Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Marco Verratti, el niño precoz

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Era 2008 y pocos seguidores del Pescara Calcio S.p.A. podían imaginar todo lo que les iba a suceder en los tres siguientes años. El Pescara deambulaba por la Lega Pro italiana sin un rumbo claro, la directiva decidió cambiar el nombre oficial del club, que pasaría a llamarse Delfino Pescara 1936, y aparecería la mejor generación de jugadores de la historia del club.

Giuseppe Galdersi no será recordado como el mejor jugador de la historia de la Serie A. Durante quince temporadas defendió los colores de muchos equipos italianos en la máxima categoría, algunos de postín: Juventus, Milán o Lazio. No era decisivo, pero era hombre de equipo. Como entrenador no estaba teniendo tanta suerte. Iba rebotando de equipo en equipo, siempre en divisiones muy bajas. Hasta que le fichó el Pescara e hizo debutar a un tal Marco Verratti.

 

 

El Pescara de Verratti

Marco Verratti tenía 16 años cuando debutó en un partido oficial con el Pescara. Poco a poco se fue haciendo importante y para la temporada 2010/2011, con 18 años, ya era una de los hombres importantes en el centro del campo. En esta campaña, el entrenador era Eusebio Luca Di Francesco, actual técnico del Sassuolo de Serie A.

Di Francesco abandonó el club con destino Lecce, en el sur de Italia. Al Pescara llegaría Zdenek Zeman, el técnico que devolvería al Pescara a la máxima categoría del fútbol italiano tras 20 años. Era la temporada 2011/2012 y Verratti lideraba al equipo junto con Lorenzo Insigne y Ciro Immobile. El actual jugador del Borussia Dortmund acabó aquella campaña como capocannoniere de la Serie B, ayudado, en gran parte, por las 9 asistencias que repartió Marco Verratti.

El fútbol de élite

Aquella temporada no pasó desapercibida para uno de los grandes equipos de Europa. El PSG, con dinero fresco, ofreció 12 millones por Verratti, que en 2012 tenía 20 años, y el conjunto italiano no tuvo opción y aceptó la oferta. Sorprende que ningún conjunto italiano se hiciera con sus servicios y tuviera que emigrar a la Ligue 1 francesa.

En París es el líder del centro del campo desde la primera temporada, donde ya jugó 27 encuentros de Liga y otros 9 en la máxima competición europea de clubes. Esa continuidad, que aún se mantiene, es la que le ha hecho crecer futbolísticamente.

 

 

La Nazionale

Era el verano de 2012 y Prandelli, técnico de la Selección Nacional Italiana, realizó un lista previa a la Eurocopa de 2012. La lista estaba compuesta por 32 jugadores y en ella estaba Marco Verratti. Finalmente, la inexperiencia de Verratti, que solo llevaba un año jugando al máximo nivel, hizo que no entrase en esa convocatoria. Si consiguió entrar en el europeo Sub-21 que se disputaba ese mismo verano y en el que llevó a Italia a una final que perdería con España.

Su debut oficial con la Selección se produjo contra Inglaterra en agosto de 2012. Era un amistoso y entró en el minuto 60 sustituyendo a Alessandro Diamanti. Desde entonces es un fijo en las convocatorias, y su peso cada vez es más importante. Todo hace indicar que será el recambio perfecto para Andrea Pirlo, aunque también tiene cualidades defensivas para poder suplir a Daniele de Rossi. El futuro de Italia dependerá, en gran medida, del fútbol de Marco Verratti. Para no variar, los locos bajitos siguen mandando en el mundo del fútbol.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados