Fútbol Balcánico

article title

Marcelo Brozović, talento y llegada para el Inter

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Muchos son los talentos que el centenario club croata Dinamo de Zagreb ha pulido durante los últimos años. En un país en el que el nivel futbolístico no alcanza para albergar una gran liga, el objetivo de sus clubes punteros es la mejor formación de sus canteras y el acierto en sus fichajes prematuros para darles a estos una adecuada evolución y, así, poder mostrarlos en el escaparate europeo y venderlos al mejor postor. Nada insignificantes son las cantidades de ingresos que acumulan estos clubes, en especial el Dinamo de Zagreb, que cuenta con un bagaje estupendo en este “mundillo” de hacer crecer a jugadores para que luego triunfen fuera de Croacia.

No son pocos los jugadores que sirven como ejemplo de evolución en el club croata con más títulos de liga (16, teniendo en cuenta que la Pvra HNL -liga croata- se disputa desde 1992 debido a la separación de Croacia de la antigua Yugoslavia) para dar el salto a un equipo grande o medianamente grande de Europa. En las últimas cuatro temporadas, por ejemplo, hemos podido ver las salidas de Halilovic (al Barcelona), Vrsaljko (al Genoa -actualmente en el Sassuolo-), el joven delantero Kramaric (al Rijeka -ahora en el Leicester-), Jedvaj (a la Roma -en el Leverkusen actualmente-), Kovacic (al mismo Inter, ahora compañero de Brozović) o Badelj (al Hamburger -en la Fiore ahora-). Pero no solo en las últimas cuatro temporadas han habido salidas importantes del Dinamo, también algunos años atrás como la de Mandzukic (al Wolfsburg -ahora en el Atlético de Madrid-), Modric (al Tottenham -en el Real Madrid actualmente-) o Ivica Olic (al CSKA -para pasar después por el Bayern, el Wolfsburg y, actualmente, el Hamburger-).

Sin que quepa la menor duda de lo productivo que es el Dinamo de Zagreb, podemos confiar en que su última joven promesa, Marcelo Brozović, ha dado el primer paso para brillar en la Serie A italiana y quién sabe si también en la Europa League, competición en la que sigue vivo el Inter y tiene opciones a llegar alto o, si da la sorpresa y mejora su nivel competitivo, luchar por el título.

La principal característica de Brozović es, sin duda, su llegada desde segunda línea, que le ha ayudado a marcar numerosos goles. Siempre al acecho de un posible rechace o de una segunda jugada, siempre atento. Otra de las cualidades de este joven croata de 22 años es que sabe tanto dar asistencias como recibirlas; es un gran asistente, pero también es un buen goleador. Cuenta con numerosos goles de bellísima factura en su haber y su potente disparo ayuda también a esta faceta goleadora de Marcelo. No se lo piensa dos veces cuando tiene el balón en los pies en el borde del área y se encuentra sin la presión de un defensor, busca el tiro y la mayoría de las veces encuentra portería. También tiene talento para regatear, aunque no es una de sus habilidades más destacadas; a veces tira de calidad para zafarse de un defensor, aunque normalmente busca soltar el balón antes de que llegue el defensor.

El principal problema de este mediapunta llegador es que su contribución defensiva para el equipo es casi nula. No es un centrocampista que recupere balones, sino más bien los espera en el pie para iniciar contragolpes.

De Brozović espero que poco a poco evolucione en el Inter, intensifique sus cualidades y mejore sus debilidades, que se haga un hueco y consiga ser una pieza clave para el club de Milán. Si este chico con el ‘77’ en la espalda consigue cuajar en el club y comienza a demostrar que es uno de los jugadores jóvenes con más talento de Croacia, entonces todos los amantes del fútbol quedarán fascinados y no pasará desapercibido. Dadle tiempo a Marcelo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados