supone una opción para instalar una doble punta en el ataque -muy frecuente en el manual de estilo de Antonio Conte- formada por Diego Costa y Batshuayi, no sólo para momentos puntuales en la recta final de un partido sino para contextos específicos desde el primer minuto del encuentro.

Con su fichaje el Chelsea gana en aprovechamiento de los espacios, en fuelle para controlar ambas áreas al unísono, elevar la presión y potenciar por tanto la recuperación en campo contrario, en verticalidad y profundidad mientras se mantiene igual de bien equilibrado y compensado, en técnica para las transiciones y Conte, por su parte, suma a la causa a un soldado más, un hombre plenamente familiarizado con el rigor y el vasto arsenal táctico que un maestro italiano como su nuevo míster requiere y exige dentro de un iniciático 4-1-4-1 que convierte sobre la marcha en un 4-2-3-1 o un 4-3-3 a tenor de las necesidades y el posicionamiento defensivo u ofensivo y al que seguirá añadiendo modificaciones, con su predilecto 3-5-2 siempre en la recámara.

Olvidado constatemente por la selección española, el objetivo de Marcos Alonso con su llegada a uno de los mejores clubes del continente es, según sus propias palabras, convertirse en uno de los mejores laterales izquierdos del mundo. La meta de ser uno de los mejores de toda la Serie A en su puesto cuando muy pocos apostaban por su triunfo, ya la lleva escrita en negrita en su actualizado currículum.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados