Fútbol italiano

article title

Marcos Alonso, el nieto-hijo se hace hombre

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Imagínense el salón de los Alonso y viendo fútbol, pocos señores de los que trotan por los campos han vivido más que lo que este salón concierne. Abuelo y padre fueron futbolistas profesionales. Marcos Alonso Imaz, el abuelo del joven fue conocido por Marquitos, central aguerrido del primer Madrid que escribió la historia. Recordado por aquel gol histórico frente al Stade Reims en la legendaria final del 56, arrancando desde su campo hasta llegar al área rival forzó el empate para luego conseguir la primera Copa de Europa de la historia del Real, de seguido y sin parar, vinieron cuatro más. Junto a Héctor Rial, Alfredo Di Stéfano, Ferenc Puskás, Paco Gento y compañía.

 

Su hijo Marcos Alonso Peña y padre del otro Marcos seguiría los pasos de su padre por diferentes clubes de España pero donde se dio a conocer y tuvo uno de sus mejores momentos como futbolistas fue con la camiseta del máximo rival.  En 1983, en la final de Copa del Rey frente al Real Madrid, el F.C.Barcelona ganó gracias a un gol en el último minuto, la firma de éste la llevaba Alonso, delantero culé.

CcaLEdEW8AAnJXG

Y tras estos dos, nació el tercero, Marcos Alonso Mendoza. El joven tiene más parecido al abuelo, no sabemos en el físico pero sí en las ideas, defensa pero con proyección ofensiva sin ofender al padre, se ha ganado un hueco en la Fiorentina de Paulo Sousa. Permaneció en la cantera del Madrid, hasta su breve paso por Inglaterra antes de desembarcar en Florencia. Tras un primer periodo de adaptación jugó seis meses cedido en el Sunderland, antes de volver definitivamente al club toscano en 2014, en el que ya es titular indiscutible.

Versatilidad rebosa y peligro aporta. Ha jugado de central, de interior, de lateral y carrilero. La Fiorentina es el equipo de toda la Serie A con mayor posesión de balón y esto permite al español ser una constante en cada partido por el carril izquierdo. La banda es suya, arriba y abajo. Cumple con creces en todos los costados. La semana pasada fue noticia al protagonizar un minuto curioso. En el partido frente al Napoli anotó el 1-0 local en favor de los firenzes y segundos más tarde, en un mal despeje servía en bandeja el 1-1 a Gonzalo Higuaín quien solo tuvo que empujar el balón al fondo de la red. Pese a ello, pocos fallos se le achican a su dorsal, su actuación frente al Napoli fue de lo más positivo. Volvió loco a Hysaj y Callejón tuvo que apoyar durante todo el partido para no dejar solo al lateral frente al peligro de Alonso.

Su aportación ofensiva es constante en cada partido y en Florencia aún se asombran de la no llamada de la nacional tanto para Alonso como para Borja Valero. Una Fiorentina repleta de jugadores españoles donde militan Joan Verdú, Borja Valero y el exjugador del Atlético Madrid Mario Suárez junto a Marcos Alonso, el nieto-hijo que se hace hombre en el mismo camino que sus antecedentes. Lo que une el fútbol no lo separa ni el hombre.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados