Fútbol italiano

article title

Marco Borriello no jura amor eterno

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Con un buen saco años lo que para unos está acabado, otros está empezando. Jugador de idas y venidas, sin tiempo para el casamiento, dejó su semilla y voló. Trotamundos del balón. Su agitada carrera le ha permitido conocer diferentes ciudades, equipos y filosofías de todo tipo. Un liberal del amor, rebelde sin causa que cuando parecía que fraguaba una bonita historia de amor, hizo las maletas en busca de una nuevo aventura.

 

Para Marco Borriello, con los 34 recién cumplidos, esto solo ha hecho que empezar. El afamado bomber italiano que lleva unos días en Ibiza pasando las vacaciones, entrenándose y retransmitiendo sus carreras (solo o acompañado) a través de las redes sociales, seguirá un año más su prolífica carrera en la Serie A. Este martes está previsto que el delantero italiano de 34 años llegue a Cerdeña.

El napolitano ha recorrido toda Italia en busca de acomodo. Solo el West Ham y en calidad de cedido pudo retenerlo un par de meses lejos de las fronteras. En Italia, Juventus, Génoa, Roma, Carpi o Atalanta han sido los últimos destinos del delantero de 33 años. En total, sumada su llegada a Cerdeña, ha vestido hasta 13 camisetas diferentes. Solo una menos que otro infiel en esto del Calcio, Mauricio Pinilla, jugador de Atalanta, quién sabe por cuanto tiempo, y el mítico Luca Toni, quién lidera esta lista con hasta 15 movimientos a lo largo de su carrera.

En sus inicios, Marco Borriello cantera del Milan, fue a préstamo a varios equipos ante la falta de minutos en el club lombardo. Entre ellos el Treviso Youth, Triestina, Treviso, Empoli, Reggina, Sampdoria, Treviso, Génoa y Roma. Más de 10 años a préstamo por varios equipos de Italia hasta que finalmente el conjunto de la capital, la Roma se hiciera con sus servicios tras depositar 10 millones por su traspaso. 

 

Desde su llegada a la capital en la temporada 2011/2012 y durante los próximos tres años que perteneciera a la Roma, el jugador volvería a viajar por toda Italia en busca de minutos. Primero fue la Juventus quién llamó la puerta y se hizo con los servicios del jugador, más tarde Genoa y por último, West Ham. Única aventura del jugador lejos de tierras italianas aunque no fuera por más de 6 meses al este de Londres en el West Ham inglés. En la temporada 2014/15 llegó libre al Genoa. Desde entonces Carpi, Atalanta y parece que Cerdeña han sido sus últimos destinos. Como en el amor, Marco y el balón son buenos amigos pero no juran amor eterno ni por nada ni por nadie. Necesitan conocer, vivir y jugar. Killer por donde lo mires.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados