Entrevistas

article title

Marco Asensio y el insulto al fútbol

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Corría el mes de diciembre de 2014 cuando llegaba a casa un balón oficial de La Liga firmado por la plantilla del Real Mallorca. Un premio de un valor simbólico por encima del económico. O quizás no. Desde el momento en que gané aquel esférico en Futmondo, fui consciente de que vendría autografiado por alguien cuyo futuro estaría lleno de éxitos. Aquel balón llevaba la rúbrica de Marco Asensio.

Marco Asensio Willemsen fue seleccionado en el once de plata de Fútbol Draft de 2015 como uno de los 22 mejores futbolistas de cantera en España, y en 2016 ya estaba en el once de oro. Internacional en todas las categorías inferiores de la selección, la suya es la historia de un futbolista tocado por una varita mágica. En su debut con la sub-19 logra estrenarse como goleador y en el Europeo de la categoría hace doblete en semifinales ante Francia y es fundamental en la final, aportando una asistencia al título conquistado por la ‘rojita’. Ha transformado gol en cada una de las competiciones en las que ha debutado con el Real Madrid, y lo ha hecho además en su estreno en cada una de ellas. ¿Alguna duda de que es un jugador bendecido por los Dioses?

Sin embargo, como cualquier historia y como cualquier futbolista, Marco Asensio tiene unos orígenes. Actualmente, y ante un rendimiento tan impactante en cada aparición sobre el verde, el universo futbolístico se cuestiona si quizá no merecieran las exquisitas actuaciones del mallorquín una mayor recompensa en forma de continuidad. Y retomando ese regreso al pasado que nos planteamos, hay alguien que conoce dicha etapa, la personalidad y cualidades de Marco Asensio, y es que José Luis Oltra fue ese entrenador que hizo debutar al jovencísimo Marco Asensio en el fútbol profesional.

P. ¿Qué vio José Luis Oltra en Marco Asensio para hacerlo debutar con el primer equipo del Mallorca con sólo 17 años?

R.  “La verdad es que no creo que tenga demasiado mérito haberle hecho debutar. El demérito habría sido no hacerlo. Al final, cuando tienes un jugador de las cualidades de Marco, con ese talento natural, es fácil detectar que te encuentras ante un jugador importante”.

P. ¿Cuáles crees que son las cualidades que destacan en el jugador y que le hacen un jugador distinto?

R. “Cuando yo llegué a Mallorca, pronto me hablaron de Marco. Era la joya de la cantera y todos tenían puestas muchas esperanzas en el chico, en que explotara porque venía destacando y creciendo a un nivel altísimo. Él debutó con el equipo juvenil sin estar aún en edad de hacerlo. La técnica que tenía, la clase, la naturalidad para hacer fácil el fútbol que sólo tienen los que son elegidos para estar entre los grandes. Todo esto lo veías en Marco enseguida. Cuando lo subí a entrenar la primera vez con el primer equipo, jugadores como Aouate, Nunes o Martí, con el peso y la experiencia que tenían ya me decían ‘míster, a este chico lo tienes que traer ya aquí, es muy bueno’.

P. ¡Sólo tenía 17 años! ¿Cómo crees que afectó a Marco enfrentarse a un reto como aquel siendo tan extremadamente joven?

R. “Marco es cierto que es extremadamente maduro, siempre lo ha sido para su edad. Por sus circunstancias, con una familia muy bien estructurada y las propias características y vivencias personales, él tenía la capacidad para aceptar con naturalidad cualquier decisión. Tanto si le decía que iba a ser titular el domingo, como si le decía que iba convocado, como si en ocasiones le exponía que iría con el filial porque para el partido en cuestión entendía que necesitábamos a otros compañeros, Marco lo meditaba, lo analizaba y lo aceptaba y asimilaba de la mejor manera. Quizá si de algo puedo arrepentirme es de no haberle dado mayor continuidad, más oportunidades, por el hecho quizá de querer protegerle un poco por su edad. Él estaba preparado, pero yo no quería ‘quemarlo'”.

P. Quizá esta capacidad que nos cuentas del chico, puede explicar el rendimiento mostrado con el Real Madrid por Marco Asensio pese a la discontinuidad en sus apariciones.

R. “Es que es un jugador que tiene la cabeza muy bien amueblada. Marco es consciente del lugar en el que está, pero lo que es evidente es que ha aprovechado y lo seguirá haciendo cada oportunidad que le brinden. Siempre que juega, aporta muchas cosas buenas al Real Madrid, y creo que hasta ahora ha contribuido muy positivamente al rendimiento y a la progresión de su equipo. Estoy seguro, sin haber hablado con él sobre este tema, de que le gustaría jugar más, pero él acepta cada decisión y sigue trabajando para aprovechar cada ocasión que tenga. En ese sentido, es un jugador excepcional, lo pude comprobar cuando estuve con él y estoy convencido que seguirá siendo así”.

P. ¿Crees firmemente que Marco Asensio es un jugador destinado a poder triunfar en un equipo de la magnitud del Real Madrid?

R.  “Estamos hablando de un equipo como el Real Madrid, que necesita tener una plantilla conformada por grandes futbolistas y tener profundidad. Hay que tener en cuenta que en el equipo actualmente están el mejor Cristiano, el mejor Benzema, el mejor Bale… Pero es que además hay grandísimos futbolistas como Isco, Lucas Vázquez, James, todos ellos internacionales absolutos y jugadores de grandísima calidad. La competencia es máxima, pero Marco es un chaval joven, sólo tiene 21 años, y está demostrando que está capacitado sobradamente para pertenecer a esa plantilla y para aportar muchas cosas positivas al equipo a lo largo de la temporada, y es lo que está haciendo. Si podría tener más minutos o menos, es algo que siempre se puede plantear, pero yo creo que de momento el jugador está creciendo y siendo importante en un grandísimo club como el Madrid, lo que habla de su valor. Es esto lo que tiene que hacer, aprovechar sus minutos, porque su margen de mejora y progresión es enorme”.

 

P. Aparentemente, no destaca por sus cualidades físicas. Pero, ¿es sólo una apariencia, verdad?

R. “Cuando observas a un jugador con tanta calidad, con tanta clase y de características eminentemente ofensivas, puede parecer que físicamente es más débil. Marco tiene unas características físicas que igual no destacan, pero fijándose bien, terminas viendo que es un jugador generoso en el esfuerzo, con un tren inferior muy potente, que nunca para, que es generoso en la presión… Con la calidad que tiene, se podría conformar con las dos jugadas que destacan ofensivamente en el encuentro, pero no es así. Entiende muy bien el fútbol, y aunque pueda parecer que no roba muchos balones o no destaque por sus entradas, es un jugador que trabaja muy bien tácticamente y que también aporta mucho en este sentido.

P. Pero además de tener esas cualidades defensivas, ofensivamente también posee fortalezas en su fútbol basadas en el aspecto físico.

R. “Marco posee una gran resistencia, es bueno en velocidad, lo ha demostrado en más de una ocasión, a lo que une resistencia en carrera, lo que hace que su velocidad en la conducción del balón en carrera sea uno de sus puntos a destacar. Como decía anteriormente, al ser un jugador de una técnica y una calidad tan elevada, esto puede esconder sus capacidades físicas, pero si te fijas bien, verás aspectos como los que te he mencionado o el golpeo de balón desde larga distancia, disparos potentes que sólo pueden hacer ver que su musculatura también es uno de sus puntos fuertes”.

P. El debate está en la calle. Se ha llegado a escuchar que el hecho de que Asensio sólo tenga minutos para dar descanso a Bale o Benzema es un insulto al fútbol. ¿Cómo crees que afecta esto a Marco y qué futuro crees que espera a Marco?

R. “Teniendo en cuenta su juventud, el futuro de Marco está asegurado. Como te vengo contando, posee tantas virtudes innatas que unidas a una madurez impropia de su edad le están permitiendo crecer constantemente y ha demostrado con creces que es un jugador capacitado para triunfar en el Madrid. El futuro no lo puede conocer nadie, pienso que puede hacerlo, pero lo que está claro es que está capacitado para jugar en cualquier equipo de élite del mundo como titular. Es joven y debe seguir aprendiendo y creciendo y yo sí que creo que tiene futuro en su actual club, porque he tenido la oportunidad de conocerlo y sé que va a seguir trabajando para estar preparado para ello. Le guardo especial cariño, por todo, por su forma de ser, por su carácter… Sé que él también me lo guarda a mí, aunque estoy convencido de que no tuvo ningún mérito lo que hice, simplemente creo que estuve en el lugar y en el momento en el que Marco tenía que llegar a la élite”.

El primer entrenador a nivel profesional de la joven perla blanca, José Luis Oltra, nos ofrece las claves de la irrupción del prometedor jugador en el fútbol profesional, pero también aquellas que le permiten poseer capacidad para ofrecer el máximo rendimiento en cada aparición pese a su discontinuidad. Oltra se arrepiente de no haber aprovechado al máximo a Marco, consciente de la calidad de un chico al que trató de proteger al máximo, con la intención de no perjudicar su progresión. Su autógrafo permanece en mi balón, en aquel que gané en Futmondo. Ahora, es mi tesoro. Siempre lo fue. Esto no es un insulto al fútbol. Son los inicios de alguien destinado a triunfar. Ahora Marco ya ha llegado. Ya ha sido internacional absoluto. Ya juega en el Real Madrid. Ya deleita a la afición merengue. El futuro es de Marco Asensio. Marco Asensio es el futuro.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados